Desequilibrio entre emociones, órganos…

Desequilibrio entre emociones, órganos…
arriba
Me gusta
9231
134
6
(h3) Punto grueso
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

“Yo me ocupare de ti…”, lo comentamos a menudo a nuestros seres queridos, pero demasiado a menudo nos olvidamos de decirlo a nosotros mismos, a pesar de la disponibilidad que tiene nuestro cuerpo de medios de acción eficaces para preservar la salud, tales como escuchar y la comprensión de sus mensajes, claros, pero a menudos ignorados. No le debemos prestar una atención indebida, la hipocondría está al acecho. Todo el mundo sabe que un organismo, para mantenerse saludable, tiene que alimentarse de forma adecuada, hacer mucha actividad física, pero sobre todo, aprender a aceptar y expresar las propias emociones para tener un rendimiento óptimo.

Las emociones toman forma dentro de nosotros, emociones que siempre tienen un impacto en el plano físico.

¿Cómo influyen las emociones en el cuerpo?

Si nos damos cuenta de que el cuerpo conserva en la memoria los traumas, podemos identificar, inmediatamente, las señales en el origen de una disfunción. Tales tensiones profundas pueden surgir y manifestarse en cualquier momento. Cuando nuestro estado emocional está alterado, perdemos la lucidez en el razonamiento; es entonces, cuando los órganos sufren las repercusiones de tales emociones (J.P. Barral 2005). Esto se debe a que los órganos están en estrecha relación con el sistema límbico gracias a la intervención del tálamo, conexión sensitiva en la comunicación cerebro, cuerpo y órganos.

Por ejemplo un hombre pierde su trabajo: un serio trauma psicológico, un estrés social. Después de un tiempo tiene dolores incesantes en el estómago, que no es capaz de conectar al trauma psicológico sufrido. Lo que ha pasado es: el cerebro ha recibido un mensaje negativo y para liberarse de él, lo reenvía, en este caso al estómago. Esta somatización provoca dolores y contracturas, debido a ello el cerebro recibe dos mensajes negativos: “he fallado en el trabajo” y “me duele el estómago, por lo tanto estoy enfermo”. Las dos informaciones se combinan y provocan fenómenos depresivos. Reflejos viscerales y comportamientos instintivos han tomado el relevo. Tratar el estómago ( sin tapar los síntomas) equivaldría a eliminar una de las dos informaciones negativas, permitiendo al individuo comprender y gestionar el estrés psicológico sufrido y a enfrentarlo racionalmente. Es así como las emociones “toman forma dentro de nosotros”. 

El aspecto visceral daña la emotividad y la emotividad daña el aspecto visceral (McEwens & Gianaros, 2010). También hay una jerarquía en la reactividad de los órganos según  la gravedad, la duración y de la intensidad del estrés. Las reacciones emocionales pueden ir desde simples espasmos de la vesícula biliar a la alteración de la respiración, reflujos, taquicardia, a síntomas más graves. El fenómeno desencadena la somatización, que nos permite mantenernos en un estado de buena salud mental, en la medida en que sigue siendo aceptable y no nos ponga en una condición de peligro. Afortunadamente somatizamos!

Según datos clínicos y científicos, la ansiedad y el sistema gastrointestinal están vinculados. Las personas que sufren  de problemas de ansiedad, tienen más probabilidades de agravar su patología gastro-intestinal o que desarrollen una, (Roy-Byrne 2008). La ansiedad se desencadena o empeora en caso de problemas intestinales (Banovic, Gilbert & Jacques, 2010), los problemas de ansiedad, provocan problemas digestivos inflamatorios (Savignac , 2011). Por lo tanto, el enlace bi direccional entre el cerebro y el intestino crea un círculo vicioso de mantenimiento y agravamiento de la inflamación visceral y del estado psicológico.

¿Cómo abordamos estas influencias emocionales desde la osteopatía?

La osteopatía utiliza las manipulaciones viscerales como parte de una vasta gama de acciones terapéuticas finalizadas para la restauración de un buen equilibrio psico-fisico para mejorar la movilidad del órgano y facilitar su función. Existen técnicas específicas para cada órgano. Mejorando la movilidad, la motricidad y  la motilidad  visceral, el osteópata consigue bloquear el círculo vicioso emoción-órgano-síntoma causa del desequilibrio pscico-fisico del paciente. Lo que es crucial, es darse cuenta de que nuestro cuerpo, en  su globalidad, conserva la memoria de situaciones estresantes, listo para despertar tan pronto como se presente o vuelva a presentarse la ocasión. Prueba de ello es la llamada “memoria del agua”. Según una investigación realizada por el Premio Nobel de medicina Luc Montagnier y el físico italiano Emilio Del Giudice, algunas secuencias de ADN pueden inducir señales electromagnéticas de baja frecuencia en soluciones acuosas muy diluidas, las cuales mantienen una “memoria” de las características del propio ADN. Gracias a este estudio, los investigadores explican cómo sería posible desarrollar sistemas de diagnostico, hasta ahora nunca diseñados, basados en la propiedad informativa del agua biológica presente en el cuerpo humano. Esta investigación confirma, por lo tanto la presencia  de una “memoria corporal” que debe ser escuchada y interpretada para evitar la radicalización del trauma  y las inevitables  consecuencias patológicas, y la osteopatía es uno de los medios que pueden ayudar a identificar y a reducir tales consecuencias.

comentarios (6)

Comentario

Imagen de Takeshi- Centro de terapias naturales
Takeshi- Centro de terapias naturales

He leido todo sobre este hombre, cosa que me gustaria que hicieras tu en profundidad. Estamos hablando de un investigador a quien nunca le ha hecho falta callarse adelante a nadie y menos adelante de una industria farmacologica que quieria manipular sus investigaciones por ir encontra de sus intereses economicos....pero es igual este no es el debate , te vuelvo a decir que yo no estoy preparado por no tener la formacion academica necesaria para poder decir lo que tu afirmas, te vuelvo a preguntar si tu la tienes o si tu formacion se acerca a la de este señor . Pero lo que no te admito que yo me burlo con este articulo por haber sacado este parrafo de mi profesion que es la OSTEOPATIA ...y todo para haberme hecho eco de las investigaciones de alguien a quien le coincidieron un Nobel y esto es lo que he puesto.. ”. Según una investigación realizada por el Premio Nobel de medicina Luc Montagnier y el físico italiano Emilio Del Giudice, algunas secuencias de ADN pueden inducir señales electromagnéticas de baja frecuencia en soluciones acuosas muy diluidas, las cuales mantienen una “memoria” de las características del propio ADN. Gracias a este estudio, los investigadores explican cómo sería posible desarrollar sistemas de diagnostico, hasta ahora nunca diseñados, basados en la propiedad informativa del agua biológica presente en el cuerpo humano.

Comentario

Imagen de Takeshi- Centro de terapias naturales
Takeshi- Centro de terapias naturales

Perdona simplemente me he hecho eco de una investigación hecha por alguien a quien le han entregado un premio Nobel, no estamos hablando de un tonto cualquiera, yo llevo muchos años como osteopata ( 23) y me considero un buen osteopata y con una muy buena formacion y sinceramente no me veo capacitado (ni de lejos) para considerar a esta persona como un charlatan ..mi pregunta es: tu tienes una formacion parecida a la suya? Has estudiado su investigación? , tienes la formacion academica y el nivel de ese investigador ? Si es así me gustaria aprender de ti porque tendrias una formacion que ya me gustaria tener para mi.

Comentario

Imagen de jklñ
jklñ

El premio Nobel se lo dieron por un trabajo en conjunto con Barré-Sinoussi por el descubrimiento del VIH (también recibió el Príncipe de Asturias por esto), nada tiene que ver con ningún estudio sobre la memoria de moléculas inorgánicas como la del agua, e, importantísimo, se lo concedieron en el 2008 antes de perder la cabeza no se olvide, después de esto, abandonó toda investigación en virología y prefirió vivir de la “financiación” privada. Busca en internet, no te resultará difícil encontrar las críticas que en el mundo médico y científico levantan sus fantasías desde entonces; es revelador curiosear dónde publica y quién financia su cruzada homeopática (la mayor multinacional de productos homeopáticos le tiene en nómina, oh la lá, resulta que es de origen francés…). Te invito si quieres a estudiar sus delirios que estoy seguro no necesitaran ayuda para revelársete desacreditados.

Comentario

Imagen de Takeshi- Centro de terapias naturales
Takeshi- Centro de terapias naturales

Fijate que con esto que te he escrito no digo ni que es cierto lo que dice ni que no lo sea, simplemente digo que yo no tengo esa formacion ,soy ignorante en esa materia, pero por lo menos en mi humildad te puedo asegurar que si un premio Nobel dice algo yo estaré siempre muy atento a lo que dice, el y cualquiera como el....

Comentario

Imagen de Takeshi- Centro de terapias naturales
Takeshi- Centro de terapias naturales

Siento que mi articulo no te haya gustado ... intentare mejorar el siguiente y gracias por tu comentario.

Comentario

Imagen de jklñ
jklñ

Estaba leyendo esto con cierto interés hasta que llegué al último párrafo y quedé ojiplático con lo de la memoria del agua, ése es el principio de la homeopatía y por la que supuestamente (esa memoria) la homeopatía cura. Éste en un campo muy nuevo en el que abundan los milagros asombrosos y más aun los charlatanes y oportunistas, por favor, seamos esceptico ante todo, más aun ante temas demasiados novedosos. por más veces que leo el último párrafo no le encuentro el sentido lógico a ninguna de sus frases y asociaciones, mezcla demasiadas cosas todas muy distintas para lograr a costa de la osteopatía cierta legitimidad a la ridícula "teoría" de la memoria del agua y la cura de enfermedades con ella. Me parece una tremenda burla de la osteopatía, no aparece la palabra pero lo que se dice es algo así como que, gracias a la "memoria del agua" (la homeopatía) también puede ser una terapia alternativa para afecciones en visceras (iguala osteopatía a homeopatía) y, si me apuras, también es indicada para problemas emocionales. Por articulos así el ministerio de sanidad califica la osteopatía como pseudociencia y no es mejor considerada, desde nuestro mundillo deberíamos ser críticos y no permitir el intrusismo de las pseudociencias de moda. Escepticismo y pensamiento crítico, si no somos sinceros y rigurosos con nuestra propia disciplina la osteopatía nunca conseguirá el reconocimiento que merece.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar