Síndrome de dolor miofascial y puntos gatillo.

Síndrome de dolor miofascial y puntos gatillo.
arriba
Me gusta
45634
147
5
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Una de las principales causas de dolor musculoesquelético en la sociedad actual es el Síndrome de Dolor Miofascial. Vamos a explicar en el siguiente artículo en qué consiste, cómo reconocer y tratar dicha patología.

¿Qué es el Síndrome de Dolor Miofascial?

Llamamos Síndrome de Dolor Miofascial al conjunto de signos y síntomas producidos por los Puntos Gatillo Miofasciales, es decir, puntos gatillo que encontramos en el músculo o en el tejido conectivo que recubre esos músculos denominado fascia.

¿Qué es un Punto Gatillo?

El punto gatillo es un punto o nódulo hipersensible que encontramos dentro de una banda tensa en el músculo esquelético o en su fascia asociada. Se dividen en activos, cuando  provocan dolor espontáneo sin necesidad de ser estimulados mediante presión; y latentes, cuando es necesario presionarlos para que aparezca dolor.

¿Qué signos y síntomas provoca un Punto Gatillo en el Síndrome de Dolor Miofascial?

Los Puntos Gatillo Miofasciales provocan una gran variedad de síntomas entre los que podemos destacar:

  • Dolor referido. Es el dolor distal que produce un punto gatillo activo, por ejemplo, si tengo un punto gatillo activo en los escalenos, músculos que se encuentran en la región anterior del cuello, además de tener dolor del propio músculo podemos encontrar un dolor referido en la zona del pectoral o el hombro. Este fenómeno se produce por la relación existente entre una región de piel (dermatoma) y una estructura muscular (miotoma), las cuales reciben un control neurológico procedente del mismo segmento medular, compartiendo las mismas vías nociceptivas o dolorosas. El dolor, la severidad y la extensión de dolor referido dependen del grado de irritabilidad del punto gatillo, no del tamaño del músculo.
  • Signos del sistema nervioso autónomo que incluyen la sudoración, el lagrimeo o la activación pilomotora (piel de gallina) entre otras.
  • Desequilibrios, mareos y una alteración de la percepción del peso de los objetos cuando los levantamos con las manos.
  • Rigidez y debilidad en los músculos implicados. Ésta rigidez se puede manifestar después de un descanso o al estar mucho tiempo en la misma posición.

¿Cómo puedo reconocer la existencia de un Punto Gatillo?

Hay 4 criterios diagnósticos principales para poder identificarlos:

  1. Existencia de una banda tensa palpable en el músculo (si está accesible o el músculo es superficial).
  2. Hipersensibilidad de un nódulo presente dentro de la banda tensa.
  3. Reconocimiento por parte del paciente de su dolor habitual cuando se presiona el nódulo sensible.
  4. Limitación dolorosa del rango de movimiento al estirar completamente el músculo, tanto activa como pasivamente.

¿Por qué somos propensos al Síndrome de Dolor Miofascial?

El Síndrome de Dolor Miofascial es causada por un estímulo, como la presión, que pone en marcha los puntos gatillo en los músculos. Los factores que pueden aumentar el riesgo de los puntos de activación muscular incluyen:

  • Lesión muscular: una lesión muscular aguda o estrés muscular contínuo pueden conducir al desarrollo de los puntos gatillo. Por ejemplo, los movimientos repetitivos y la mala postura pueden aumentar la activación de un punto gatillo.
  • Estrés y ansiedad: las personas que experimentan con frecuencia estrés y ansiedad pueden ser más propensos a desarrollar puntos gatillo en sus músculos. Una teoría sostiene que estas personas pueden ser más propensas a apretar sus músculos, una forma de tensión repetida que deja a los músculos susceptibles a los puntos gatillo.

¿Cómo me puede afectar a largo plazo?

Las complicaciones asociadas con el Síndrome de Dolor Miofascial pueden incluir:

  • Problemas para dormir: los signos y síntomas del Síndrome de Dolor Miofascial pueden hacer que sea difícil conciliar el sueño por la noche. Es posible que tenga problemas para encontrar una posición cómoda para dormir. Y si se mueve en la noche, puedes presionar un punto gatillo y despertarte.
  • Fibromialgia: algunas investigaciones sugieren que el Síndrome de Dolor Miofascial puede presidir a la fibromialgia en algunas personas. La fibromialgia es una enfermedad crónica que presenta dolor generalizado. Se cree que los cerebros de las personas con fibromialgia se vuelven más sensibles a las señales de dolor con el tiempo. Algunos médicos creen que el Síndrome de Dolor Miofascial puede jugar un papel en el inicio de este proceso.

¿Qué tratamiento podemos aplicar en el Síndrome de Dolor Miofascial?

Son diversas las técnicas de fisioterapia para el tratamiento de los Punto Gatillo Miofasciales. Podemos encontrar técnicas conservadoras como pueden ser la digito-presión, los agentes físicos, el estiramiento, técnicas miofasciales e incluso la auto-liberación miofascial, y técnicas invasivas como la Punción Seca, que se ha comprobado por años van a tener diversos efectos sobre este sistema miofascial y disminuir el dolor asociado a los puntos gatillos.

Tu fisioterapeuta colegiado de confianza, sabrá elegir la técnica más apropiada para tratar con éxito el Síndrome de Dolor Miofascial.

Qué son los puntos gatillo o síndrome de dolor miofascial y su tratamiento PGM

​En este vídeo te contamos qué son los puntos gatillo que provocan el conocido como dolor miofascial y que constituyen una de las principales fuentes de dolor:

Ver comentarios (5)

Ola buenas tardes, yo padezco el sindrome miofascial (m lo an diagnosticado alos 4 años),en trapecio izq. y escalenos,hago muchos estiramientos,me pincharon toxina botulinica y no e apreciado mejoria,el fisioterapeuta no da credito alas constracturas que se me cojen diariamente,desde mi punto d vista esto es inaguantable asta tomando relajantes musculares a grandes dosis.Saludos

hola..yo quiero hacer una consulta,porque padezco fibromialgia...y leo todo lo que encuentro,y lamentablemente tengo muchísimos síntomas....estoy tomando pregabalina....y meloxicam...y algo me esta aliviando...solo eso ALIVIO....ahora quiero saber como puedo combatir la sudoración excesiva...es algo inaguantable..hasta estando frente al ventilador..me caen gotas de sudor,me hace imposible la vida social..no puedo estar en ningún lugar porque se me empapa la ropa...me da vergüenza dar un beso..la cara hecha sopa y el cuerpo ademas.....hay algo que pueda ayudarme a aplacar esta sudoración..tengo 55 años,y desde los 48 entre en la menopausia.....gracias

Buenos días,

La sudoración es controlada por el sistema nervioso autónomo, este sistema se encarga de regular las funciones del cuerpo involuntarias como son el latido cardíaco, los movimientos intestinales o la secreción e inhibición de algunas glándulas como el páncreas, glándulas digestivas o sudoríparas en ese caso. La sudoración excesiva se produce por una hiperactividad de las glándulas sudoríparas.

Desde el punto de vista osteopático podemos trabajar para intentar normalizar el sistema nervioso autónomo y disminuir así esa hiperactividad de las glándulas sudoríparas. Pero antes sería necesario descartar cualquier patología de base que esté causando ese exceso de sudoración, de eso debe encargarse tu médico de cabecera o el especialista.

También sería conveniente conocer el momento en el que empezó con los síntomas, ya que la sudoración excesiva puede ser uno de los síntomas de la menopausia.

Gracias por compartir tu caso con nosotros, Un saludo.

Excelente informacióm, hago pesas y no quiero renunciar a ellas, pero estoy sufriendo con esos molestos puntos gatillos el área izquierda del cuello y nervio ciático lado derecho de la pierna. La información y ejercicios me están permitiendo atacar el problema sin tener que recurrir a tratamientos invasivos como medicinas o medicamentos. Probaré con el rodillo asi como otras posibilidades que a bien me puedan suministrar gracias
Johb R. (uso este alias en vista que Jose Rodriguez esta registrado ya)
Venezueka

excelente aporte para quienes somos pacientes discriminados por una enfermedad invisible e incomprendida. Muchas Gracias

Añadir nuevo comentario

Autor

Suscríbete a nuestro canal

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

¡Ya somos 900.000!