El enemigo del fisioculturismo y la musculación: Tendinitis

El enemigo del fisioculturismo y la musculación: Tendinitis
arriba
Me gusta
12403
206
5
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Cuando entrenamos en el gimnasio con una cierta intensidad, a la larga si no se tienen ciertas precauciones pueden aparecer lesiones que nos van a complicar tanto el entrenamiento en sí como nuestra salud y calidad de vida. En el mundo del fisioculturismo o musculación, los deportistas que lo practican se van a encontrar con un gran enemigo: la TENDINITIS. ¿Por qué sucede ésto?

¿Por qué sucede la tendinitis?

Haciendo un recordatorio anatómico, el sistema músculo-esquelético está compuesto por diversos elementos, que le dan integridad y funcionalidad. Por un lado, las estructuras óseas (HUESOS) constituyen el sostén del organismo, y mediante las articulaciones generan palancas para favorecer el movimiento. Los MÚSCULOS van a generar la energía para dicho movimiento. Una tercera estructura, los TENDONES, serán los encargados de hacer la transmisión de la fuerza del paquete muscular al óseo. Es en esta unión donde se va a producir el conflicto, veamos por qué.

Durante el entrenamiento muscular, sobre todo cuando es de alta intensidad, los tendones sufren un alto impacto debido al sumatorio de fuerzas que se generan. Los músculos son estructuras mejores vascularizadas ( llega más sangre) por lo que tienen una mayor capacidad de crecimiento y sobre todo de recuperación ( recordamos que al llegar más sangre se favorece el metabolismo y la retirada de sustancias de desecho). Fruto de esta tensión mantenida, y sobre todo en zonas específicas de conflicto, el tendón se va a inflamar como mecanismo reflejo. Si bajo esta inflamación, continuamos el entrenamiento, ésta se mantendrá en el tiempo y aparecerán las complicaciones.

Además, con el paso del tiempo, los componentes del tendón, como son la elastina y las fibras de colágeno, van a perder sus propiedades fisiológicas, por lo que tendrán una peor capacidad de adaptación y funcionamiento. 

Existen ciertas zonas donde la predisposición a la inflamación. Mencionemos algunas de ellas:

Manguito de los rotadores

Sí, los culturistas conocen muy bien este nombre, ya que les da muchos problemas. La mayoría de ellos tienen una tendencia de desarrollar mucho la musculatura tanto pectoral como dorsal. Ambos son un rotador interno del húmero, lo que predispone a un cierre del espacio subacromial y una mayor posibilidad de compresión tendinosa. Además, puede sufrir en la ejecución de ejercicios donde el hombro adopte una mala postura, como las aperturas con mancuernas por ejemplo. 

Epicóndilo

La musculatura que constituye lo que denominamos antebrazo es una musculatura que sufre mucho en todos los entrenamientos musculares. Recordemos que es una flexora/ extensora del codo, y que además estabiliza al realizar otros ejercicios, como son los jalones ( tirones) o empujones. Esto que quiere decir. Pues que por ejemplo, al hacer dominadas, vamos a realizar un fuerte trabajo de la musculatura del antebrazo, que a veces no está adaptada a dicho esfuerzo, y se va a inflamar. Además, solemos olvidar este músculo en nuestra rutina de entrenamiento. ¡ ERROR!

Rodilla 

Rotuliano, Pata de ganso, Poplíteo: Los culturistas de verdad lo sufren. Aquellos que entrenan fuerte las piernas van a sufrir problemas de rodillas, ya sea por una mala praxis del ejercicio, o por un exceso de kilaje. 

Trucos que podemos hacer

Pues bueno, en esto de las tendinitis abrimos un abanico de posibilidades muy amplias.

  1. Lo primero que hay que tener en cuenta es que necesitamos un hígado en buen funcionamiento, ya que será el encargado de eliminar las toxinas que haya en sangre. Es por ello que una dieta baja en grasas, y no consumir tóxicos ayudará.
  2. Bajo mi experiencia, algo que funciona muy bien es la aplicación de criocinética, es decir, frió y movimiento. Aplicaremos en la zona del tendón inflamado un masaje en círculos con un cubo de hielo durante aproximadamente un minuto. Luego realizaremos movimientos activos durante dos minutos. Repetiremos el proceso tres veces. Esto provocará un aumento del metabolismo y una retirada de catabolitos y sustancias de desecho.
  3. Además, unos buenos estiramientos mejorará la flexibilidad de los componentes tendinosos mencionados anteriormente, y favorecerá la eliminación de toxinas. También será importante aprender una buena ergonomía y ejecución de los ejercicios del gimnasio. No hay que hacer las cosas a lo loco!!!!
  4. En caso de  que la tendinitis sea bastante aguda, unos días de reposo vendrán bastante bien, no hay que forzar la máquina. 

Ver comentarios (5)

Imagen de Victor Martinez
Victor Martinez

EXCELENTE.

Imagen de Ismael Romero
Ismael Romero

Muchísimas gracias amigo! Agradezco enormemente que dediquéis tiempo a leer nuestros artículos.

Avatar

Me voy a tomar un momento para agradecerte la información, porque sinceramente creo que a muchísima gente (como es mi caso) le resulta extremadamente útil toda la información que comparten por este medio. Me dedico al fisicoculturismo y esta es una de las páginas que sigo hace mucho tiempo y tenía guardado este artículo. Muchisimas gracias por compartir tantos conocientos y con tan poco reconocimiento. Seguro que como yo somos muchos los beneficiados. Gracias.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar