Célula fibroblasto

Definición

El fibroblasto es una célula que forma parte de la mayoría de los tejidos del cuerpo, tal como son los tendones, ligamentos, huesos e incluso en algunos vasos sanguíneos. Por lo que son estructuras necesarias para la formación de otras sustancias naturales y para el mantenimiento de ciertos órganos. 

Las células son las unidades funcionales de todo el organismo, por eso cada uno de los sistemas tiene un tipo de célula distinto. Por ejemplo, en los pulmones encontramos neumocitos, en el hígado hepatocitos, en el músculo miocitos y en le tejido conectivo los fibroblastos.

"Son un tipo de célula que varían su composición de acuerdo al tejido del cuerpo donde se localizan"

¿Qué significa fibroblastos?

De acuerdo al origen etimológico al descomponer la palabra fibroblasto, encontramos que la primera parte viene del término fibra mientras que la segunda parte se refiere a todas aquellas células que son capaces de dar vida a otras sustancias. Es decir, son células fuertes que estimulan la producción de otros elementos importantes para las estructuras donde se localizan.

¿Dónde están los fibroblastos?

Estas células se localizan en el tejido conectivo, por lo que son encontradas en huesos, ligamentos, tendones, en órganos como los riñones, el hígado, sangre, cartílago articular, en las paredes de algunos vasos sanguíneos, por debajo de la piel y en el tejido adiposo.

Entonces, son pequeños elementos necesarios e importantes para el sostén de otros órganos y para el mantenimiento de la estructura de cada uno de los lugares donde se localiza.

¿Cómo se forman fibroblastos?

Los fibroblastos son células que provienen de otros elementos del cuerpo humano conocidos como mesenquimales, los cuales son las principales estructuras del organismo que crean las unidades básicas de los tejidos conectivos, ya que debido a su composición son capaces de dividirse y reproducirse en distintas partes.

¿Para qué sirven los fibroblastos?

Este tipo de elementos del cuerpo son muy importantes para zonas como la piel, ligamentos, tendones, huesos y otros órganos, ya que son los que tienen la función de crear un tipo de sostén para la matriz extracelular, que se encarga de contener a sustancias que caracterizan a los diversos tejidos del cuerpo.

"Participan en la cicatrización de heridas, en la formación de colágeno y otras biomoléculas"

Además, de acuerdo a la investigación estas sirven como un impulso para la producción de colágeno y de ciertas moléculas que forman parte de los seres humanos. Por lo que constituyen un factor determinante para que se lleve a cabo la cicatrización de ciertos tipos de tejidos.