Qué es el método Tens analgésico, para que sirve y como funciona

Publicidad
No hay votos
290
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Tecnología utilizada ampliamente para el alivio del dolor, en el tratamiento de fisioterapia se obtienen notables efectos en dolores tanto agudos como crónicos con un pequeño dispositivo que genera impulsos eléctricos que se transmite a través de electrodos dispuestos sobre la piel. En este artículo vamos a profundizar varios temas sobre el TENS analgésico:

Historia del TENS analgésico

Mucho antes de la creación del TENS analgésico, miles de años atrás, los antiguos egipcios descubrieron que las descargas administradas por las anguilas eléctricas ofrecían alivio al dolor, existen registros que datan de 2500 AC que muestran a un pez eléctrico, o anguila, siendo usado como una forma de tratamiento.
Pero no es si no mucho tiempo después que se diseña el primer dispositivo TENS para tratamiento terapéutico y  es patentado por el neurocirujano Dr. Clyde Norman Shealy en el año de 1974 en los Estados Unidos. Originalmente, el dispositivo fue diseñado para observar cambios de tolerancia en la electroestimulación, pero varios participantes en estas pruebas informaron durante y después de las mismas que el uso de TENS ejerce efectos positivos en el dolor existente. Posteriormente, se han desarrollado una serie de aparatos TENS de distintas presentaciones hasta la actualidad. Ya que su creador es de habla inglesa cada sigla se basa en su significado en inglés siendo así T.E.N.S. significa Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea.

Cómo se trabaja con la TENS analgésico

Con el equipo TENS se puede trabajar de distintas maneras ya sea a través de la colocación de electrodos colocados sobre la piel o mediante el uso de agujas de acupuntura insertadas en la zona a tratar. Ya sea diferente la técnica en la que se coloque es necesario realizar una valoración previa para determinar la zona en donde se debe colocar las polaridades del dispositivo y lograr un tratamiento eficaz en el punto de dolor. Siendo así en caso del uso de TENS analgésico es necesario tener en cuenta los siguientes parámetros:

  • Colocación de electrodos (cercano a la zona dolorosa y orientado por el nivel de inervación de la médula espinal).
  • Selección de la modalidad del T.E.N.S dependiendo de la frecuencia del impulso y la ráfaga:

                  o   T.E.N.S. Tipo Convencional: frecuencia relativamente alta (80 - 130 Hz) y emplea pulsos relativamente estrechos (de corta duración),
                  o   T.E.N.S. tipo acupuntura: frecuencia más baja (2-5 Hz) con pulsos más anchos (más largos) (200-250ms)
                  o   T.E.N.S. tipo Burst: frecuencia de pulso es alta (en la banda de 80-130 Hz) y la duración del pulso (ancho) también es alta (200 ms más).

  • Intensidad de estimulación: variará dependiendo de la percepción del paciente entre 0 a 80 mA.
  • Tiempo de duración del tratamiento: entre 15 minutos a 2 horas.

Los intervalos de tratamiento dependen del umbral del dolor individual y de la duración del efecto analgésico. En las TENS convencionales, este efecto suele durar de unos pocos minutos a unas pocas horas, en las TENS tipo ráfagas (Acupuntura/ Burst) de unas pocas horas (3-6). En consecuencia, debe ser tratado varias veces (2-4 veces) diariamente.
El dolor agudo a menudo desaparece después de unos pocos tratamientos, pero en enfermedades crónicas, el TENS analgésico generalmente tiene que usarse durante más tiempo.

Cómo funciona y cuáles son los efectos del TENS analgésico

El dispositivo TENS analgésico funciona enviando una corriente eléctrica que viaja a través de los electrodos en la piel, estimulando vías nerviosas específicas para producir una sensación de hormigueo o masaje que reduce la percepción del dolor. El tipo de estimulación administrada por el dispositivo TENS tiene como objetivo excitar (estimular) los nervios sensoriales y, al hacerlo, activar mecanismos específicos de alivio del dolor natural. Se considera que existen dos mecanismos principales de alivio del dolor que pueden activarse:

  • Teoría de la Compuerta: mecanismo neural en la médula espinal que actúa como una especie de puerta, que cierra o abre el flujo de señales desde la periferia hasta el cerebro. Si la puerta está abierta, cerrada o parcialmente cerrada, depende de qué tipo de señal recibe del cerebro para cambiar la percepción del dolor en el cuerpo del usuario. Estas frecuencias interfieren con la transmisión de los mensajes de dolor a nivel de la médula espinal y ayudan a bloquear su transmisión al cerebro.
  • Teoría de las Endorfinas: los impulsos eléctricos estimulan la producción de endorfinas y encefalinas en el cuerpo. Estas sustancias naturales similares a la morfina impiden que los mensajes de dolor lleguen al cerebro, de manera similar a la terapia con medicamentos convencionales, pero sin el peligro de la dependencia de otros efectos secundarios.

Indicaciones y Patologías tratadas con el TENS analgésico

Básicamente, no hay dolor que no pueda ser tratado con TENS. Sin embargo, el TENS analgésico no debe usarse en personas con marcapasos porque el marcapasos podría "salirse del paso" con la electroterapia que constituye y produce el equipo TENS. Entonces ya que el TENS analgésico inhibe las señales dolorosas enviadas al cerebro está ampliamente indicado para los siguientes tipos de dolor:

  • Dolor después de accidentes
  • Dolor nervioso como neuralgia del trigémino.
  • Dolor fantasma (dolor después de amputaciones)
  • Dolor durante o después de padecer cáncer
  • Dolor en trastornos circulatorios.
  • Dolor en los trastornos musculoesqueléticos, que incluyen, por ejemplo, todas las enfermedades reumáticas y todo tipo de dolor causado por desgaste, sobrecarga, irritación, inflamación o malformaciones congénitas de los huesos, músculos y articulaciones
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar