Tipos de contracciones musculares. Características y usos en tratamientos de fisioterapia

Tipos de contracciones musculares. Características y usos en tratamientos de fisioterapia
arriba
Me gusta
3065
20
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Existen diversos tipos de contracciones musculares, que dependiendo de la que utilicemos estará destinada a cierta fibra o movimiento especializado en nuestro entrenamiento.

Destacaremos los tipos de contracciones musculares más importante y de mayor uso en el ámbito deportivo como de rehabilitación en general.

Las contracciones isotónicas

Este tipo de contracción se conoce desde el punto de vista fisiológico, como aquellas en las que las fibras musculares tienen dos funciones, la de contraerse y la de modificar su longitud.

Estas se caracterizan por ser las más comunes en la práctica deportiva, actividades físicas y actividades que correspondan al desenvolvimiento de la vida diaria, ya que, en su mayoría las tensiones musculares suelen estar acompañadas, bien sea por acortamiento o alargamiento de las distintas fibras musculares de ciertos músculos.

Este tipo de contracción isotónicas se dividen en dos:

La contracción concéntrica

En esta contracción el músculo genera una tensión y este a su vez se contrae, produciendo un movimiento, esta es la más común en lo referente a las contracciones musculares.

Los tendones ubicados en el origen y en la inserción, se acercarán cuando ocurre un acortamiento del vientre muscular, produciendo movimiento en los huesos, creando algo que se denomina, palancas óseas, donde se originan e insertan dichos tendones.

Como, por ejemplo, cuando se levanta un objeto y se flexiona el codo, el músculo bíceps se contraerá acercando los dos extremos tendinosos y se produce este tipo de contracción isotónica concéntrica.

La contracción excéntrica

Cuando se habla de la contracción excéntrica, se dice que el musculo crea una tensión, pero su fuerza es superior a la tensión causada y por esto el musculo cede, alargándose mientras el mismo sigue generando una tensión al realizar el movimiento.

El mecanismo en este tipo de contracción es que cuando los tendones se acortan de la misma manera que en la contracción concéntrica y el vientre muscular hace el intento de acortarse cuando llega a su límite, empieza a alargarse y por el mismo efecto los tendones también se alargarán.

Como, por ejemplo, cuando al frenar un objeto, el musculo estará ejerciendo una fuerza, pero no la suficiente y, por ende, en vez de acortarse se alargará.

La contracción isométrica

Al realizar una contracción isométrica el musculo genera una tensión, pero no crea ni un acortamiento ni un alargamiento de las fibras musculares, no obstante, dentro del musculo los tendones se encontrarán alargados y el vientre muscular estará acortado, quedando así de la misma longitud, pero obteniendo una tensión mayor.

Como, por ejemplo, al sujetar un objeto sin que exista un desplazamiento, la fuerza por ende es igual al peso que se sostiene, como el empujar una pared, se hace fuerza, pero no existe un desplazamiento del objeto en sí.

La contracción auxotónica

En estas contracciones se combinan dos tipos de contracciones, las contracciones isotónicas y las contracciones isométricas.

Al empezar la contracción muscular se verá más acentuada la contracción isotónica, pero cuando se vaya llegando al final de la contracción, estará más presente la contracción isométrica. Obteniendo una variación activa del músculo durante todo el tiempo que dure la contracción.

Este se genera cuando la fuerza del musculo trata de vencer la resistencia a la elongación de forma longitudinal de un material elástico, provocando un cambio pasajero en la forma que desaparece la fuerza externa que lo deforma.

Las contracciones isocinéticas

Esta se refiere a un tipo de contracción muscular nuevo en el ámbito deportivo, definiéndose así, como una contracción muscular máxima a una velocidad constante en todo el arco del movimiento.

Siendo común en los deportes en que no se necesite generar alguna aceleración en el movimiento, como en el contrario de algunos deportes que se necesita implementar velocidad constante y uniforme, como los son en la natación y en el remo, sabiendo que el agua ejerce una fuerza de manera que sea constante, por ende, cuando se aumenta la fuerza, el agua aumenta la resistencia.

Por esto, se diseñaron aparatos especializados isocinéticos, para poder desarrollar una velocidad uniforme durante la ejecución de todo el movimiento.

Ya que se sabe, que las contracciones isocinéticas e isotónicas son concéntricas y excéntricas, cabe destacar que no son iguales, sino que al contrario son bastantes diferentes, como se mencionó anteriormente, las contracciones isocinéticas se producen a una velocidad constante regulada, desarrollando así una tensión máxima durante todo el recorrido del movimiento.

La contracción ecocéntrica

Esta contracción se desarrolla de manera simultánea con una contracción concéntrica y otra contracción excéntrica durante la misma acción. El músculo involucrado tiene que estar en más de una acción articular a la vez, por ende, este tipo de contracciones se puede producir solo en músculos multiarticulares, sabiendo que son músculos que atraviesan dos articulaciones diferentes, ya que cuando se contrae logra realizar una acción distinta en cada articulación.

Contractura muscular - Qué es, cómo sucede y cuál es su tratamiento 

Una vez hemos conocido un poco más acerca de las contracciones musculares, que son y sus diferentes tipos, podemos entender entonces un poco más acerca de cómo y porqué ocurren las contracturas musculares.

Las contracturas musculares suceden cuando un músculo no es capaz de volver a su estado de relajación después de haberse contraído, es decir, el músculo se mantiene contraído de manera involuntaria por un largo periodo de tiempo. Pero… ¿Por qué sucede esto?

Las contracturas musculares pueden manifestarse por diversas causas, entre ellas:

  • Traumatismos directos.
  • El estrés es un detonante habitual de las contracturas musculares.
  • Ciertos aspectos ambientales como el frio también pueden generar una contractura muscular.
  • Un mal calentamiento previo a la actividad física.
  • Un sobreesfuerzo repentino, entre otras…

Referencias Bibliográficas

  1. Serratrince, G. Contracturas musculares.  EMC- Kinesioterapia- Medicina Física. 32 (2) 1-11. 2011. http://www.em-consulte.com/es/article/285530/contracturas-musculares
  2. Cardero, M. Lesiones musculares en el mundo del deporte. Revista de Ciencias del Deporte. 4 (1) 13-19. 2008. https://www.redalyc.org/pdf/865/86540103.pdf
  3. Azón, E. Mir Ramos, E. Latorre, Y. Calambres musculares benignos durante el embarazo. Medicina Naturista. 6 (2). 89-92. 2012. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3974424
  4. Hubert, L. y col. Principios del fortalecimiento muscular: aplicaciones en el deportista en rehabilitación. EMC- Kinesioterapia- Medicina Física. 38(3) 1-16. 2017. https://www.elsevier.fr/es/article/1124991
  5. Traba, A. y col. Trastornos musculares caracterizados por calambres, espasmos, mialgias e intolerancia al ejercicio. Medicine- Programa de Formación Medica Continuada Acreditado. 10 (78) 5310-5317. 2011. http://www.med-informatica.net/TERAPEUTICA-STAR/CalambresNocturnos_RMGyF_57_oct2003_p553-560.pdf
  6. Pozo, P. El tipo de trabajo muscular y su influencia en la función. Revista Digital- Buenos Aires. 14. 142. 2010. http://www.efdeportes.com/efd142/el-tipo-de-trabajo-muscular-y-su-influencia.htm

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar