Rutina de ejercicios para mejorar problemas de la ATM

Rutina de ejercicios para mejorar problemas de la ATM
  • Imagen de Adriana Hernández
    Adriana Hernández
    Fisioterapeuta / Ergonomía / Sist. Musculoesquelético

    Soy Fisioterapeuta egresada del Colegio Universitario de Los Teques Cecilio Acosta, con un diplomado en Ergonomía y formación en diferentes técnicas y métodos fisioterapéuticos como el cupping terapéutico, kinesiotaping, relajación miofascial, drenaje linfático y goniometría ocupacional.

Promedio: 4.7 (3 votos)
5526
0
0

La mandíbula presenta como cualquier otro segmento corporal problemas o afecciones. Sus síntomas pueden en ocasiones confundirse con la presencia de otras lesiones derivadas de la zona cervical o del oído, es por ello que conocer con mayor detalle sobre sus posibles causas, síntomas y tratamiento es de gran ayuda para lograr un abordaje adecuado.

"La mandíbula presenta como cualquier otro segmento corporal problemas o afecciones. S sus síntomas pueden en ocasiones confundirse con la presencia de otras lesiones."

¿Qué es la articulación temporomandibular?

La articulación temporomandibular también conocida como ATM es una articulación que se ubica en la base del cráneo justo por delante del oído, y que además conecta la mandíbula con el maxilar superior. 

atm

Su función principal se da a través de dos movimientos importantes como son el movimiento de bisagra para aperturar y cerrar la boca, así como el movimiento de traslación que se utiliza para comer, cantar y bostezar, este movimiento permite llevar la mandíbula de atrás hacia adelante y de lado a lado para lograr realizar estas acciones anteriormente descritas. 

Anatomía de la ATM

La articulación temporomandibular está compuesta por la parte superior de la mandíbula y el hueso temporal del cráneo, además se integra de ligamentos, músculos, nervios y tejido vascularizado. 

Es una articulación de tipo diartrosis bicondílea que cuenta con ciertas estructuras como meniscos, cápsula articular y ligamentos importantes como el estilomandibular, estilohioideo, ligamentos laterales, interno y externo,  ligamentos colaterales, el ligamento temporomandibular, el ligamento de pinto o ligamento discomaleolar y el ligamento de Tanaka. 

La función muscular de la articulación temporomandibular está dada de acuerdo a la acción muscular que esta realiza, en el caso de la acción masticatoria está comprendida por los músculos masticatorios (temporales, maseteros, pterigoideos laterales y mediales), así como de los músculos supra e infrahioideos los cuales participan en la apertura de la boca y la deglución.

Por otra parte la vascularización de la ATM es realizada a través de varias ramas arteriales como lo son la rama de la arteria temporal superficial, la arteria temporal profunda media, la arteria faríngea superior, la arteria timpánica, la arteria palatina ascendente y la arteria meníngea media. 

Mientras que las estructuras nerviosas están compuestas por el nervio auriculotemporal, el nervio maseterino y ramas del nervio maxilar inferior que es una rama terminal del nervio trigémino.

Problemas más comunes del dolor en la ATM

Del mismo modo que en cualquier otra articulación la ATM puede inflamarse, luxar, doler, fracturarse o presentar alguna disfunción que genere síntomas o molestias durante la realización de movimientos propios. Dentro de los problemas más comunes o frecuentes de dolor en la articulación temporo mandibular encontramos:

  • Bruxismo: el bruxismo es el trastorno que genera el rechinar de los dientes producto de apretarlos haciendo que la musculatura se contraiga de manera involuntaria con mayor recurrencia en horas de la noche.
  • Alteraciones degenerativas o inflamatorias: dentro de las afecciones degenerativas se pueden encontrar la osteoartrosis u osteoartritis las cuales  son producto del estrés o del mal uso de las fuerzas de la articulación que de manera progresiva generan el desgaste y envejecimiento del cartílago articular. 
  • Dolor miofascial: el síndrome miofascial en la ATM es causado por las tensiones, espasmos musculares y cansancio de la musculatura masticatoria, generando dolor y limitaciones en la movilidad de la mandíbula. 
  • Asimetrías en las partes internas de la ATM: las diferencias entre los segmentos relacionados y que comprenden la articulación temporomandibular pueden generar lesiones por una mala alineación, dislocación, rotura o fractura de estos. 

Causas del dolor de la ATM

Las causas del dolor mandibular puede estar dado a la combinación de uno o más factores, por lo que en ocasiones es complicado determinar una causa exacta. 

Generalmente el dolor en la articulación temporomandibular está dado por la aparición o presencia de problemas en la musculatura masticatoria, en las articulaciones o en el tejido conectivo, entre estas causas encontramos:

  1. Las maloclusiones que hacen referencia a la alineación anormal de los dientes en referencia a los del maxilar superior con el inferior.
  2. Hipermovilidad articular o hiperlaxitud mandibular
  3. Fatiga muscular y uso excesivo

Factores de riesgo 

Dentro de los factores de riesgo con mayor probabilidad para sufrir de dolor en la ATM se pueden hallar:

  • Afecciones congénitas y del desarrollo como las aplasias, hiperplasias o hipoplasias
  • Alteraciones anatómicas del cóndilo mandibular
  • Enfermedades metabólicas
  • Procesos infecciosos
  • Luxaciones o subluxaciones del cóndilo 
  • Enfermedades neurológicas
  • Afecciones musculares como miositis, contracturas y espasmos musculares
  • Pérdidas de piezas dentales
  • Traumatismos (fracturas, roturas o desgarros de la articulación)
  • Neoplasias
  • Adherencias disco-condilar y disco-fosa 
  • Perdida de movimiento articular debido a la anquilosis: 
  • Sobrecarga física 
  • Procesos inflamatorios recurrentes
  • Situaciones de estrés o depresión 

Síntomas de los problemas de ATM

La sintomatología de los problemas de la articulación temporomandibular está integrada por varias manifestaciones tales como:

  • Dolores de cabeza o cefaleas
  • Sensibilidad a la presión de la musculatura  masticatoria
  • Chasquidos
  • Crujidos
  • Bloqueos articulares 
  • Rigidez articular en la zona del cuello y hombros 
  • Mareos 
  • Dolor de oídos
  • Problemas en la conciliación del sueño
  • Dificultad para la apertura o cierre de la boca
  • Dolor al masticar
  • Dificultad para la masticación

Tratamiento para el dolor mandibular

El tratamiento del dolor mandibular dependerá o variará de acuerdo a la posible causa que lo está desencadenando; el tratamiento conservador es parte de él y para ello es necesario el uso y aplicación de:

  1. Férulas de estabilización para ayudar a modificar y mejorar la presión mandibular constante.
  2. Sesiones de fisioterapia y rehabilitación para lograr tratar las tensiones musculares, mejorar la movilidad articular y disminuir el dolor. 
  3. Uso de fármacos analgésicos y antiinflamatorios.
  4. Infiltraciones.

Por otro lado si el tratamiento conservador no funciona o no genera mayores resultados, se opta por el tratamiento quirúrgico que puede ser:

  1. A través del reemplazo articular por medio de prótesis.
  2. Utilización de la artrocentesis.
  3. Cirugía artroscópica.
  4. Cirugía abierta en los casos más graves.

Ejercicios para el dolor de la ATM

Ejercicio para el músculo masetero

Para realizar este ejercicio tendrás que ubicar tus manos sobre la zona dolorosa de la mandíbula específicamente del músculo masetero, allí harás una presión hacia considerable hacia arriba pero que no te genere tanto dolor, importante que durante la realización de este ejercicio lleves la lengua hacia arriba. Puedes realizar una o dos veces al día manteniendo 1 minuto la presión o dos series de 30 segundos, esto dependerá de la tolerancia que tengas durante su realización.

Ejercicio para la zona del músculo temporal

En este ejercicio es necesario ubicar la lengua fuera de la boca para luego ubicar tres dedos sobre la zona temporal y posteriormente  realizar un masaje lento y profundo de manera ascendente desde la cien haciendo el recorrido por el hueso temporal mientras que la mano contraria hace un pequeño estiramiento hacia el lado contrario en conjunto con la salida de la lengua, además puedes acompañar este ejercicio con la mirada para profundizar mucho más en el estiramiento. Puedes hacer dos series de 30 segundos o una de 1 minuto.

Ejercicio de apertura bucal

Deberás abrir tu boca a la altura de aproximadamente dos dedos, para luego realizar un masaje ubicando el canto de los pulgares justo debajo del pómulo en ambos lados haciendo presión hacia adentro y hacia arriba.  

Ejercicio de movilidad en la zona de tragus

Con este ejercicio porras movilizar la zona del tragus y de esta forma aliviar un poco el dolor producto de los procesos de artritis, subluxaciones o acúfenos, para ello deberás ubicar la zona del tragus (es parte de la zona externa del oído, específicamente el cartílago ovalado que bloquea la entrada directa del oído) en ambos lados y luego traccionar y realizar movilizaciones en círculos, recordando no perder la tracción y acompañando el ejercicio de la apertura de la boca y de la colocación de la lengua hacia arriba, hacia la zona del paladar detrás de los diente. Puedes hacer este ejercicio por un minuto. 

Referencias Bibliográficas

  1. Manzano GP, de Uralde Villanueva IL. Anatomía y Biomecánica de la Articulación Temporomandibular [Internet]. Ucm.es. Disponible en: Eprints ucm  
  2. Resumen: ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR (ATM) [Internet]. Filadd.com. Disponible en: Filadd
  3. Aragón MC, Aragón F, Torres LM. Trastornos de la articulacion témporo-mandibular. Rev Soc Esp Dolor [Internet]. 2005;12(7):429–35. Disponible en: Scielo
     
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 4.7 (3 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar