Lesión nerviosa neuropraxia

Definición

Es una lesión nerviosa en la que se produce una interrupción en la conducción nerviosa, producto de una lesión en la vaina de mielina, sin generar daños en el axón. 

El sistema nervioso periférico es el encargado de transmitir la información proveniente del cerebro y la médula espinal al resto del organismo, esta información puede ser de tipo sensorial o motora de acuerdo a la función nerviosa. 

"Es una lesión nerviosa en la que se produce una interrupción en la conducción nerviosa."

¿Por qué se produce la neuropraxia?

Esta lesión del nervio puede generarse debido a un politraumatismo, una contusión, una compresión o una isquemia. Además los trastornos metabólicos, agentes tóxicos, los trastornos inmunológicos y la exposición a radiaciones pueden producir esta lesión nerviosa.

Aun cuando no existe un daño estructural en el nervio, microscópicamente se puede visualizar una fragmentación de la vaina de mielina que es la que induce el fallo en la red nerviosa.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la neuropraxia?

Los signos y síntomas presentes en una neuropraxia son la debilidad muscular, alteraciones en la sensibilidad, parálisis flácida en la zona del nervio o los nervios lesionados.

Asimismo pueden presentarse sensaciones de hormigueo, ardor o entumecimiento. 

Estos signos y síntomas suelen ser transitorios, pueden durar un período corto de tiempo, sin embargo en casos graves de neuropraxia, los síntomas pueden mantenerse durante semanas o meses.

¿Cómo se trata la neuropraxia?

La neuropraxia generalmente es tratada con métodos conservadores como por el ejemplo el uso de una férula para lograr mantener una posición relajada del músculo paralizado. 

Otro medio de tratamiento es la fisioterapia cuyos objetivos son mantener o mejorar la movilidad articular y aumentar la fuerza muscular, mediante la utilización de movilizaciones activas y pasivas, ejercicios isométricos, electroestimulación, termoterapia entre otras técnicas fisioterapéuticas.

"La neuropraxia generalmente es tratada con métodos conservadores."

También se suelen utilizar los AINEs para ayudar a reducir la inflamación en el sitio de la lesión.

Su recuperación suele ser bastante favorable en la mayoría de los casos y el período de tiempo puede variar entre 6 a 12 meses.