¿Qué es la ansiedad? 5 ejercicios que puedo hacer para mejorar esta condición

¿Qué es la ansiedad? 5 ejercicios que puedo hacer para mejorar esta condición
Promedio: 2.6 (9 votos)
4947
113
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Muchas personas hoy en día, sufren o han sufrido un episodio de ansiedad, el cual no solo se manifiesta con síntomas psicológicos, sino también con síntomas físicos, y para poder combatirla debes tener un conocimiento correcto de esta patología para poder lograr una mejoría efectiva.

La mejor manera de combatirla es de forma gradual, no hay un método milagroso que cura la ansiedad de un día para otro, pero hay muchas herramientas que te pueden ayudar, y lo primero que debes saber es que es la ansiedad.

¿Qué es la ansiedad? 

La ansiedad no es más que una emoción, que se encuentra en nuestro organismo como medio de autodefensa y alerta para afrontar una situación de peligro, sentir ansiedad hasta cierto punto nos es beneficiosa ya que de hecho es una respuesta adaptativa normal de nuestro cuerpo que nos prepara para reaccionar adecuadamente.

La ansiedad puede aparecer abruptamente, o como desencadenante de algún hecho o trauma que origine esta condición, y es el profesional de la salud quien determinara su etiología, también puede denominarse como ataques de pánico cuando ya no somos capaces de controlar las reacciones que esta desencadena, es decir que es en este punto que se le puede denominar un trastorno ya que afectaría nuestras actividades de la vida diaria e incluso llegan a ser incapacitantes.

Estos ataques tienen ciertas manifestaciones, y es a partir de ellas en las que vamos a trabajar.

Síntomas de la ansiedad o ataques de pánico 

Hay ciertos signos de alarma que pueden indicarte que estas frente a un cuadro de ansiedad, tal vez no presentes todos los de la siguiente lista. Pero pueden ayudarte a identificar si lo que sufres es un cuadro de ansiedad.

Cuando una persona manifiesta estos síntomas, y llegan a ser muy repetitivos, probablemente no sea capaz de sacarse ese tipo de pensamientos de la mente, por lo tanto, es muy importante que acudas al médico ya que es solo el quien puede ayudarte, tanto con el diagnostico como con el tratamiento adecuado.

  • Sientes que tu corazón se acelera, esto se llama taquicardia y es debido a un aumento abrupto de bombeo de sangre.
  • Dificultad para la concentración y la memoria
  • Sensación de ahogo
  • Temblores
  • Sensación de adormecimiento en las manos y piernas
  • Visión turbia
  • Dificultad para la digestión
  • Sensación de opresión a nivel de la caja torácica
  • Agotamiento
  • Incapacidad para conciliar el sueño
  • Náuseas
  • Mareo
  • Preocupación excesiva por situaciones normales de la vida cotidiana
  • Pensamientos repetitivos
  • Miedo a estar en espacios muy abiertos o espacios cerrados
  • Temor a relacionarse con otras personas

La Ansiedad y fisioterapia 

Desde el punto de vista fisioterapéutico hay muchas recomendaciones que puedes tomar en cuenta, ya que toda esta sintomatología desencadena una serie de reacciones físicas que alteran todos los sistemas del organismo, llámese respiratorio, digestivo, circulatorio, músculo esquelético, nervioso, entre otros.

Por ejemplo, a nivel respiratorio el paciente tiende a permanecer en una actitud inspiratoria por lo cual la caja torácica se mantendrá expandida, dificultad para respirar, sensación de ahogo, contractura de la musculatura respiratoria tanto principal como accesoria, a nivel digestivo toda esa serie de malestares que genera la ansiedad pueden desatar dolores lumbares irradiados originados por el segmento medular correspondiente al órgano que se encuentre en disfunción.

Para lograr una mejoría efectiva es importante que evites ciertas cosas como son:

  • Drogas
  • Consumo de alimentos estimulantes como el café, chocolate, bebidas gaseosas, etc.
  • Sedentarismo
  • Consumo de grasas saturadas. Opta por consumir grasas buenas como el pescado, nueces y semillas, acompañado de vegetales, frutas y cereales fibrosos.
  • Procura realizar actividad física en horas alejadas de la noche, para evitar generar un estado de excitación nerviosa en dichas horas lo que afectaría conciliar el sueño.

5 consejos para mejorar la ansiedad y el nerviosismo

En el siguiente enlace podrás ver una serie de consejos en cuanto a cómo combatir la ansiedad o ataques de pánico, mediante la alimentación, ejercicios respiratorios, y de relajación, así como una serie de sustancias que debes evitar.

Ejercicios de Pilates para flexibilizar tus brazos

En el siguiente enlace encontraras un video con el que aprenderás a flexibilizar no solo tus brazos, sino también las escápulas y tu columna cervical.

Recuerda que en la ansiedad toda esta zona muscular se ve afectada debido a la postura que desencadena la sensación de ahogo, la aprehensión, y la angustia propia de dicha patología es por esto la importancia de relajar y movilizar lo mas posible toda la estructura corporal. Además de ello aprenderás como estirar la musculatura lumbar acompañado de ejercicios respiratorios.

Ejercicios con pilates para combatir la ansiedad.

Principalmente es imprescindible realizar ejercicios de relajación utilizando como herramienta la respiración, con estos ejercicios intenta buscar una relajación corporal lo que te ayudara a concientizar las manifestaciones físicas que ocasiona la ansiedad, así como lograr una conexión mente y cuerpo la cual te ayudara a ejercer autocontrol y posteriormente tener la capacidad de dominar un episodio de ansiedad o ataque de pánico.

Movilizaciones de la pelvis

Acuéstate en el suelo y apoya las piernas sobre la pelota, de panera que las pantorrillas queden apoyadas sobre ella, cierra los ojos, toma aire profundo por la nariz mientras balanceas la pelvis hacia los laterales y expulsas lentamente por la boca. Realiza 3 series de ocho repeticiones de este ejercicio.

Hamaca 

Arrodíllate en el suelo frente a la pelota y apoya tu pecho a ella mientras te deslizas hacia delante, sobre ella. Intenta descansar toda la parte superior del cuerpo sobre la pelota desde la cabeza hasta la pelvis, toma bastante aire por la nariz empuja con los dedos de tus pies tu cuerpo y despega suavemente las rodillas del suelo. Balancea tu cuerpo hacia abajo y arriba imitando el movimiento de una hamaca, mientras expulsas el aire por la boca con tres espiraciones sostenidas a manera de soplo. Realiza 3 repeticiones de este ejercicio.

Brazada.

Siéntate sobre una pelota terapéutica o fitball, y despacio ve deslizando tus pies hacia delante hasta apoyar totalmente la cabeza sobre la pelota, cuando controles esta posición realiza movimientos circulares con los hombros estirando los brazos, realiza cinco repeticiones y luego cambia al sentido opuesto cinco repeticiones más.  Posteriormente moviliza las piernas hacia delante y hacia atrás apoyando la espalda totalmente y así incorporarte a la posición sentada sobre la pelota.

Conclusión

No caigas en la desesperación, es un trabajo de constancia y dedicación. Por su puesto siempre consulta con tu médico que es quien te recomendar el tratamiento adecuado para ti, tanto farmacológico como terapéutico. Recuerda que la ansiedad es una condición que no tiene una cura mágica. Pero hay muchas herramientas que te pueden ayudar como lo es la fisioterapia.

Combina estos ejercicios con el descanso, la meditación y sobre todo despeja la mente, esto te ayudara a desenfocarte del problema y pensar en otras cosas busca un hobbie o una actividad que te apasione, como la pintura, la música, un deporte, etc. Así que animo! Tu puedes hacerlo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 2.6 (9 votos)

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments