Vasculitis

Definición

La vasculitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de los vasos sanguíneos. 

Los vasos sanguíneos son las estructuras encargadas de transportar la sangre proveniente del corazón al resto del organismo y viceversa. Estos elementos del sistema circulatorio transportan nutrientes, sustancias de desecho y oxígeno. Al igual que otros elementos del organismo pueden ser lesionados por una enfermedad o afección, poniendo en riesgo sus funciones principales en el organismo.

"Enfermedad que se caracteriza por la inflamación de los vasos sanguíneos." 

¿Por qué se produce la vasculitis?

Las causas de la vasculitis son desconocidas, pero algunos estudios concluyen en que poseen un factor de afección autoinmune, en la que el propio organismo es atacado por el sistema inmunológico. Otros factores que pueden desencadenar la vasculitis son las reacciones adversas a ciertos medicamentos o los componentes genéticos. 

La vasculitis se divide en dos tipos: primaria la cual no posee etiología y la secundaria que puede ser desencadenada por una infección, un fármaco o una toxina, o como parte de otra afección inflamatoria o cáncer.

¿Cuáles son los síntomas y signos de la vasculitis?

Los síntomas que acompañan la inflamación característica de esta enfermedad son la fiebre, pérdida de peso corporal, cansancio, artralgia y fatiga muscular.

Además suelen presentarse otros síntomas como las erupciones cutáneas, las petequias, úlceras y nódulos. De igual forma esta enfermedad en ocasiones suele acompañarse de isquemia o necrosis.

"Suelen presentarse otros síntomas como las erupciones cutáneas."

¿Cuál es el tratamiento para la vasculitis?

Dentro del tratamiento utilizado para la vasculitis se encuentran los fármacos como los corticosteroides, AINEs para disminuir la inflamación, o inmunosupresores.

Además en ciertos casos suele utilizarse la cirugía como medio tratamiento en el lugar donde se encuentra la lesión o enfermedad. 

El abordaje fisioterapéutico de la vasculitis será cuando exista un afección que comprometa la circulación hacia los miembros inferiores y superiores, para ellos se utiliza la termoterapia, crioterapia, masaje circulatorio, hidroterapia y la cinesiterapia.