Artrosis lumbar

Artrosis lumbar

La artrosis lumbar es la degeneración de los cartílagos de las articulaciones de la columna lumbar. Debido al aumento del sedentarismo en la población, se ha vuelto una patología bastante común. Su tratamiento fisioterapéutico se enfoca en la disminución de sus síntomas.
Artrosis lumbar

Artrosis lumbar

La artrosis lumbar es una patología con gran incidencia dentro de la sociedad actual, esto debido a que frecuentemente las personas suelen llevar un estilo de vida sedentario, con muy poca actividad física, además de malos hábitos posturales, movimientos mal ejecutados, etc. que hacen más propensa a nuestra columna a sufrir cambios degenerativos importantes. 

¿Qué es la artrosis lumbar? 

La artrosis lumbar es una enfermedad que se produce como consecuencia de la degeneración o desgaste de las articulaciones de la columna vertebral a nivel de la zona lumbar, tomando en cuenta que esta es la región de la columna en donde recae la mayor carga. La artrosis al ser una enfermedad degenerativa se va produciendo de manera progresiva, sin embargo, si no se cuida a tiempo, puede llegar a volverse una enfermedad bastante dolorosa, molesta y limitante. 

¿Cuáles son los síntomas de la artrosis lumbar?

Los síntomas de la artrosis lumbar son variados, sin embargo, uno de los más característicos es la presencia de dolor, que puede variar en su intensidad dependiendo del grado de la enfermedad. Además de esto, otros de los síntomas que se pueden presentar, son:

  • Dolor que aparece tras el movimiento de la zona.
  • Rigidez articular.
  • Pesadez a nivel de la columna lumbar.
  • Limitación de la movilidad.
  • Dolor que mejora con el reposo.
  • Molestias a nivel de la zona lumbar.

Sin embargo, en ciertos casos la artrosis lumbar puede presentarse de manera asintomática, es decir, sin presentar ningún síntoma que demuestre que se encuentra en presencia de esta enfermedad.

¿Cómo se diagnostica la artrosis lumbar?

El diagnóstico de la artrosis lumbar se realiza una vez que el paciente ha acudido a consulta con su médico de cabecera y este tras una evaluación física y realización de una anamnesis, ha determinado que es posible estar en presencia de una artrosis lumbar. Por lo tanto, el doctor indicará al paciente la realización de pruebas diagnósticas complementarias como: rayos X y resonancia magnética (en caso de que se encuentre relacionada a la presencia de hernias discales) pero en este caso no sería para determinar la artrosis lumbar sino la hernia asociada. 

¿Cuál es el tratamiento a realizar en caso de artrosis lumbar?

Ante la presencia de artrosis lumbar se pueden emplear 2 tipos de tratamientos, el médico y el tratamiento fisioterapéutico. Es importante destacar que la artrosis lumbar no posee una cura, sin embargo, se pueden tomar medidas para evitar su progresión y preservar la calidad de vida e independencia del paciente. 

Tratamiento médico de la artrosis lumbar 

En cuanto al tratamiento médico de la artrosis lumbar el médico indicará la ingesta de analgésicos para tratar el dolor y además inflamatorios no esteroideos e incluso en algunos casos, relajantes musculares. Para la artrosis lumbar la intervención quirúrgica no suele ser una opción sino en casos de artrosis sumamente avanzadas en el  tiempo, que resultan incapacitantes y muy dolorosas para el paciente.

Tratamiento fisioterapéutico de la artrosis lumbar 

En cuanto al tratamiento fisioterapéutico de la artrosis lumbar, será necesaria la aplicación de diversas técnicas que le brinden al paciente disminución del dolor, cese de la progresión de la enfermedad y mantención de la independencia y calidad de vida. Para esto, el fisioterapeuta, tras una evaluación física del paciente y una anamnesis, determinará entre las pautas que mencionaremos a continuación, cuál es la más indicada para emplear en su paciente. Ya que, a pesar de que en general varias personas pueden presentar una misma enfermedad, cada paciente se trata de manera individual y personalizada, debido a que no todos presentan los mismos síntomas, ni en la misma frecuencia e intensidad. 

Es importante realizar movilizaciones de la zona, ya que debemos recordar que nuestras articulaciones son como una bisagra que necesitan estar lubricadas para funcionar adecuadamente. El movimiento, es la acción que estimula la producción de sustancias que a manera de ejemplo, podemos decir, que hacen que nuestras articulaciones se encuentren “lubricadas”, evitando los dolores y las molestias.

La masoterapia es una técnica ideal de tratamiento, ya que contribuye a la relajación y liberación de tensiones y cargas presentes en la musculatura implicada, aliviando de la misma manera el dolor y favoreciendo a la movilidad de la zona. 

Para el tratamiento de la artrosis lumbar también es importante la realización de estiramientos musculares que contribuyan a mantener la flexibilidad y movilidad de la zona. 

Se deben realizar en caso de artrosis lumbar ciertos ejercicios específicos que promuevan la movilidad adecuada de la región lumbar de la columna.

Es necesario realizar con el paciente un trabajo de reeducación postural, además de enseñarle cómo realizar de manera adecuada ciertos movimientos que forman parte de la vida cotidiana. Ya que muchas veces los movimientos repetitivos mal ejecutados, suelen ser una de las principales causas de aparición de artrosis lumbar. 

También se puede aplicar electroterapia analgésica para el alivio del dolor. 

Artrosis lumbar