Varo de rodilla o genu varo

Definición

El genu varo o varo de rodilla, es una desviación hacia afuera del ángulo Q de la rodilla, este se forma cuando el ligamento lateral externo de cada articulación no puede mantener a los huesos totalmente alineados. El genu varo es fisiológico y normal en los niños hasta aproximadamente los 2-3 años de edad.

Las piernas, pero en especial las rodillas presentan una alineación natural que es necesaria para el correcto desplazamiento y función de los miembros inferiores, cuando estos ángulos aumentan más allá de lo necesario nos encontramos ante la presencia del genu valgo y el genu varo.

¿A quién afecta el varo de rodilla?

El varo fisiológico, es considerado normal desde que los bebés comienzan a caminar hasta los 2 años de edad aproximadamente, después de este tiempo cuando ya se convierte en patológico se pueden presentar los síntomas característicos tanto en adultos como en niños más grandes. 

"Normal en niños hasta los 2 o 3 años, a diferencia del valgo que es normal hasta los 7-8 años"

Síntomas del varo de rodilla

A parte de la deformidad en forma arqueada que presentan las piernas y en específico las rodillas, una de las características que podemos observar en estos pacientes son el dolor, caídas más frecuentes, debilidad muscular, se observan los tobillos más cercanos y dificultad para realizar actividades donde se deba correr.

Causas del varo de rodilla

Las causas del genu varo de las rodillas, pueden ser consecuencias de desalineaciones en las articulaciones, desequilibrios musculares, alteraciones musculares, enfermedades como Blount, factores hereditarios y genéticos.

"Los ejercicios que se enseñan en el tratamiento buscarán evitar un mayor aumento de la curvatura de las piernas"

¿Cómo corregir el varo de rodilla?

Para ayudar a corregir y evitar una mayor deformidad de la rodilla, por causa del genu varo o genu valgo, es necesario que se realice un tratamiento de rehabilitación en el cual se enseñen ejercicios enfocados en trabajar las piernas, el equilibrio, la propiocepción y la marcha.