Los dispositivos electrónicos y nuestras malas posturas

Publicidad
Los dispositivos electrónicos y nuestras malas posturas
No hay votos
5531
145
2
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Quién no ha pensado esto: Qué bien, llegar a casa después de un duro día de trabajo y relajarse jugando un rato con la Tablet, o por qué no hacer ese trabajo de ordenador que había dejado para más tarde en la comodidad de sofá.

¡Pues no! Como fisioterapeuta tengo que advertir que hay que desterrar esa idea por muy apetecible que parezca.

Aunque no lo creamos, la postura que adoptamos al hacer esto es muy perjudicial para la espalda. Pero no sólo para ella, ya que muchas otras estructuras corporales se pueden ver afectadas, como la vista o tus manos.

Vamos a analizar por qué puede ser perjudicial es uso de los smartphones, tablets y ordenadores si no se hace con las debidas precauciones.

Los Smartphones y las malas posturas

Primero de todo: ¿cuántas horas diarias dedicas a tu teléfono? seguro que muchas más de las recomendables. Deberías parar unos 2-3 minutos por cada 15 de utilización de este dispositivo. Si lo utilizas mientras estás sentado, la espalda debe estar completamente apoyada en el respaldo, si lo hacemos de pie el teléfono debe situarse a la altura de los ojos evitando agachar la cabeza. Si no, se pueden ocasionar problemas en las cervicales porque esta postura genera una hiperflexión de cuello que genera patologías tanto óseas como musculares.

Las Tablets y las malas posturas

Son igualmente dañinas si no hacemos un uso correcto de ellas. Siempre deben utilizarse sobre una mesa y no encima de las piernas. Para evitar que se genere una hiperflexión de cuello como hemos comentado con los smartphones, es necesario emplear una funda o atril que permita inclinar la pantalla de manera que nuestro cuello esté sin tensión. También debemos parar después de usarlas un rato, para descansar las articulaciones de nuestras manos, estirar la espalda y relajar la vista.

Los ordenadores portátiles o Laptops y las malas posturas

Deberíamos adoptar una posición similar a la que tendríamos con un ordenador de sobremesa. En el caso de no contar con una mesa para apoyar el portátil, podremos usarlo sobre nuestras piernas, pero no directamente sobre ellas, sino que necesitaremos una superficie algo dura como una carpeta o bandeja para situarle. Siempre deberemos trabajar con él en postura de sedestación, evitando estar tumbados o recostados. Cuando hablamos de estar sentados nunca será en el suelo, ni con las piernas cruzadas, si no que será en una silla o asiento similar con las rodillas y caderas en ángulo de 90º y los pies apoyados en el suelo.

Aunque parezca que por un ratito en mala posición no pasa nada, os aconsejo que siempre que podáis evitéis todas esas malas prácticas que aunque parezcan pequeñas, se van sumando y derivan en patologías que aparte de su gravedad generan mucho dolor, malestar e impotencia funcional al paciente. Y como último consejo: evitad la vida sedentaria. Si por motivos de trabajo tenéis que emplear mucho estos dispositivos y posturas nocivas, salid a hacer ejercicio. Os despejará la mente a la vez que fortalecerá huesos y articulaciones para aguantar el ritmo.

¿Cómo sentarse bien en el trabajo?

En este vídeo se explica las formas adecuadas de estar sentado en una silla, siguiendo los parámetros de ergonomía saludable.

Estamos rodeados de dispositivos que nos pueden hacer daño si los utilizamos de manera prologada. De los 3 dispositivos mencionados, las laptops y los ordenadores son los que la mayoría utiliza con mayor frecuencia y de manera prolongada. Es por ello que es indispensable mantener la postura ideal: la silla regulada en altura para que las rodillas se encuentren exactamente a 90 grados (ya que en menos de 90 grados sufre la rodilla mayor estrés y en más de 90 grados sufre la columna lumbar) y que la columna lumbar se encuentre arqueada hacia atrás (para reducir la tensión sobre los discos intervertebrales de la columna lumbar).

Conclusiones sobre los dispositivos electrónicos y las malas posturas (H2)

Para finalizar nos gusta dejarte un muy buen resumen sobre el tema que hemos discutido en el artículo. En esta oportunidad te dejamos la información más importante con relación a las malas posturas que adoptamos cuando utilizamos dispositivos electrónicos. Toma nota sobre lo siguiente:

  • No agaches la cabeza para revisar tu Smartphone o cualquier otro tipo de teléfono móvil. Mantenlo a la altura de tus ojos, de manera que tu cuello (es decir, tus vértebras cervicales) no sufran la tensión generada por la hiperflexión del mismo, y así evites una hernia discal o algo por el estilo.
  • Con el uso de las tablets debemos de cumplir el mismo principio que con el Smartphone o teléfono móvil: intentar hacer lo posible por no inclinar la cabeza hacia adelante. Intenta emplear un atril para inclinar la pantalla.
  • Durante la utilización de laptops u ordenadores, siéntate bien. Sentarse incorrectamente lesiona tu columna lumbar y tus rodillas, dos estructuras fundamentales de tu cuerpo.
  • Es indispensable descansar cada tanto de cualquier dispositivo electrónico. Por lo menos unos 2 o 3 minutos por cada 20 o 30 minutos de utilización.
Y además:
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

comentarios (2)

Comentario

Imagen de Verito_1
Verito_1

Hola, se habla mucho de los celulares y tablets, pero no de los libros, la escritura y los apuntes de estudio. Quienes estudiamos pasamos muchas horas leyendo, subrayando, etc. Algunos libros tienen un peso considerable y la postura que se adopta al leerlos, creo, que llevaría a los mismos problemas. Cuál es la mejor manera de leer muchas horas? Es recomendable el uso de atriles sobre la mea para que el libro quede a la altura de los ojos? Muchas gracias, los sigo desde Argentina. Me encanta todo lo que comparten, aconsejan y debaten.

Comentario

Imagen de Verito_1
Verito_1

*atriles sobre la MESA, quise decir...

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments