¿Qué es la neuropatía del nervio cubital o parálisis del manillar?

Publicidad
¿Qué es la neuropatía del nervio cubital o parálisis del manillar?
Promedio: 3.1 (28 votos)
77366
369
6
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La parálisis del manillar o neuropatía cubital(1), es una afectación del nervio cubital que recorre toda la longitud del brazo hasta la mano, y que genera una sintomatología variada que dependerá del nivel de afectación del nervio, caracterizada en los casos mas leves por un hormigueo y pequeños trastornos de la sensibilidad, hasta una afectación motora o del movimiento de parte de la mano que se inervada por el dicho nervio, en los casos mas severos.

Este nervio es el responsable tanto del movimiento como la sensibilidad de una parte del antebrazo y la mano (es decir, posee una función motora y sensorial).

¿Por qué este nervio tiene tendencia a irritarse?

En general, el nervio cubital se inflama normalmente en el codo o la muñeca, cuando tiene que absorber la vibración y el choque transmitido al brazo a través de algún aparato o instrumento, (por ejemplo; los obreros que trabajan con el martillo percutor) también puede producirse cuando la mano y el brazo se mantienen en una posición fija durante mucho tiempo.

En términos generales, para que haya una sintomatogía que afecta al nervio cubital, debe haber alguna agresión que comprima o afecte al nervio. La variedad etiológica de dicha "agresión" hace que sea imprescindible una buen exploración para realizar un correcto diagnostico diferencial y poder determinar la causa/s o etiología de la compresión o afectación del nervio que provoca los síntomas que mas adelante describiré.

Esta patología es muy típica en los ciclistas ya que suelen padecer lesiones de las extremidades superiores. En el caso de los ciclistas, los golpes y las vibraciones se transmiten directamente desde el manillar por los brazos pudiendo ocasionar la irritación del nervio cubital. La frecuencia de la parálisis del manillar se ha incrementado con las bicicletas de montaña y el ciclismo fuera de carretera porque suelen ser en terrenos bastante accidentado o por lo menos en un terreno desigual, por lo que la cantidad de golpes y vibraciones que pasa por los manillares aumentan, poniendo presión extra en el nervio cubital. Sin embargo, las superficies con baches no son la única causa del dolor cubital.

La evidencia sugiere que el ajuste incorrecto de la bicicleta con el tamaño y las características anatómicas del piloto puede hacer que la parálisis del manillar sea más probable. Básicamente, la neuropatía del cubital es más probable que ocurra si el manillar es demasiado bajo en relación con la altura del sillín. Además, si la parte delantera de la silla se inclina hacia abajo, empujando el peso del cuerpo hacia delante sobre las manos y los brazos, o si el cuadro de la bicicleta es demasiado grande para el ciclista, necesitando estirarse para alcanzar el manillar, el riesgo de parálisis del manillar aumenta de manera significativa.

Síntomas de la neuropatía del nervio cubital

Básicamente, los síntomas de la parálisis del manillar(2) son hormigueo, entumecimiento o dolor en la parte externa o media del antebrazo, esta sensación de malestar puede recorrer todo el brazo hasta el dedo meñique. Es importante tener en cuenta, también, que durante las primeras etapas de la lesión los síntomas pueden limitarse a una sensación de hormigueo (la conocida sensación de "alfileres y agujas").

Estos síntomas de la neuropatía del cubital deben desaparecer si se quita las manos de esa posición mantenida o se deja de absorber las vibraciones del aparato o herramienta que se esté usando. Si se ignora la sintomatología, sin embargo, el hormigueo puede progresar rápidamente a entumecimiento y dolor intenso. De hecho, el dolor puede ser lo suficientemente intenso como para impedir por completo el ciclismo o la actividad que estemos realizando.

La parálisis del manillar no debe tomarse a la ligera: en los casos graves que no reciben tratamiento, el nervio cubital puede ser comprimido debido al hinchazón de los músculos circundantes y los tejidos conectivos, y su capacidad de transmitir mensajes a los músculos del antebrazo puede reducirse significativamente. El resultado es una pérdida de fuerza en los músculos de la mano, que a menudo primero se refleja en la incapacidad para extender los dedos.

Diagnóstico de la neuropatía del nervio cubital

El profesional de la salud que le evalúe debe tomar una historia detallada de la evolución de la lesión y le examinará el cuello, el brazo afectado, y el hombro del mismo lado. Le revisará su fuerza de agarre, y puede que le deriven para hacer una prueba de la conducción nerviosa y un electromiograma para determinar si el nervio cubital está proporcionando una estimulación adecuada a los músculos del antebrazo y la mano.

Estos estudios se realizan colocando los electrodos en la superficie de la piel o justo debajo de ella en forma de pequeñas agujas. El electromiograma mide los impulsos nerviosos, y la prueba de conducción nerviosa evalúa la velocidad, la fuerza y la frecuencia de los impulsos nerviosos enviados por el nervio cubital a los músculos del antebrazo.

Tratamiento de la neuropatía del nervio cubital

Lo primero de todo es dejar de realizar la actividad que nos supone la irritación del nervio cubital hasta que los síntomas desaparezcan. Por ejemplo, en los deportistas deberán tomarse un descanso en su actividad deportiva, en los casos en los que la pausa es imposible las férulas o muñequeras pueden ser utilizaadas.

En la mayoría de los casos, si un paciente se abstiene de realizar la actividad que le ocasiona el estrés al nervio y recibe el tratamiento adecuado de un fisioterapeuta, la inflamación y el dolor asociados con la parálisis del manillar va a desaparecer entre dos y cuatro semanas. Desafortunadamente, existen casos que tardan en sanar hasta ocho semanas.

En muchos de estos casos, el período de recuperación es mayor debido a que la persona regresa muy rápidamente a la actividad que le irrita el nervio cuando empieza a sentir mejoría, antes de la curación total, retardando así la recuperación y también invita a una patología más seria lo que podría requerir cirugía. También, es importante tener en cuenta que el tiempo de recuperación de la parálisis del manillar puede variar significativamente entre las personas, cada persona reacciona de forma diferente a un mismo tratamiento y a una misma patología.

En todos los casos, el retorno a la plena actividad depende de cuánto tiempo tarda la inflamación del nervio cubital a disminuir. La intervención quirúrgica es también una posibilidad. El objetivo de esta cirugía es reposicionar el nervio cubital para que haya menos presión.

Prevención de la neuropatía cubital

Si usted ha tenido algunos "pinchazos y hormigueos" en los antebrazos en el pasado pero no ha llegado a padecer la parálisis del manillar y quiere evitar la lesión en el futuro, ¿qué debe hacer? En primer lugar, recordar que la parálisis del manillar está causada por uso excesivo. La mejor manera de evitar esto, entonces, es entender exactamente la cantidad de actividad que el nervio cubital está preparado a aguantar.

Por otro lado, hay que poner especial atención a los factores específicos que aumentan el riesgo de problemas de neuropatía cubital. En concreto, puede ser una buena idea hacer que un profesional evalúe su posición de trabajo o sobre la bicicleta y hacer ajustes para asegurar que su peso no vaya demasiado hacia adelante ni se apoye en exceso con las manos. Debería usar guantes acolchados y considerar el relleno para el manillar. Durante una actividad prolongada, es importante, también, cambiar la posición de las manos con regularidad y no quedarse en la misma posición por más de 10 a 15 minutos.

Ejercicios para prevenir la neuropatía cubital

Para evitar que se produzca la parálisis del manillar, tiene sentido aumentar la fuerza de los antebrazos y el rango de movimiento de sus muñecas. Los ejercicios(3) descritos a continuación, pueden ser realizados de tres a cuatro veces por semana, aumentando la fuerza de los músculos del antebrazo, pero nunca se deben realizar si se produce un dolor importante. La resistencia adicional se debe agregar sólo cuando el ejercicio se realice el número designado de repeticiones sin molestias.

Ejercicios de fortalecimiento del Antebrazo

  • Extensores de muñeca: Siéntese junto a una mesa con el antebrazo lesionado en la superficie de la mesa con la muñeca en el extremo de la mesa y la palma hacia abajo. Sostenga una pesa en la mano lesionada y tiene que levantarlo tan alto como le permita el dolor o hasta que el dorso de la mano esté al nivel de la superficie de la mesa. Mantenga esta posición durante cinco segundos y luego relaje el brazo y la mano durante 10 segundos. Realizar esta secuencia ocho veces, tres veces al día. Aumentar el rango de movimiento del ejercicio según lo permita el dolor hasta que el dorso de la mano esté al nivel de la superficie de la mesa en cada repetición. Cuando esto es posible, aumentar la cantidad de resistencia.
  • Flexores de muñeca: Siéntese junto a una mesa con el antebrazo lesionado en la superficie de la mesa con la muñeca en el extremo de la mesa y la palma hacia arriba. Sostenga una pesa en la mano y tiene que levantarlo tan alto como le permita el dolor o hasta que el peso esté a nivel con la superficie de la mesa. Mantenga esta posición durante cinco segundos y luego relaje el brazo, y la mano durante 10 segundos. Realizar esta secuencia ocho veces, tres veces al día. Aumentar el rango de movimiento si el dolor lo permite hasta que el peso esté a nivel con la superficie de la mesa en cada repetición. Cuando esto sea posible, aumentar la cantidad de resistencia.

Ejercicios de movilidad del Antebrazo

Los próximos dos ejercicios ayudan a incrementar el rango de movimiento de la muñeca. Se deben realizar al inicio cuando haya dolor.

  • Extensores de muñeca: Póngase a gatas, apoyado en las manos y rodillas, con el dorso de las manos en el suelo y los dedos apuntando hacia las rodillas. Lleve el peso de su cuerpo lentamente hacia delante, colocando el peso sobre las manos y las muñecas hasta la aparición del dolor. Mantenga esta posición durante cinco segundos, y luego lleve el peso hacia atrás, aliviando las muñecas y las manos del peso corporal. Relajarlos durante 10 segundos para recuperarse. Realizar esta secuencia ocho veces, tres veces al día. Según lo permita el dolor, aumentar la cantidad de peso transferido a las manos y las muñecas en cada balanceo hacia adelante.
  • Flexores de muñeca: Póngase a cuatro patas, apoyado en las manos y rodillas, con las palmas en el suelo y los dedos apuntando hacia adelante. Entonces, lleve el peso del cuerpo hacia delante lentamente, poniendo el peso sobre las manos y las muñecas hasta que comience a sentir una molestia. Mantenga esta posición durante cinco segundos. Lleve el peso hacia atrás, aliviando las muñecas y las manos del peso corporal. Relajarlos durante 10 segundos para recuperarse. Llevar a cabo esta secuencia ocho veces, tres veces al día, y según lo permita el dolor, aumentar la cantidad de peso que transfiere a las manos y muñecas.

Automovilizaciones del nervio cubital

En este vídeo os mostraremos como realizar auto-movilizaciones del nervio cubital que serán de gran utilidad en caso de presentar una neuropatía de este nervio.

Referencias Bibliográficas

(1)https://www.jhandsurg.org/article/S0363-5023(17)30507-5/fulltext

(2)https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214963514000868?via%3Dihub

(3)https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD006839.pub4/full?highlightAbstract=the%7Cof%7Cnerve%7Cnerv%7Cneuropathi%7Cneuropathy%7Culnar

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.1 (28 votos)

comentarios (6)

Comentario

Avatar

Hola,
Quisiera saber si nadar es recomendable como ejercicio de movilidad?

Comentario

Avatar

Agradecida por la guía de ejercicios de Nervio Cubital , debido a un accidente laboral después de la primer cirugía este quedó severamente dañado . A la fecha ha transcurrido un año y cuatro meses que no tengo la sensibilidad y motora de éste..
Esto me mantiene deprimida.
Tuve fracturas de Húmero y Cubito ,al entrar al quirofano este estaba bien .. Después de la reconstrucción de Humero y Cubito nunca más sentí 4 y 5 dedo... al fecha ... padezco secuelas Sensitivas y Motoras , avanza el tiempo y se torna peor mi mano.
4 planchuelas y 29 tornillos armaron mi brazo... Según el profesional eso sería eterno.
En menos de un mes tuvo que retirar todo , por ende tuvo que lijar huesas por la cicatrización de estos materiales donde no correspondía... A pesar del accidente , yo sentía todos mis dedos . antes de entrar al quirofano ... desde ese 20 de Julio 2016 hasta esta fecha que escribo nunca más sentí ni 4 ni 5 dedos con adormecimiento en esa zona de la mano hasta la muñeca. , estos se están desformandose ... eso me tiene muy mal.
Vivo depresiva porque mi realidad es muy triste ... llevo 3 cirugía la última era una exploración... llegando a la conclusión que este mi nervio cubital está severamente dañado .

Agradecida ..

Comentario

Avatar

Esta lesion puede causar hinchazon en la palma de la mano?

Comentario

Avatar

buenas tardes quiero preguntar.me 'hicieron liberación del cubital derecho el cirujano me dijo que estaba atrapado avansadamente y acusa estaba muerto llevo 1 año y medio en rehabilitación y no he tenido mejoría me dicen q el nervio vuelve a enervar pero que es demorado doctor que me pueden decir sobre esto es normal esto quiero escuchar otro concepto gracias por su ayuda

Comentario

Avatar

Muchas gracias me ayudan para mejorar cada dia

Comentario

Avatar

Esta neuropatia puede confundirse con el sindrome del turnel carpiano?

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments