Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

Tejido Epimisio

Definición

Es una membrana que se encarga de rodear a toda la superficie de la musculatura del corazón, brazos, piernas, y tronco. Esta capa está formada por tejido conectivo, el cual le da la estructura y forma a los músculos.

Los músculos esqueléticos y el corazón necesitan de 3 membranas internas que se encargan de mantener ordenadas a todas las estructuras musculares. Esas capas son conocidas como epimisio, perimisio y endomisio.

"Es una membrana de tejido conectivo que rodea al músculo estriado"

Epimisio, ¿Qué significa?

Al descomponer esta palabra, encontramos que la primera parte, "epi" es un prefijo que indica que algo esta por encima de otra estructura, mientras que "misio" significa músculo.

¿Dónde se encuentra el epimisio?

Es un tejido conectivo que está localizado en la parte más externa de las fibras musculares. Observando desde afuera del músculo, el epimisio va primero envolviendo todo el músculo, luego está el perimisio que rodea a los fascículos, y por último está el endomisio que solo envuelve a las células musculares.

¿Cómo se forma el epimisio?

Una vez que comienza la ovulación, el feto comienza a formarse, y es en la semana 5 que se forma el corazón, para posteriormente en la semana 7 comenzar a evolucionar y a crecer todas las células y tejidos de los músculos esqueléticos.

"A partir de la semana 5 de embarazo se comienzan a formar las células musculares"

¿Para qué sirve el epimisio?

Además de envolver a toda la fibra muscular, también constituye la puerta de entrada para las estructuras nerviosas y vasculares, que irrigan e inervan el interior del músculo estriado.

Así mismo, este tejido contribuye a la formación de la fascia, mediante la presencia de las diferentes fibras y células, que tienen como características resistentes.