Lesiones principales que sufre el corredor

Publicidad
Lesiones principales que sufre el corredor
Promedio: 2.7 (19 votos)
8991
171
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Estamos en una época en la que correr se ha convertido en uno de los deportes más practicados, no sólo a nivel profesional, sino también a nivel amateur. Vemos cientos de personas recorriendo nuestra ciudad, con sus auriculares, dispuestos a correr y disfrutar de este maravilloso deporte. Sin embargo, son muchos/as los que desconocen los riesgos que supone correr tandas largas sin estar preparados/as. 

¿Cuáles son los principales riesgos a los que se expone un corredor que no está adaptado/preparado para correr durante largas sesiones?

Las lesiones que pueden presentarse son las siguientes:

Lesiones del sistema músculo-esquelético

Sobrecargas musculares: aparecen cuando la musculatura se ve sometida a esfuerzos de intensidad repetidos y mantenidos en el tiempo. Ésto genera un peor funcionamiento muscular, modificando la biomecánica articular, y pudiendo preceder otras lesiones de mayor índole como roturas musculares, fracturas óseas por avulsión. La musculatura que más lo sufre son aquellas del miembro inferior implicadas en la carrera, a saber triceps sural (gemelos y sóleo), femorales, adductores y cuádriceps.

Las pautas serán: estiramientos suaves, progresivos de la musculatura implicada. Será necesario guardar reposo relativo durante 3-5 días, para permitir una normalización del tono muscular. También se podrá aplicar calor local, y masajear la zona para activar la circulación.

Calambres musculares: Se denominan calambres a las contracciones involuntarias que se dan en la musculatura, provocando un aumento del tono y dolor al paciente. Son un signo característico de deshidratación y pérdida de sales (potasio, sodio), en el corredor. El principal problema es que cuando las tandas de carrera son largas ( por ejemplo en un maratón) el cuerpo distribuye la sangre a los miembros, de forma que hay una disminución de aporte sanguíneo a las vísceras, por lo que, aunque nos vayamos hidratando, nuestro cuerpo no capta y aprovecha las sustancias, por lo que conlleva una deshidratación. 

Las pautas serán: normalización de las sales minerales a través de la ingesta de bebidas isotónicas. Una alimentación equilibrada será necesaria, al igual que un buen plan de hidratación durante la práctica deportiva.

Contracturas musculares: contracciones involuntarias de la musculatura mantenidas en el tiempo, que actúan como mecanismo de defensa. Éstas contracturas provocan un gasto de atp, lo que generan una mayor fatiga muscular en la práctica deportiva. 

Las pautas serán: estiramientos suaves y progresivos, aplicación de frío si ésta va asociada a una inflamación, o calor cuando ésta se prolonga en el tiempo. Masajear la zona ayudará a bajar el tono muscular y mejorar el trofismo.

Roturas musculares: Las roturas musculares aparecen cuando, por un esfuerzo mantenido, o súbito de alta intensidad, se produce una ruptura en las miofibrillas. Pueden oscilar, de acuerdo a su gravedad, desde pequeñas roturas a nivel fibrilar (microroturas) , a otras de mayor índole, que van acompañadas de hematoma, inflamación, solución de continuidad muscular, y dolor de alta intensidad. 

Las pautas serán: Tratamiento y recuperación de un desgarro muscular o rotura de fibras.  (Excelente artículo de Mikel Junquera)

Otras lesiones en la carrera

Hipoglucemia: Durante la práctica deportiva de alta intensidad, la demanda de glucosa en el corredor aumenta de forma drástica. Debido a una mala alimentación, como puede ser una escasa ingesta de hidratos de carbonos, conlleva al deportista a sufrir un déficit en el nivel de glucosa en sangre.

Las pautas a seguir son: (según las pautas del Hospital San Pedro de la Rioja):

1.      Valorar el nivel de glucosa en sangre si existe sospecha de hipoglucemia, a través de tiras reactivas.

2.      Resolución de la hipoglucemia: Si el paciente es consciente, administrar un vaso de zumo o agua con tres cucharadas de azúcar, valorando a los 15 minutos la glucemia. Se puede administrar a posterior hidratos de carbono de absorción lenta como galletas o pan. Si no está consciente se administrará por vía periférica.

Hipotermia: Cuando el corredor cesa su actividad, existe un riesgo importante de sufrir un descenso de la temperatura corporal de forma brusca. Los deportistas no son capaces de dejar de tiritar, ya que éste es un mecanismo de defensa propio para generar calor.

Las pautas a seguir són: Lo primordial es un aumento rápido de la temperatura. Se le retirarán las ropas húmedas, colocando una seca, aplicación de manta térmica. Se podrán aplicar paños térmicos.

Parada cardio respiratoria: la peor de las patologías que puede sufrir un corredor. En carreras de larga distancia (por ejemplo la maratón) existe el riesgo en personas amateur que lleven una buena preparación sufrir un problema coronario, con riesgo de parada cardio-respiratoria. Para aquellos que presencien una parada, es importante la actuación precoz y eficaz, a través de las maniobras de RCP ( reanimación cardio-pulmonar). Se valorará a través del ABC:

  • A: apertura de la vía aérea, a través de la maniobra de frente mentón
  • B: ventilación: ver si respira (ver, oir, sentir).
  • Llamar al 112!!!!!
  • C: compresiones torácicas en el centro del pecho, con una cadencia de 30:2, aplicando treinta compresiones y dos insuflaciones.

La importancia del trabajo complementario en el corredor

Es importante realizar un buen trabajo complementario para evitar posibles lesiones en los corredores y en este vídeo os indicamos como es este trabajo. 

Consejos para prevenir lesiones musculares en el deportista

Os indicamos en este vídeo unos cuantos consejo para prevenir lesiones mas frecuentes.

Conclusión

Correr se ha vuelto uno de los deportes más realizados recientemente como alternativa para evitar el sedentarismo o simplemente disminuir los grados de estrés del día a día. Lamentablemente muchas personas comienzan a practicar el deporte antes de conocer los posibles riesgos y terminan lesionadas.

Lesiones del sistema músculo-esquelético como: sobrecargas, calambres, contracturas y roturas musculares, son bastante comunes si no se tiene un calentamiento o un entrenamiento adecuado. Por suerte, para estas lesiones existen tratamiento fisioterapéutico, pero es importante que antes de comenzar a practicar este deporte estés consiente de los posibles riesgos, como dicen: “es mejor prevenir que lamentar”.

Recuerda la práctica de la carrera también puede ocurrir otro tipo de problemas, como: hipoglucemia, hipotermia o un paro cardiaco. Estos problemas no son comunes y están asociados a otros factores, pero es importante que los tengas en cuenta.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 2.7 (19 votos)

comentarios (1)

Comentario

Imagen de milena30
milena30

He leído por la web y he escuchado que el colágeno hidrolizado puede ayudar a combatir o prevenir las lesiones en los huesos y tendones, pero por otro lado también he leído que no es así, quedo con la duda de si es o no recomendado, son muchas las lesiones a las que no exponemos cuando realizamos ejercicios, más aún cuando iniciamos solos como muchos novatos.

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments