Tos ferina

Definición

La tos ferina es una enfermedad infecciosa y contagiosa que afecta el sistema respiratorio. 

La tos es un reflejo que permite que las vías respiratorias se encuentren despejadas de cuerpos extraños, así mismo es manifestación característica del resfriado común, de gripe, asma, neumonía, bronquitis entre otras enfermedades respiratorias.

"Enfermedad infecciosa y contagiosa que afecta el sistema respiratorio."

También es llamada pertussis, coqueluche o tos convulsa, esta enfermedad puede afectar a las personas de cualquier edad tanto bebés, niños, adolescentes o adultos.

¿Por qué se produce la tos ferina?

La tos ferina es causada por la bacteria Bordetella pertussis o Bordetella parapertussis, patógenos exclusivamente humanos que pueden afectar a personas de todas las edades y generar una discapacidad permanente en los niños y en algunos casos la muerte.

El contagio se produce directamente desde la persona enferma a la persona sana por medio del aire, al hablar o toser.

¿Cuáles son los síntomas y signos de la tos ferina?

Los síntomas iniciales de la tos ferina se comportan como los de un resfriado común, luego de 10 o 12 días inician los periodos más graves de tos, que pueden ocasionar en algunos pacientes vómitos, asfixia o cianosis debido a la dificultad respiratoria.

Además suelen incluirse otros síntomas como diarrea, lagrimeo, fiebre, rinitis y rinorrea.

"Los síntomas iniciales de la tos ferina se comportan como los de un resfriado común."

¿Cuál es el tratamiento de la tos ferina?

El tratamiento utilizado en la tos ferina son los medicamentos de tipo antibióticos para tratar la infección, además es importante colocarse las vacunas contra la tos ferina para evitar o prevenir dicha enfermedad. 

En el caso de los niños menores de 18 meses que sufren de esta enfermedad, es necesaria la supervisión constante de los síntomas que presenta, debido a que la respiración puede detenerse durante los periodo de tos convulsiva.