Uñas negras. ¿Cómo prevenirlas?

Publicidad
Uñas negras. ¿Cómo prevenirlas?
No hay votos
12678
176
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La uña negra, es una lesión que hace que el dedo del pie se ennegrezca por debajo de la uña. Se produce por la formación de un coágulo de sangre bajo la misma, y cuya extensión puede variar. Aunque este cambio de coloración también puede ser causado por hongos, o uña encarnada, en este artículo vamos hablar de cuando se produce por hacer ejercicios que ejerzan presión sobre los pies, por eso también se conoce como dedo del corredor o dedo de tenista.

Síntomas de las uñas negras

El principal síntoma es una zona negra o roja oscura bajo la uña del dedo del pie, normalmente en el primer o segundo dedo. También estará dolorida y caliente, especialmente bajo presión, y aunque no es una lesión de pronóstico grave, en algunos casos si es molesta, llegando incluso a impedir el apoyo del pie.
Conforme vaya cicatrizando, la uña del dedo del pie puede soltarse y caerse.

Causas de las uñas negras

La uña negra está provocada por sangrado debajo de la uña. Esto puede deberse a;

  • Aplastamiento del dedo
  • Calzado que siente mal, especialmente cuando es corto ó la puntera es demasiado estrecha, de modo que se ejerce una presión continua por el roce de la zapatilla.
  • Correr cuesta abajo ó parar repentinamente.
  • Uñas de los pies demasiado largas o deformadas.

La uña negra cicatrizará lentamente sin tratamiento. Después de unos pocos días, el dolor comenzará a remitir. Entonces se puede volver a correr y a practicar deportes.
Si duele mucho, puede ser necesario que salga la sangre que se está acumulando debajo de la uña.

Prevención y recomendaciones

Para evitar la aparición de estas uñas, se siguen una serie de cuidados y recomendaciones;

  • Mantener las uñas de los pies bien cuidadas.
  • Llevar calzado que se ajuste al pie y asegurarse especialmente de que deje suficiente espacio alrededor de los dedos.
  • Plantearse modificar la ruta utilizada para correr, con el fin de aliviar la presión que soportan los pies.
  • Llevar calcetines, si normalmente no se llevan.
  • Ignorar la uña negra. Cambie de calzado para que no vuelva a producirse.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments