7 errores que no debes cometer en el tratamiento del dolor de espalda | Fisioterapia Online

7 errores que no debes cometer en el tratamiento del dolor de espalda

arriba
Me gusta
1090
12
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Tienes un dolor de espalda que te tiene mal hace días. Enciendes la computadora o coges el móvil y en seguida usas el internet para buscar algún remedio, y encuentras miles de resultados (entre artículos, vídeos y contenidos) sobre cómo tratar un dolor de espalda que está localizado justo donde te duele a ti: ejercicios, tratamientos, maniobras, consejos, etc. explicadas por personas. En este vídeo no te explicaremos qué puedes hacer para aliviar tu dolor, sino al contrario, qué no debes hacer para tratar un dolor de espalda. ¿Por qué? Pues porque muchas veces hacer algo equivocado a veces es peor que no hacer nada. Si quieres mejorar tu condición y acabar con el dolor de espalda sigue los siguientes 7 consejos que aquí te damos:

No agarrarse a causas vacías

Es probable que luego de varias preguntas, análisis y exámenes médicos te entreguen un diagnóstico definido. Puede que el núcleo pulposo de alguno de los discos intervertebrales de tu espalda se haya salido y esté presionando la médula o un nervio y te genere el dolor, o con el paso del tiempo o con las actividades que realizas los discos de tu espalda estén degenerados y te digan que tienes artrosis. Esto se traduce en que sí, puede que exista algo mal en tu espalda, pero puede que no sea ésta la causa real de tu dolor. Todos esos signos, todos esos desgastes, todos esos problemas que aparecen en tu espalda no van más allá de ser productos de una vida sedentaria, de una alimentación incorrecta e incluso de un mal manejo de emociones. Al aferrarte al diagnóstico médico sin hacer un cambio en tus hábitos probablemente continúes y se prolongue ese dolor de espalda.

No tomar antiinflamatorios más de 10 días

Los antiinflamatorios son sustancias producidas por las cadenas farmacéuticas extremadamente potentes, como para resolver o mejorar los síntomas una inflamación en 4 o 5 días continuos de su ingesta. Lo malo de los antiinflamatorios es que su uso prolongado tiene el efecto contrario (se convierten en proinflamatorios) y terminan generando efectos secundarios en órganos como el estómago, el intestino o el hígado, lo que los pone en disfunción (y éstos órganos están en estrecha relación con la espalda, por lo que en vez de aliviar empeorarán el dolor). Si un antiinflamatorio no logra aliviar los síntomas en 3 o 4 días es probable que tampoco lo haga en 20 días, 2 meses o 10 años, como le ha pasado a muchas personas.

No quedarse en la cama, la silla o el sofá 

La solución no está en el reposo absoluto. Además, la solución “no va a ir a buscarte a la cama, al sofá, o donde sea que te refugies para reposar”. A menos de que te encuentres terriblemente mal, debes de salir y tomar medidas tú mismo. ¡Hay que moverse!

No tener miedo a los movimientos 

Este consejo va de la mano con el anterior. Hay personas que escuchan mensajes “fragilizadores” de sus médicos, profesionales del área de la salud o sencillamente de quienes tienen alrededor: no subas, no bajes, no gires, no te estires,… No te muevas. Todos estos son mensajes que pueden hacernos vulnerables y débiles. Es una inoculación de miedo al movimiento provoca una tendencia mayor a lesiones.

No forzar los movimientos 

Como hay personas a las que les da miedo moverse, hay otras también que no saben cuidarse de una lesión y en seguida fuerzan, en este caso, la espalda. Sobre todo en los dolores puntuales: si te inclinas a la derecha y te duele pues no te inclines hacia la derecha. Ten en cuenta que una cosa es respetar el movimiento y otra muy distinta es temer al movimiento. Te animamos a que explores el límite de tu movimiento.

No seguir haciendo exactamente lo mismo 

Si pones en una cazuela todos los días los mismos ingredientes con el mismo tiempo de cocción, el resultado será la misma preparación siempre que lo intentes. ¿Quieres un resultado diferente? Prueba cosas nuevas y que te llamen la atención: incrementar el nivel de actividad física, cambiar algunos hábitos alimenticios, busca ayuda para el manejo de tus estados emocionales... En ellas puede que encuentres el alivio a tu dolor de espalda.

No perderse nunca de nuestras colecciones de vídeos 

Fisioterapia Online es un portal dedicado a reunir siempre la mejor y más amplia información para ti. Tenemos una diversidad amplia de contenidos, aquí encontrarás infografías, artículos,… Y nuestros vídeos siempre abarcan temas desde distintos puntos de vista, como las alteraciones producto de emociones o de la alimentación, además de tratamientos fisioterapéuticos que puedes realizar en casa (llámense ejercicios, automasajes, etc.) para que tengas una herramienta siempre contigo. No dudes en buscar todos los contenidos que te ofrecemos.

Añadir nuevo comentario