¿Qué puedo hacer para solucionar mi dolor de hombro? Claves, consejos, tips y ejercicios

Publicidad
  • Imagen de Tomás Bonino
    Tomás Bonino
    Fisioterapeuta / Osteopatía estructural y ftp. deportiva
Promedio: 4.3 (11 votos)
1412
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Son miles los motivos que pueden ocasionar dolor en el hombro que es tan frecuente. Es por ello que sea cual fuere la causa, decidimos compartirte este vídeo en donde te brindaremos una serie de consejos, claves y ejercicios muy eficaces para que te permitas aliviar estas molestias de una manera muy segura y desde la comodidad de tu hogar.

El hombro

La articulación del hombro es una de las más móviles del cuerpo, esto la hace propensa a presentar diversas molestias, dolores o patologías. Además de esto, con frecuencia realizamos movimientos inadecuados que poco a poco van desgastando y maltratando las estructuras que componen la articulación, dando como consecuencia los dolores del hombro. Es necesario, en todo caso, que se realice un diagnostico en donde se precise la causa que desencadena el dolor de hombro. Sin embargo, una forma activa de contribuir a aliviar el dolor de hombro es realizar los ejercicios que te aconsejaremos en este vídeo.

Dolor de hombro ¿Cómo aliviarlo?

El hombro es una articulación bastante complicada. De hecho, a toda la articulación se le denomina complejo articular del hombro, por lo que siempre te recomendamos que en primera instancia acudas a tu profesional de salud de confianza, con la finalidad de conseguir un buen y adecuado diagnóstico.

Sin embargo, en este vídeo te compartimos este ejercicio que fundamentalmente tiene 2 objetivos:

  1. Aliviar los tejidos comprometidos.
  2. Tomar control de nuestro cuerpo para poder realmente mejorar nuestra salud.

Ejercicio 1

Para este ejercicio puedes trabajar un solo hombro o bien los dos si lo crees conveniente. Lo que harás es subir el hombro como si quisieras llevarlo al techo lo más que puedas, volver a la posición inicial y nuevamente bajar lo más posible. Sencillo pero muy efectivo.

Ejercicio 2

En este ejercicio es importante que mantengas la espalda recta y lleves el hombro hacia adelante lo más que puedas, vuelves al centro y luego hacia atrás.

  • El movimiento se realiza únicamente con el hombro. Cuidado de no mover la espalda intentando compensar el movimiento del hombro. La espalda se mantiene recta, solo ejecuta el movimiento el hombro.

Ejercicio 3

En este ejercicio haremos movimientos circulares o de circunduccion con el hombro. A mayor control y movilidad en toda la zona escapulohumeral, menor dolor habrá en el hombro.

Ejercicio 4

Este ejercicio lo realizaremos con la finalidad de estirar los músculos de la región del dorso. Seguro que te preguntarás ¿para qué? Sucede que para que puedas levantar el brazo, los músculos dorsales deben poder estirarse y así también le quitamos la necesidad de tanto esfuerzo a los músculos del hombro.

Para ello, nos apoyaremos de algún objeto alto y si no tenemos alguno, nos colocaremos de rodillas y utilizaremos el espaldar de una silla como apoyo. Lo que haremos es que con la mano contraria vamos a tomar toda la región de las costillas y movilizaremos todos los tejidos del área. También debemos agarrar el pecho, movilizarlo y hacerle unos masajitos para soltar toda esa musculatura hasta lograr ablandarlo.

Ejercicio 5

Para este ejercicio nuevamente reposaremos nuestra mano sobre alguna superficie que esté un poco alta (al nivel que toleremos para subir el brazo) y vamos a flexionar las rodillas para bajar lentamente y extender para subir. Todo esto con nuestras piernas, es decir, nuestro brazo no tiene porqué hacer nada. Poco a poco iremos girando un poco más hacia el brazo y de la misma forma alejarnos de él.

  • Este ejercicio es ideal para movilizar el hombro sin tener que mover el brazo activamente (lo cual podría generar dolor) sino que el movimiento realmente lo realizan nuestras piernas y el brazo se moviliza de manera pasiva.

Ejercicio 6

Para este ejercicio lo que haremos es abrir los brazos y luego auto abrazarnos lo máximo que nos sea posible. Regresamos a la posición inicial y al volver a hacer el auto abrazo cambiamos la posición de los brazos, es decir, el brazo que estaba arriba pasa para abajo y vicecersa.

Ejercicio 7

Este ejercicio por su parte, consistirá en buscar nuestras manos por detrás del cuerpo y entrelazar los dedos al tiempo que se mantienen los codos extendidos, pero manteniendo en todo momento la columna recta y abrir el pecho, de manera que logremos activar todos los músculos de la parte posterior de la espalda.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 4.3 (11 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar