Articulación tibiotarsiana

Definición

La articulación tibiotarsiana o también llamada talocrural, es la unión funcional que se establece entre los huesos peroné, tibia y astrágalo, por lo cual se termina formando lo que conocemos como tobillo. Esta para poder cumplir con sus funciones, necesita de una cápsula articular, el líquido sinovial, y de dos ligamentos ubicados de forma lateral.

El tobillo al igual que la rodilla para poder realizar sus respectivos movimientos, y así cumplir con las funciones de soporte del peso corporal y bipedestación, necesita de la unión de varios huesos, los cuales a su vez forman articulaciones móviles.

"Es la articulación que se produce por la unión entre el astrágalo, peroné y tibia"

¿Dónde se encuentra la tibiotarsiana?

Esta articulación, se localiza en la parte más distal de cada miembro inferior, es decir entre la parte final de la pierna y el pie, en la zona conocida como tobillo.

¿Qué tipo de articulación es la tibiotarsiana?

Debido a la cavidad que se forma con la unión entre la tibia y el peroné, esto permite que la superficie superior del astrágalo se fusione con ellos, y así se logre la formación de la articulación móvil, específicamente tipo troclear. Es decir, que solo trabaja en un plano anatómico.

Pero, estas superficies solo se pueden mantener unidas gracias a los siguientes ligamentos:

  • Ligamento lateral externo: está formado por el peroneoastragalino anterior, peroneoastragalino posterior y peroneocalcáneo.
  • Ligamento lateral interno: se divide en el ligamento deltoideo y el ligamento profundo.

¿Qué movimientos realiza la tibiotarsiana?

Gracias a todos los huesos que forman esta unión y al tipo de articulación, el tobillo es capaz de realizar el movimiento de flexión y el de extensión. Durante los cuales, el astrágalo se mueve en dirección anterior o posterior, dependiendo del caso, y así mismo se movilizan las estructuras del pie.

"Este tipo de articulación es capaz de realizar movimientos de flexión y extensión"

¿Qué lesiones afectan a la articulación tibiotarsiana?

Al igual que todas las articulaciones, esta puede verse lesionada en golpes y caídas, en las cuales se contacta la superficie del pie y el tobillo con alguna superficie dura. Cuando estos traumatismos se producen, encontraremos lesiones de ligamentos, huesos y en ocasiones de tendones.

Estas lesiones son conocidas como esguinces, fracturas y tendinitis. Todas producen dolor, pero en el caso de la fractura y el esguince, estos producen dolor y edema que inmediatamente suelen impedir la movilización de la región.

Ahora bien, dependiendo del grado de la lesión, existen situaciones en las cuales se podrá necesitar cirugía y posterior rehabilitación física.

Pulse aquí para obtener información sobre la tendinitis y esguinces