Lesiones más frecuentes del disco intervertebral

Lesiones más frecuentes del disco intervertebral
Promedio: 5 (3 votos)
35610
146
2
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Cuando nos hacemos mayores la artrosis o desgaste de nuestras vértebras es un proceso normal e inevitable.

Junto con ese desgaste te pueden decir que tienes este o este otro signo, lesión o desgaste. Te explicamos en esta infografía las distintas etapas de éste proceso.

Disco intervertebral

El disco intervertebral son unas estructuras que se encuentran interpuestas entre cada vertebral, separándolas unas de otras, permitiendo la movilidad entre ellas y además manteniéndolas unidas. 

El disco intervertebral tiene distintas funciones y estas son:

  • Amortiguar para evitar lesiones de la columna vertebral
  • Distribuir las cargas generadas en la columna vertebral
  • Como se mencionó anteriormente, el disco intervertebral funciona como medio de unión entre las vértebras

​​El disco intervertebral además presenta ciertas características las cuales serán explicadas a continuación. 

Características de un disco intervertebral normal

Un disco intervertebral está compuesto por:

  • Una parte central llamada núcleo pulposo. El núcleo pulposo es una sustancia gelatinosa transparente. El núcleo pulposo contiene fibras de colágeno y células parecidas a las que producen el cartílago en otras articulaciones del cuerpo. No hay nervios ni vasos sanguíneos en el interior del núcleo, sin embargo recibe gracias a las cargas que soporta y a través de su periferia oxígeno y nutrientes.
  • Una parte periférica llamada anillo fibroso. El anillo fibroso está conformado por una sucesión de capas muy fibrosas concéntricas que se encuentran en contacto con el núcleo. El núcleo pulposo entonces se encuentra “encerrado”  por el anillo fibroso, ya que impide cualquier exteriorización de la sustancia del núcleo.

El disco intervertebral hace que las articulaciones de la columna sean altamente congruentes. Además, tiene la función de amortiguar y distribuir las cargas de la columna de manera uniforme, además de estabilizar el movimiento de las vértebras.

Disco intervertebral deshidratado 

El disco vertebral está compuesto en su mayoría por agua (el núcleo pulposo es aproximadamente un 88% agua). Con el paso de los años el núcleo se seca, pierde agua y elastina a la vez que aumenta su composición en colágeno. Las láminas del anillo se engrosan, y van disminuyendo su grosor hasta que desaparecen. Un disco vertebral con éstas características va perdiendo poco a poco su capacidad de amortiguar y distribuir fuerzas, y a menudo desarrollan fisuras y cavidades (lesiones que generan muchas molestias en la espalda).

Protrusión del disco intervertebral 

Una protrusión discal es cuando algunas de las capas del anillo fibroso se rompen, de modo que el núcleo pulposo comienza a salir por esas roturas de los anillos. Este escape de núcleo pulposo sólo produce un abultamiento del disco vertebral. Es común que a partir de los 30 o 40 años aparezcan las protrusiones discales, pero hay que tener en cuenta que las protrusiones no generan ningún síntoma. Es importante tenerlas en cuenta, porque son una señal de alarma y se debe de tener más cuidado con la espalda, pero no producen patologías.

Protrusión de disco o discal. Qué es, causas, síntomas y tratamiento.

La protrusión discal es un inicio de hernia discal que aún no ha terminado de romper el anillo fibroso. Te explicamos en este video que es cuáles son sus causas sus síntomas que ofrecemos una orientación para el tratamiento en fisioterapia.

Hernia discal

Una hernia discal ocurre cuando todo o parte del núcleo pulposo es forzado a pasar a través de una fisura o alguna parte débil del disco y sale. Al salir puede comprimir una raíz nerviosa, o peor aún romperse. A diferencia de la protrusión sí produce dolor, debido a la compresión nerviosa.

Disco intervertebral desgastado 

Un disco vertebral a medida que se degenera pierde la organización normal de sus fibras de colágeno y poco a poco sus componentes. Además, el disco vertebral se va calcificando. La degeneración de estas estructuras y la calcificación dificulta el intercambio de metabolitos del núcleo, y si adicionamos la disminución de la calidad y cantidad de células debido al envejecimiento el disco se vuelve más frágil.

Disco degenerado con osteofitos 

Los osteofitos son crecimientos anormales de hueso. Es muy común observar éstos crecimientos óseos en los estados avanzados de degeneración de los discos. No se sabe el mecanismo exacto por el cual aparecen. Los osteofitos y la disminución de la altura del disco sugieren rigidez completa del segmento vertebral, y favorecen la compresión de raíces nerviosas y otras patologías.

Junto con ese desgaste te pueden decir que tienes este o este otro signo, lesión o desgaste. Te explicamos en esta infografía las distintas etapas de éste proceso.

