Célula osteoblasto

Definición

Cada hueso está conformado por distintos tipos de células de tejido óseo. Los osteoblastos, son un tipo células óseas que se encargan de definir el crecimiento, diferenciación celular y formación adecuada de estos tejidos. Los osteoblastos, al igual que todos los sistemas celulares, están compuestos por un gran orgánulo (aparato de Golgi), el núcleo celular y un retículo

Los huesos están conformados por diferentes tipos de células óseas (osteoblasto, osteoclasto, osteocitos), los cuales se encargan de cumplir con una función específica. En el caso de los osteoclastos, ellos se encargan de la remodelación ósea; los osteocitos son el sustento de la matriz ósea, y en cuanto al osteoblasto hablaremos en el siguiente apartado, donde se dará información acerca de su histología, ubicación e importancia.

“Junto a los tipos de células óseas conocidos como osteoclastos y osteocitos, se ocupan de la correcta producción del fosfato y calcio para el desarrollo de los huesos, así como de mantener a la matriz ósea”

¿Qué significa la palabra osteoblasto?

El origen del término osteoblasto, proviene de la combinación entre dos vocablos de origen griego, estos son “osteo”-hueso y “blasto”-germen, los cuales al juntarlo encontramos que significa, aquella parte del hueso, que está compuesta por células de remodelación ósea

Osteoblastos, ¿Dónde se encuentran?

Son células del tejido óseo, que están localizadas en todo el sistema óseo del cuerpo humano, específicamente en una capa del hueso, conocida como epitelioide de células cilíndricas. 

¿Cómo se forman los osteoblastos?

La histología de esta célula, señala que son formadas gracias a la cooperación del sistema nervioso central, en específico, de la médula espinal junto a la capa externa del hueso (periostio), los cuales pasan por un proceso de diferenciación celular gracias a las proteínas ubicadas en el hueso, que se encargan del crecimiento del tejido óseo. 

“Formada por la médula espinal y el periostio”

¿Qué función cumplen los osteoblastos?

Para que esta célula ósea pueda cumplir con su trabajo de condensar todos los componentes de la matriz ósea, es necesario que tanto la sustancia calciferol (vitamina D), como la hormona PTH o parathormona estimulen adecuadamente al osteoblasto.

Además, de ser importante para la matriz ósea, también trabaja junto a los osteoclastos para lograr la constante renovación del hueso, es decir, mientras los osteoclastos van destruyendo y realizando resorción en la primera fase de remodelación ósea, los osteoblastos van absorbiendo y formando tejido nuevo (con la producción de proteínas y minerales), para lograr finalmente el perfecto equilibrio en las células tipo osteocitos.

“Trabaja en la creación de la hidroxiapatita, importante para la formación adecuada del tejido óseo de cada hueso”

En el momento, que esta sustancia celular se ve afectada, por factores como deficiencia de la vitamina D, el sedentarismo, deficiencias minerales, vitaminas, consumo prolongado de medicamentos como los corticosteroides y el hiperparatiroidismo, nos encontramos ante la presencia de una enfermedad conocida como Osteoporosis.  Esta enfermedad ataca directamente a la formación de los osteoblastos, ocasionando un desbalance en la producción de las células del tejido óseo (osteoclastos y osteoblastos).

Pulse aquí para más información sobre esta patología.

Ahora bien, para diagnosticar alguna alteración en el esqueleto (matriz ósea, núcleo o superficie del hueso), es necesaria una enzima, conocida como fosfatasa alcalina la cual está indicada para detectar cualquier modificación en los huesos.