Tobillo o pie valgo

Definición

El pie valgo es un tipo de deformidad que se presenta en algunas personas, en la cual el retropié es el más afectado ya que se encuentra en posición de eversión. Este puede asociarse con otras alteraciones, ocasionando el pie talo valgo, pie plano valgo y el pie equino valgo.

Los pies son zonas distales de las piernas, que contribuyen activamente a la biomecánica de los miembros inferiores. Entonces cuando se producen deformidades y alteraciones congénitas en estas regiones, la persona puede presentar desde dolor hasta alteraciones en la marcha. Esas posiciones de los pies son conocidas como pie plano, valgo, pie cavo y equino.

"Es una deformidad que puede estar acompañado de pie plano, dedos en garra, dolor e inflamación en el arco plantar"

¿A quién afecta el pie valgo?

Puede afectar a niños y bebés que durante el embarazo tenían posiciones inadecuadas, también a aquellos que nacieron en posición podálica, y en situaciones en las que el útero se encontraba muy reducido.

Ahora bien, esas son causas que se analizan durante la infancia, pero en los adultos puede ser causado por alteraciones en músculos y ligamentos, que al estar afectados no cumplen su función de sostener el pie en su posición fisiológica.

¿Qué produce el pie valgo?

El pie tipo valgo puede ocasionar aparte de la eversión del talón, alteraciones musculares y cambios en el tono muscular. Así mismo, al ser observados desde la parte posterior, puede detallarse una leve curvatura, que se incrementa a la altura tobillo, y que se desvía de su eje natural.

¿Cuáles son las características del pie valgo?

Al igual que todas las deformidades de los pies, el tipo valgo presenta las siguientes características:

  • Tanto las estructuras rígidas como los tejidos blandos se encuentran presentes en la zona.
  • Pueden ocasionar alteraciones en diferentes articulaciones.
  • Puede presentar distintos grados de flexibilidad y rigidez.
  • El valgo no produce alteraciones en el arco plantar, pero si coloca en posición de eversión el talón.
  • En estos casos la parte posterior de los pies es lo que se altera, así que se puede observar colocando a la persona de pie con los tobillos paralelos.

¿Cómo tratar el pie valgo?

Generalmente al ser una deformidad leve, no necesita de un tratamiento especializado. Pero lo que si es importante es que al observar que los niños presentan alguna desviación en los ejes de los pies o en el arco plantar, deben ser llevados al médico, con la finalidad de evaluar el compromiso de las otras regiones anatómicas.

En los casos en el que pie además de presentar valgo, tienen una disminución en el arco plantar, como ocurre en el pie plano se recomienda el uso de plantillas ortopédicas y de ejercicios que buscan fortalecer los músculos y aumentar el arco plantar.

"Dependiendo de los problemas asociados, varía el tratamiento"

Otro factor a tener en cuenta en esta deformidad de pie, es que se recomienda la realización de ejercicios terapéuticos, con el fin único de evitar otras deformidades y alteraciones del pie. Esas patologías que pueden aparecer en conjunto el pie valgo, incluyen juanetes, dolor en la zona metatarsiana, Fascitis plantar y desviación de los dedos.

Cuando aparecen esas patologías asociadas, generalmente son visibles y ocasionan síntomas, que deben ser tratados a través de plantillas y otros ejercicios.

Pulse para mayor información sobre los juanetes y los dedos en garra.