Características de un disco intervertebral normal

Un disco intervertebral está compuesto por:

  • Una parte central llamada núcleo pulposo. El núcleo pulposo es una sustancia gelatinosa transparente. El núcleo pulposo contiene fibras de colágeno y células parecidas a las que producen el cartílago en otras articulaciones del cuerpo. No hay nervios ni vasos sanguíneos en el interior del núcleo, sin embargo recibe gracias a las cargas que soporta y a través de su periferia oxígeno y nutrientes.
  • Una parte periférica llamada anillo fibroso. El anillo fibroso está conformado por una sucesión de capas muy fibrosas concéntricas que se encuentran en contacto con el núcleo. El núcleo pulposo entonces se encuentra “encerrado”  por el anillo fibroso, ya que impide cualquier exteriorización de la sustancia del núcleo.

El disco intervertebral hace que las articulaciones de la columna sean altamente congruentes. Además, tiene la función de amortiguar y distribuir las cargas de la columna de manera uniforme, además de estabilizar el movimiento de las vértebras.

Disco intervertebral deshidratado 

El disco vertebral está compuesto en su mayoría por agua (el núcleo pulposo es aproximadamente un 88% agua). Con el paso de los años el núcleo se seca, pierde agua y elastina a la vez que aumenta su composición en colágeno. Las láminas del anillo se engrosan, y van disminuyendo su grosor hasta que desaparecen. Un disco vertebral con éstas características va perdiendo poco a poco su capacidad de amortiguar y distribuir fuerzas, y a menudo desarrollan fisuras y cavidades (lesiones que generan muchas molestias en la espalda).

Protrusión del disco intervertebral 

Una protrusión discal es cuando algunas de las capas del anillo fibroso se rompen, de modo que el núcleo pulposo comienza a salir por esas roturas de los anillos. Este escape de núcleo pulposo sólo produce un abultamiento del disco vertebral. Es común que a partir de los 30 o 40 años aparezcan las protrusiones discales, pero hay que tener en cuenta que las protrusiones no generan ningún síntoma. Es importante tenerlas en cuenta, porque son una señal de alarma y se debe de tener más cuidado con la espalda, pero no producen patologías.

Protrusión de disco o discal. Qué es, causas, síntomas y tratamiento.

La protrusión discal es un inicio de hernia discal que aún no ha terminado de romper el anillo fibroso. Te explicamos en este video que es cuáles son sus causas sus síntomas que ofrecemos una orientación para el tratamiento en fisioterapia.

Hernia discal

Una hernia discal ocurre cuando todo o parte del núcleo pulposo es forzado a pasar a través de una fisura o alguna parte débil del disco y sale. Al salir puede comprimir una raíz nerviosa, o peor aún romperse. A diferencia de la protrusión sí produce dolor, debido a la compresión nerviosa.

Disco intervertebral desgastado 

Un disco vertebral a medida que se degenera pierde la organización normal de sus fibras de colágeno y poco a poco sus componentes. Además, el disco vertebral se va calcificando. La degeneración de estas estructuras y la calcificación dificulta el intercambio de metabolitos del núcleo, y si adicionamos la disminución de la calidad y cantidad de células debido al envejecimiento el disco se vuelve más frágil.

Disco degenerado con osteofitos 

Los osteofitos son crecimientos anormales de hueso. Es muy común observar éstos crecimientos óseos en los estados avanzados de degeneración de los discos. No se sabe el mecanismo exacto por el cual aparecen. Los osteofitos y la disminución de la altura del disco sugieren rigidez completa del segmento vertebral, y favorecen la compresión de raíces nerviosas y otras patologías.

¿Te ha gustado la infografía? ¡Valórala!
Promedio: 5 (3 votos)

comentarios (2)

Comentario

Avatar

Buenas tardes, mi hija de 18 años acaba de ser intervenida quirurgicamente por una hernia discal diagnostico :extrusion central subarticular izquierda en L5 S1 con compresión de las raíces S1 y S2, , pregunto cual es el mejor tratamiento para evitar futuras lesiones en los discos, que vitamina es mas acertada, pregunto si las que contengan calcio y colágeno

Mil gracias por la respuesta

Comentario

Avatar

Hola buenas soy Juan Carlos tengo 29 años... muy buen ala pagina realmente me sirvió de mucho....me quedaría una consulta si no es mucho la molestia...Yo tengo diagnosticado que el quinto disco lumbar presenta señal disminuida en T2 ; como signo incipiente de desecación-degeneración.
A este nivel (L5-S1) el anillo fibroso es prominente en sentido posterior....mi pregunta es que tipo de ejercicio puedo hacer, ya que yo hacia atletismo, ahora troto pero no mas de 40 minutos dia por medio y mucha bici pero no se si puedo hacer abdominales por ejemplo...que tratemiento es aconsejable?...desde ya muchas gracias por su tiempo...saludos desde San Luis Argentina.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar