Qué es la Matronatación, cuáles son sus beneficios, contraindicaciones y recomendaciones para su práctica

Qué es la Matronatación, cuáles son sus beneficios, contraindicaciones y recomendaciones para su práctica
arriba
Me gusta
702
6
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Hoy en día el medio acuático no solo es usado para el deporte, sino también como un medio terapéutico universal, con numerosos beneficios.  Las terapias se pueden iniciar según recomendaciones de su especialista de cabecera, desde el del embarazo, hasta que nace el bebé, incluso después del pato hasta que son adultos mayores. Tanto para tratamientos traumatológicos, algunos casos neurológicos, geriátrico, entre otros. El siguiente artículo explicará brevemente de qué se trata la Matronatación, término que se ha venido usando para hacer referencia a la natación para bebés y también para acercar aún más al fisioterapeuta a dicha actividad.

Se trata de una actividad acuática que estimula al bebé para que se vaya integrando  al ciclo de aprendizajes según su edad. Además de la presencia del especialista, se requiere la ayuda tanto de la madre como el padre, o de alguno de los dos. Es una estimulación global que se realiza por medio de la ludoterapia y otros ejercicios terapéuticos que le permitirán seguir y/o corregir su desarrollo psicomotor. Poco tiene que ver con el aprender de nadar sino más bien al desarrollo de la autonomía en el agua.

Edad para la práctica de la Matronatación

Realmente no está definida a qué edad pueden comenzar con esta actividad. Sin embargo, algunas bibliografías y especialistas recomiendan empezar desde el cuarto mes de vida, ya que tendrían más desarrollado el sistema inmunológico, y así se evitarían los resfriados, otitis, bronquitis, entre otras infecciones. Aunque se puede notar que los niños a temprana edad no cumplen con el repertorio de ejercicios planteados, aprenden rápido, así que hay que seguir el ritmo de aprendizaje del bebé y disfrutar del proceso tanto como él lo hace. Al comienzo de las terapias, lo básico es practicar la familiarización y los ejercicios para mejorar los movimientos que instintivamente hace. Pero al cumplir el primer año de vida, ya sería muy tarde para el inicio de la Matronatación o natación para bebés, debido a que se han consolidado la mayoría de los reflejos y otros como el de la protección de la respiración ha involucionado. La inmersión y los reflejos de los primeros meses de vida, son la base de ésta práctica.

Beneficios de la Matronatación

Existen diversos estudios que muestran que el medio acuático y sus elementos sirven para entrenar tanto a las madres para el parto como al bebé en todo su desarrollo psicomotor, además es efectivo para mejorar diversas patologías en menor tiempo. Algunos de los beneficios son:

  • Favorece la flexibilidad articular y elasticidad de los músculos
  • Se puede adoptar posturas que en colchonetas son imposibles
  • Mejora el tono muscular
  • La resistencia que otorga el agua mejora la fuerza muscular
  • Disminuye la tensión en las articulaciones que están sometidas por el peso extra del embarazo
  • Se activa la circulación sanguínea, mejorando la circulación tanto para el feto como para la madre
  • Mejora el estado de humor de la madre (relajación psicofisiológica)
  • Aumenta la capacidad pulmonar
  • Mejora la propiocepción y equilibrio
  • Influyen en el proceso de aprendizaje de movimientos o experiencias motrices, el cual aumentan el repertorio motor del bebé
  • Mejora las relaciones afectivas entre padre-madre e hijo

Contraindicaciones de la Matronatación

No todo es color de rosa, se debe tomar en cuenta que a pesar de los grandes beneficios y ventajas que tiene realizar terapias en el agua, no todo el mundo cumple con los requisitos para su aplicación. Las contraindicaciones más importantes son:

  • Enfermedades infecciosas e inflamatorias
  • Enfermedades cardiopulmonares graves
  •  Enfermedades otorrinolaringólogicas
  • Enfermedades cutáneas
  • Poseer heridas abiertas
  • Epilepsia
  • Hidrofobias acentuadas

Recomendaciones de la Matronatación

Antes de considerar practicar la Matronatación se debe tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • El adulto responsable (padre o madre) siempre deben estar en contacto con su bebé
  • Nunca se debe considerar que el bebé sabe nadar
  • Los bebés no deben recibir lecciones de natación sino hasta la edad de 4 años de edad, donde su sistema nervioso está lo suficientemente maduro para captar el proceso de aprendizaje por medio de instrucciones.
  • El agua debe estar aclimatada y lo más limpia posible,  ya que el riesgo de hipotermia y contagio de infecciones es alta, por ello se debe consultar antes su médico de cabecera para tomar todas las precauciones.

Conclusión

Generalmente los bebés se adaptan más rápido al agua que los infantes a partir del primer año de vida, debido a que desarrollan el miedo al agua, a ahogarse, según lo aprendido de su entorno.  El medio acuático para los bebés menores de un año les resulta familiar ya que estuvieron en un medio parecido durante 9 meses, además lo perciben como algo divertido y esto se puede aprovechar para realizar terapias lúdicas que promueven el ejercicio para desarrollar tanto su motricidad gruesa como fina, brindándole la confianza para realizar su actividades posteriores. Es sin duda, una experiencia enriquecedora para todo el que esté involucrado. Cabe destacar que el fisioterapeuta en estos casos, debe tener un amplio conocimiento de los medios físicos y propiedades del agua, además de estar certificado en dicha actividad para su aplicación.

Añadir nuevo comentario

Autor

Suscríbete a nuestro canal

¡Ya somos más de 1.225.000!