Cirugía de Menisco, Cómo se realiza la operación y cómo es su rehabilitación

Publicidad
No hay votos
350
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Una Rotura de Menisco implica un tratamiento quirúrgico en la mayoría de los casos y es una de las cirugías más frecuentes en la rodilla. Para resolver ésta situación lesionante se realiza operación de Rotura de Menisco, el cual es el tratamiento oportuno para lograr una rehabilitación óptima de menisco lesionado. Aprenda más sobre las causas y el tratamiento quirúrgico de esta lesión de rodilla a continuación:

¿Qué es el menisco y la Rotura de menisco?

El menisco es una estructura anatómica ubicada en la rodilla y la cual cuenta con una forma de media luna y es la encargada de realizar tareas importantes en la rodilla, promueve la elasticidad y las propiedades de absorción de impactos en las rodillas. 

Existe dos meniscos en cada rodilla y hay una diferencia importante entre el menisco externo y el interno: el menisco interno se fusiona más estrechamente con la cápsula articular de la articulación de la rodilla, es menos capaz de compensar los movimientos de rotación desde el exterior y se lesiona con mayor frecuencia. El menisco externo sin embargo es mucho más móvil y, por lo tanto, es menos probable que se rompa o se lesione.
La composición anatómica es igual en ambos meniscos, siendo su lado externo, el menisco más irrigado por la sangre y el borde interno, el líquido sinovial es el encargado de alimentar al menisco en esta área, la capacidad de regeneración después de una rotura de menisco es muy limitada.
La rotura del menisco es una de las lesiones de rodilla más comunes y se produce cuando en la unión del muslo y la pierna inferior ocurre una distorsión con una alta carga de fuerza provocando que el menisco se rompa. En la mayoría de los casos el menisco externo es el menos afectado.

Causas de la Rotura de Menisco

La rotura de menisco puede ocurrir por diferentes factores causales pudiendo ser traumáticas (accidente) o degenerativas (por erosión), algunas de las causas relacionadas que podemos destacar son:

  • Movimientos traumáticos de torsión en la rodilla, por ejemplo, al realizar actividades deportivas o laborales de alto impacto.
  • Envejecimiento: el menisco ya está dañado degenerativamente en pacientes de edad avanzada, una carga pequeña a menudo es suficiente para causar rotura de menisco.
  • Sobrecargas simples de la articulación de la rodilla durante movimientos de inicio-parada muy rápidos o movimientos rotatorios violentos pueden sobrecargar el menisco y provocar una rotura del menisco.

Cuando se realiza la cirugía

Si una rotura de menisco está causando dolor o inflamación, exista movilidad restringida, probablemente signifique que es necesario extraer fragmentos desgarrados del menisco y que los bordes deben ser alisados quirúrgicamente para dejar liso y funcional el resto del menisco. El objetivo de la operación de menisco siempre es mantener la mayor cantidad posible de tejido meniscal y restaurar la movilidad total tanto como sea posible.

  • Retrasarlo lo más posible
  • Agotar todos los recursos terapéuticos
  • En Qué Consiste la Cirugía

El procedimiento se lleva a cabo con anestesia parcial o general y el mismo consiste en la reparación mediante pequeñas incisiones cerca de la articulación en donde se introduce un tubo delgado (artroscopio) que contiene una cámara y una luz. Se introducen instrumentos quirúrgicos a través de otras incisiones pequeñas cercanas a la rodilla y con estos instrumentos se repara o en algunos casos extremos se extrae el menisco. Las opciones quirúrgicas disponibles para una operación de menisco son:

  • La sutura meniscal o reparación meniscal donde se cose la rotura, solo es posible si la rotura del menisco no atraviesa todo el menisco y el menisco todavía está adherido a la cápsula.
  • La meniscectomía en el que se retira suavemente el tejido menisco dañado y se alisa la zona.
  • Un implante meniscal reemplaza parte o la totalidad del menisco, aquí el menisco dañado se elimina por completo y se utiliza un modelo sustitutivo de poliuretano, colágeno o un donante humano (implante de menisco). Antes de que se implante dicho reemplazo de menisco, se adaptará al tamaño de su propio menisco. La implantación es mínimamente invasiva en el contexto de la artroscopia.
  • La meniscectomía: la extirpación completa del menisco (es la última opción quirúrgica a realizar en casos graves).

Resultados Esperados

El objetivo de la operación de menisco es la de mantener la libertad a largo plazo del dolor y el funcionamiento de la articulación de la rodilla. Debería restaurar la resiliencia en la vida cotidiana y el deporte. También previene los cambios degenerativos de la articulación de la rodilla (artrosis de rodilla). 

  • Los resultados del alargamiento buenos…
  • Los resultados funcionales dependen del caso

Rehabilitación Post Quirúrgica

Inmediata a la intervención

  • Reducir la inflamación y dolor
    Posterior a la intervención es común observar un proceso inflamatorio activo bastante visible en la rodilla, estimular su drenaje da como resultado la disminución del volumen de la hinchazón de la rodilla y facilita el movimiento de la rodilla. Para brindar alivio del dolor la electroanalgesia puede resultar bastante útil.
  • Comenzar a estimular la contracción
    Después de una reparación meniscal, la rodilla solo se puede mover con mucho cuidado durante una primera etapa para que el tejido meniscal pueda sanar completamente nuevamente. Además, es importante la activación isométrica del cuádriceps y de los isquiotibiales para recuperar las funciones del sistema muscular que brinda movimiento y estabilidad a la articulación de la rodilla.

Posteriormente

  • Asegurar la calidad de la cicatriz
    Las suturas o grapas realizadas para cerrar las entradas utilizadas durante la artroscopia, deben ser movilizadas para garantizar que la calidad del tejido cicatrizal mejore.
  • Estiramiento de Flexores
    Contribuye a recuperar los grados de amplitud articular en la rodilla. 
  • Fortalecer musculatura extensora
    Fortalecer el músculo cuádriceps permite brindarle mayor estabilidad a la rodilla, permitiendo la recuperación de la marcha.
  • Entrenamiento de la marcha y readaptación funcional
    El entrenamiento a la marcha se realiza inicialmente con la descarga progresiva de peso sobre la rodilla operada esto es iniciado para garantizar el rápido logro de la función del menisco operado y restauración total de la marcha.
 
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar