Cambios anatómicos y fisiológicos durante el parto

Publicidad
Cambios anatómicos y fisiológicos durante el parto
Promedio: 3.2 (27 votos)
28302
321
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

En el siguiente artículo se va a dar a conocer las modificaciones que pueden producirse en la mujer a lo largo del embarazo. Debido al crecimiento del feto y a los cambios hormonales, el cuerpo de la embarazada va a ir sufriendo una serie de adaptaciones hasta el día del parto.

Principales cambios anatómicos y fisiológicos que se producen durante el embarazo

  • Aumenta el diámetro transversal inferior del tórax: El tórax de la mujer se ensancha, de manera que las costillas flotantes se separan, perdiendo así la forma de la cintura.

  • El aumento de la cifosis dorsal debido al crecimiento de las mamas puede dar lugar a cuadros de dorsalgia o cervicodorsalgia.

  • El diafragma, al ser un músculo que se inserta en las costillas, queda estirado, aplanado. Al no ser esta su posición habitual, su mecanismo se modifica y tiene menor capacidad de expansión, disminuyendo así su capacidad vital (adopta un patrón respiratorio costal apical, superficial).

  • El tejido conectivo se vuelve más elástico por la segregación de la hormona relaxina, preparando el cuerpo para el futuro parto. Por otro lado, al desplazarse el centro de gravedad hacia delante la lordosis lumbar fisiológica se aumenta. Como la curvatura lumbar queda acentuada pueden producirse cuadros de lumbalgia o lumbociática, que en condiciones normales no perduran tras el embarazo. Las lumbalgias asociadas al embarazo se denominan lumbalgias gravídeas.

  • Distensión de la masa muscular abdominal.

  • pubalgia porque la sínfisis del pubis tiende a separarse para dar laxitud a la hora del parto.

  • Distensión de la musculatura del suelo pélvico por el aumento del peso en la zona abdominal. Durante los dos últimos meses se puede sufrir un cierto grado de incontinencia que, en condiciones normales, tras el periodo pertinente después del parto desaparece.

  • Aplanamiento de la bóveda plantar por el aumento del peso y la segregación de relaxina, sería una especie de pie plano transitorio.

  • Aumenta la frecuencia cardiaca de reposo y la tensión arterial, por lo que la tolerancia al esfuerzo disminuye.

  • Compresión de la vena cava inferior. El embarazo es una de las causas de insuficiencia venosa profunda (varices), también pueden aparecer flevoedemas (edemas dinámicos).

  • Cuadros de neuralgias en los miembros inferiores por compresión del nervio crural o del nervio femorocutáneo. Aparecen parestesias en las caras anterior, medial y posterior del muslo.

Es fundamental realizar una buena preparación al parto, ya que como ha quedado claro en este artículo, el cuerpo de una mujer sufre innumerables cambios fisiológicos y anatómicos, un estrés físico y mental en el que el Fisioterapeuta puede colaborar y ayudar a mitigar. Así como a dirigir y a llevar por buen camino esta importante etapa en la vida de una mujer.

Ayudando así a evitar complicaciones musculares y articulares, y sobre todo sentando las bases para una sólida recuperación física una vez finalizado el parto.

Preparación al parto

En la vida cotidiana para cada tarea debe existir una preparación previa y en el caso del parto, esto no es una excepción. El suelo pélvico deberá pasar por un proceso natural pero de bastante trabajo para poder llevar a cabo el parto, por lo que es ideal realizar ciertas técnicas que permitan facilitar este proceso a nuestro cuerpo, un ejemplo de ello es el masaje perineal.

Preparación al parto del suelo pélvico con un automasaje de periné

En este vídeo, nuestra fisioterapeuta colaboradora Laura Rojas, os explicará algunas de las prácticas que puedes realizar durante el embarazo y como preparar tu suelo pélvico de manera adecuada para el momento del parto

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.2 (27 votos)

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments