7 razones por las que usar hielo en consulta para reducir la inflamación .

Publicidad
7 razones por las que usar hielo en consulta para reducir la inflamación .
Promedio: 3.1 (36 votos)
32810
188
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

En la mayoría de nuestros abordajes terapéuticos el fisioterapeuta busca activar los mecanismos antiinflamatorios del organismo del paciente, ya que casi todas las patologías van asociadas a un proceso inflamatorio secundario.

Por ello, dentro de nuestras herramientas terapéuticas, la aplicación de frío (1) en forma de hielo se destaca como gran arma terapéutica. A continuación damos algunas de las razones de su éxito:

Coste para el terapeuta

Pues sí, queramos o no ésta es una razón de peso para emplear el frío y el hielo como antiinflamatorio. Con un coste cero para el terapeuta, nos permite usarlo en la mayoría de nuestros tratamientos sin tener que pensar en el coste que nos va a generar.

Mejora el trofismo

Numerosos terapeutas afirman que la aplicación de frío a nivel corporal mejora el estado de trofismo y nutrición de la capa epitelial (piel).

El hielo actúa como un potente antiinflamatorio local

El motivo es que el frío genera una vasoconstricción, que se asocia a una disminución progresiva de la temperatura local y por consiguiente a una disminución de la inflamación y el exudado. Además, si se aplica el frío apenas se origina la lesión no se segregan los mediadores químicos que generan la inflamación.

Uso del hielo. Consejos básicos sobre su utilización en lesiones.

El hielo ha sido desplazado como herramienta terapéutica. La razón es que no se comprenden bien los efectos que produce, sin saber que es una ayuda tremenda sobre todo para las lesiones agudas. En éste video te enseñamos todo lo que necesitas saber en cuanto a los efectos que produce y las técnicas de aplicación del frío.

El hielo nos ayuda a potenciar y efectivizar los estiramientos musculares.

La razón es muy sencilla: cuando aplicamos frío, estamos produciendo una sedación de los receptores musculares del tono (2) (husos neuromusculares, que generan la contracción refleja del músculo cuando se activan), por lo que nos va a permitir ganar más amplitud de estiramiento, generando un mayor efecto sobre el mismo. Además, si la aplicación de hielo se realiza a nivel profundo, podemos conseguir una sedación de las vías nerviosas aferentes, provocando un efecto de analgesia.

6 Estiramientos para hacer después del deporte o actividad física.

Se muestra una rutina de estiramientos musculares adecuados para realizarlos después de entrenar o realizar deporte, que combinado con la aplicación del frío aporta muchos beneficios.

Para poder realizar un estiramiento con frío debemos colocar el grupo muscular que queramos en posición de estiramiento (como las posiciones que te hemos enseñado en el video de arriba), y a continuación efectuamos unos pases con un cubo de hielo en dirección longitudinal a las fibras musculares por todo el vientre muscular y tendones. Cuando hemos realizado los trazos, aumentamos el estiramiento hasta alcanzar una nueva barrera motriz.

Insulina y páncreas: relación con el frío.

Se ha demostrado que la aplicación del frío ayuda a mejorar la secreción de la insulina en el páncreas, por lo que ayuda a disminuir el azúcar en sangre y mejorar el estado general del organismo.

Recuperación tras la actividad física

La aplicación de frío ayuda a mejorar la asimilación de los nutrientes moleculares por parte del organismo, por lo que es de gran beneficio como factor recuperador tras el deporte.

Crioterapia después del deporte con carácter preventivo.

La crioterapia o uso de hielo es una de las herramientas de la fisioterapia para el tratamiento de lesiones y para mejorar su posterior recuperación. Aquí te enseñamos sus utilidades con carácter preventivo en forma de inmersiones en agua helada tras el ejercicio físico o práctica deportiva.

Es una herramienta terapéutica de fácil uso por el propio paciente en casa.

Para el paciente es muy bueno disponer de un material barato, rápido y efectivo. Una de las técnicas más eficaces como efecto antiinflamatorio es la criocinética. Consiste en la aplicación de frío y cinesiterapia (movimientos). Por ejemplo, para el abordaje de una tendinitis de supraespinoso, patología de hombro muy frecuente, cogeremos un cubo de hielo y lo aplicaremos de forma local en el tendón realizando pases circulares durante un minuto. A continuación, realizaremos dos minutos de movilidad de hombro en el arco de movimiento que no genere dolor. Repetiremos el proceso un total de tres veces. Lo mismo podremos hacerlo en casos como esguinces, donde lo aplicaremos en el ligamento para bajar la inflamación.

Esperamos que estas razones que te exponemos te sirvan para utilizar con más frecuencia el frío en tus consultas. ¡Anímate a incorporarlo a tus terapias!

Otro video que te puede interesar:

¿Cuándo usar frío y cuando usar calor? indicaciones en lesiones músculo-esquelética.

Sandra Benito, colaboradora de Fisioterapia Online, nos da una muy completa explicación de cuándo utilizar frío y cuándo utilizar calor para la rehabilitación de lesiones.

Referencias Bibliográficas

  1. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0945053X1730375X?via%3Dihub
  2. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0149763418302161?via%3Dihub
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.1 (36 votos)

comentarios (1)

Comentario

Avatar

Excelente documento

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments