Errores más frecuentes a la hora de entrenar o realizar una actividad física

Errores más frecuentes a la hora de entrenar o realizar una actividad física
arriba
Me gusta
18112
112
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

No soy de los que considera que para entrenar hay que hacerlo siempre con un entrenador o que para comer hay que hacerlo pautado por un nutricionista. Esto no es o no debería ser tan complicado como para no poder hacer nada sin un profesional que nos lo paute todo. Y es que para entrenar o ponerse en forma, lo podemos hacer de muchas formas, dependiendo de :

  • Nuestro objetivo concreto

  • De los días que podamos entrenar

  • Del lugar de entreno

  • Del material del que disponemos

  • Del tiempo que dispongamos

  • Del tipo de entrenamiento que más nos guste

O sea, que no hay una forma única para ponerse en forma. Podemos correr, nadar, ir en bici, podemos estar 1 hora e ir a ritmo medio o hacer series de intensidad, podemos trabajar con pesas, con máquinas, con nuestro propio cuerpo, al aire libre, 5 días a la semana, 2 días... y todo nos puede funcionar. En fin, que muy mal se nos tienen que dar las cosas, como para hacerlo todo mal.

Pero como todo en este mundo, nadie ha nacido sabiendo. Y la experiencia es un grado; quien lleve un tiempo entrenando por su cuenta, seguro que algo habrá aprendido. Pero hoy día, con la cantidad de información que tenemos a nuestro alcance (gracias principalmente a las nuevas tecnologías), podemos acceder a cualquier saber. No tenemos excusa. Cualquiera puede entrenarse con una mínima formación básica. Pero aún así, no sería raro que nos equivocáramos o que aún pensando que lo hacemos todo bien, no veamos los resultados que nos gustaría.

Errores o equivocaciones más frecuentes al entrenar.

Es normal que muchas veces cometamos errores cuando estamos entrenando por nuestra cuenta, lo importante es darnos cuenta de ellos y corregirlos. A continuación te mencionaré los errores o equivocaciones más frecuentes al entrenar:

Intensidad en el entrenamiento

Para mí la intensidad es una variable clave. Y tanto podemos pecar por exceso como por defecto de ello. Pero para empezar, uno de los principales errores de la gente es entrenar siempre a la misma intensidad. El cuerpo se adapta a lo que le demos. Si siempre corremos 1 hora al mismo ritmo, el cuerpo se adapta a ese estímulo, gana eficiencia, pero cada vez quema menos.

El cuerpo mejora en base a pequeños desequilibrios (progresivos). Intentaré un día correr algo más rápido, otro día más lento, otro día de forma interválica (series), otro día levantando más peso, otro día menos peso, otro día haciendo ejercicios multiarticulares, otro día con ejercicios analíticos... En definitiva, “obligaré” a mi cuerpo a que tenga que adaptarse continuamente a diferentes estímulos (intensidades)

El cuerpo tiene que descansar

Y aquí tenemos otro error: no descansar lo suficiente. Tenemos mucho afán en querer ponernos en forma, llevamos mucho tiempo sin hacer nada y nos vamos de un extremo a otro. Entrenamos cada día y sin parar. Y ello desembocará en un sobreentrenamiento.

El sobreentrenamiento más allá de provocar que no mejoremos, además nos puede provocar algún tipo de lesión. Un sobreentrenamiento grave, nos puede llevar más de 6 meses de “rehabilitación”. De hecho es con el descanso cuando el cuerpo procesa aquello que le damos en los entrenamientos. Si alterno bien la carga de trabajo (intensidad) y descanso cuando toque, veremos resultados y sin lesionarnos.

Ojo con la técnica

Da igual si hacemos pesas, corremos, vamos en bici, nadamos..., pero cada una de de estas disciplinas tiene una técnica. Yo no soy un puritano de ella, pero sí que debemos fijarnos un poco en ella simplemente por un tema no ya de eficiencia en sí sino de prevención de lesiones.

Aquí no queremos competir ni ser los mejores del mundo corriendo o nadando, pero si practicamos algunas de estas disciplinas deberíamos intentar hacerlo con la máxima seguridad para nuestro organismo. No pasa nada por hacer un ejercicio mal ejecutado un día, pero si a lo largo de las semanas, meses, años, estoy haciendo algo mal, eso me terminará por repercutir en forma de lesión.

Nadar es muy bueno, pero a lo mejor por un lado estamos mejorando en un aspecto, pero por otro estoy fraguando una lesión. ¿Quién no se ha lesionado levantando pesas o corriendo? Si hemos decidido entrenar y hacerlo de forma habitual no estaría de más, asegurarse de ejecutar correctamente los diferentes ejercicios y disciplinas.

3 errores a tener en cuenta para no lesionarnos en nuestro entreno

Para evitar lesionarnos debemos tener en cuenta (por lo mínimo) los siguientes puntos:

  • Intensidad

  • Descanso entre entrenos

  • Técnica de ejecución.

Obviamente hay muchos más, pero empezando por aquí tendremos mucho ganado.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar