Tumores de la médula ósea

Definición

El tumor de médula ósea es el crecimiento de una masa maligna en la médula ósea, pero cuyas células salen de la sangre, por lo que pueden visualizarse en el flujo sanguíneo.

Los tumores son alteraciones de los tejidos en los que se produce la formación anormal de una masa en una zona del cuerpo, pudiendo ser de dos tipos benignos o malignos (presencia de cáncer) afectando el estado de salud del paciente.

"Crecimiento de una masa maligna en la médula ósea, pero cuyas células salen de la sangre, por lo que pueden visualizarse en el flujo sanguíneo."

Existen tres tipos de tumores de médula ósea, los cuales de denominan cáncer de médula ósea: la leucemia que es el cáncer que inicia en los glóbulos blancos, el linfoma en tejido linfático y el mieloma en el plasma de las células de la médula ósea.

¿Por qué se producen los tumores de médula ósea?

Las causas que desencadenan los tumores de médula ósea se desconocen, ciertos estudios indican que la exposición a las radiaciones, químicos perjudiciales para salud, el tabaquismo y los antecedentes familiares aumentan la probabilidad de sufrir de esta afección.

¿Cuáles son los síntomas de un tumor de médula ósea?

Los síntomas que refieren los pacientes con un tumor de médula ósea varían de acuerdo al tipo de enfermedad que tienen, parte de estos síntomas son la fatiga y debilidad muscular, dolor óseo, artralgia, procesos infecciosos frecuentes, pérdida de peso, sudoración nocturna, fiebre, tos y disnea

También pueden presentarse alteraciones neurológicas como pérdida de la sensibilidad o disfunción en el control de esfínteres.

"Existen tres tipos de tumores de médula ósea: leucemia, linfoma y mieloma."

¿Cuál es el tratamiento de los tumores de médula ósea? 

El tratamiento de los tumores de médula ósea o cáncer de médula ósea se basan en el uso de medicamentos como los corticoesteroides, la radioterapia y  la quimioterapia. Por otra parte en casos que existe una compresión de la médula espinal se utiliza la cirugía como medio de tratamiento para extirpar el tumor en su totalidad. 

Además la fisioterapia también suele ser parte del tratamiento en estos pacientes, para mejorar o aumentar la fuerza muscular del paciente, de manera de permitirle al paciente lograr desarrollar de forma independiente sus actividades de la vida diaria.