Vértigos o Mareos - Todo lo que necesitas saber

Publicidad

Esta es una magnífica colección de vídeos sobre los mareos o vértigos con todo tipo de explicaciones sobre sus causas, su tratamiento y su prevención.

Además te ofrecemos muchos ejercicios, masajes y estiramientos para que puedas ayudarte a mejorar estos vértigos.

(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Vértigos o Mareos - Todo lo que necesitas saber

Los mareos y vértigos pueden tener su origen en una alteración del oído, del cerebelo o de la visión; encargados todos ellos de mantener el equilibrio corporal. Pero, con frecuencia, el problema en el oído y el cerebelo pueden ser por un problema de funcionamiento, por falta de riego sanguíneo que se ve disminuido por una irritación de la arteria vertebral a la altura de la nuca, por un bloqueo o rigidez entre el occipital, el atlas o la primera vértebra cervical y el axis o segunda vertebral cervical.

Causas de los vértigos cervicales

Como ya hemos destacado los vértigos o mareos se originan numerosas veces en la zona cervical debido a un bloqueo articular en la zona cervical alta con un estrangulamiento de la arteria vertebral y su consiguiente disminución del caudal sanguíneo que irriga al cerebelo.

Esto va a provocar que el cerebelo genere esta desagradable sensación de vértigo e inestabilidad.

¿Por qué se producen estos bloqueos en la zona de la nuca y cervicales?

La causa de esta rigidez en la mayoría de los casos se produce por uno aumento constante e involuntario de la tensión de los músculos de la nuca que a su vez se produce por una alteración de la vesícula biliar y que a su vez se produce por disgustos, amarguras y estrés. Por este motivo, el tratamiento debe de combinar la terapia manual sobre la zona cervical y sobre la nuca, con el tratamiento dietético y de plantas medicinales para mejorar la función de la vesícula biliar.

En el caso de los mareos y vértigos es muy importante y resolutivo de que el paciente sea consciente de que su problema cervical y de mareos y vértigos están vinculados o son consecuencia de situaciones de estrés, de disgustos y de amarguras.