Diagnóstico de la trocanteritis o bursistis trocantérea. Cómo saber si la padeces.

Publicidad
No hay votos
677
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Detrás del dolor difuso en el área de la cadera, al caminar, al sentarse, al levantarse o incluso de noche puede encontrarse una Trocanteritis o Bursitis Trocantérea. Si deseas conocer los signos, síntomas propios de ésta enfermedad y descartar otras posibles dolencias, préstale atención a la información que te expondremos aquí:

Conceptos de Base

¿Qué es la Bursitis Trocantérea?

En una enfermedad caracterizada por el daño a la bursa ubicada en el trocánter del fémur, el daño a la bursa es la causa del dolor de cadera o dolor en la ingle; los síntomas de ésta enfermedad se confunden con los de la osteoartritis de cadera (coxartrosis).

¿Cómo se produce la bursitis?

Primeramente, hay que entender un poco sobre la estructura inflamada ósea las bursas, éstas estructuras se encuentra en distintas articulaciones como la cadera, su función es redirigir la presión que se produce entre el hueso y otras estructuras como músculos, tendones o fascia y reducir la fricción resultante.

Las bursas naturalmente pueden compensar bien el estrés y la presión, sin embargo si el estrés se vuelve demasiado fuerte, pueden inflamarse. En este tipo de bursitis, se acumula más líquido sinovial en la bursa de lo que normalmente se acumula y esta inflamación presiona el tejido circundante y causa dolor. Además, ciertas enfermedades subyacentes como la mala alineación de la articulación de la cadera, la artritis reumatoide o la gota pueden favorecer la aparición de bursitis.

"Comúnmente la causa más común de bursitis son los patrones de movimiento uniformes y recurrentes los que irritan."

Comúnmente la causa más común de bursitis son los patrones de movimiento uniformes y recurrentes los que irritan estas estructuras. Por lo cual las personas que hacen deporte, son afectadas con mayor frecuencia por la bursitis en la articulación de la cadera.

Diagnóstico de la trocanteritis o bursitis trocantérea

Signos y Síntomas

  • Dolor por lo general agudo y punzante al inicio

Es reconocible por la presencia de dolor específico en el lateral de la cadera, que se tiene un inicio agudo y punzante. A menudo, el dolor también ocurre en el área de la musculatura que rodea la cadera.

  • Más general y continuó más adelante

A medida que vaya progresando la Trocanteritis es posible que el dolor sea más amplio y abarque más espacio que el afectado al inicio.

  • Dolor al:

Estar tumbado de costado, el dolor en el lateral de la cadera parece incrementar cuando se está acostado o decúbito lateral, también puede aparecer durante el apoyo estático unipodal o  hacerse presente  al sentarse, levantarse, ponerse de cuclillas, al caminar específicamente durante el inicio de la marcha puede sentirse dolor a un costado de la cadera, dependiendo del desarrollo de la bursitis el dolor puede expandirse e irradiarse a la pierna en forma descendente o puede expandirse e irradiarse a la pierna posteriormente hasta abarcar la región glútea.

  • Calor e inflamación e hipersensibilidad al tacto

En general, cualquier inflamación se caracteriza por los mismos signos: enrojecimiento, hinchazón y calentamiento del área afectada. Sin embargo, el foco de inflamación en la bursa de la articulación de la cadera se encuentra profundamente en el cuerpo debajo de los músculos, el tejido y la piel. Por lo tanto, la bursitis no es reconocible desde el exterior por los signos típicos de inflamación en el inicio de la enfermedad. A medida que vaya progresando es posible evidencia calor, inflamación sensibilidad al tacto en la región afectada.

  • Sensaciones parestésicas en zona lateral de la pierna

Si sigue progresando la inflamación la localización del dolor se va expandiendo llegando a abarcar la región lateral de la pierna.

¿Cómo lo detectamos?

El diagnóstico de una Trocanteritis o Bursitis Trocantérea es muy complejo ya que las presentaciones clínicas son variables y, a veces, no concluyentes. Para asegurarnos de diagnosticar la afección correcta, el examen debe seguir un enfoque gradual, que incluya antecedentes completos, inspección, palpación, evaluación de rango de movimiento y de estabilidad, valoración de fuerza en todos los planos y finalmente los estudios de imagen.

Siendo así, en un primer momento para establecer la presencia de una Trocanteritis o Bursitis Trocantérea se valora el estado funcional de cadera en donde se tiene en cuenta aspectos como la fuerza muscular, amplitud de movimiento y pruebas funcionales.

El dolor de las bursas puede detectarse por palpación, esta sera entre la zona proximal y distal a la cadera, de igual forma la fuerza muscular necesita ser probada para todos los grupos musculares que actúan sobre la articulación de la cadera, lo que puede evaluarse con una contracción resistida. La debilidad del abductor de la cadera es un hallazgo común y probar los abductores puede provocar dolor lateral en la cadera durante el examen.

"Se valora el estado funcional de cadera teniendo en cuenta aspectos como la fuerza muscular, amplitud de movimiento y pruebas funcionales. "

Otras pruebas pueden ayudarnos a diagnosticar una Trocanteritis tal como la prueba de Ober, en donde se pone en tensión la banda iliotibial y se verifica si la misma está relacionada o contribuye a la bursitis de cadera.

Si la valoración llevada a cabo no es concluyente se realiza una ecografía adicional; en este procedimiento de imagen, se visualiza la bursa de la cadera y se detecta inflamación y su causa. Estudios de éste tipo, así como la resonancia magnética pueden evidenciar una bursa inflamada, por su parte una radiografía muestra si ya se han formado calcificaciones en una bursa. 

 

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar