Distrofia muscular de Becker

Definición

La distrofia muscular de Becker es una enfermedad neuromuscular que se caracteriza por la atrofia y debilidad progresivas producto de la degeneración del tejido muscular tanto liso como cardíaco.

Las distrofias musculares son producto de mutaciones genéticas que ocasionan la debilidad y pérdida de forma progresiva de la masa y la fuerza de los músculos.

"Enfermedad neuromuscular que se caracteriza por la atrofia y debilidad progresivas producto de la degeneración del tejido muscular."

La enfermedad es muy similar a la distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad más grave que comienza más temprano y que empeora mucho más rápido.

¿Cuáles son las causas de la distrofia muscular de Becker?

Esta enfermedad es producto de un trastorno hereditario debido al cromosoma X, en el que existe una mutación del gen DMD. El defecto genético de la distrofia de Duchenne es distinto al que causa la distrofia muscular de Becker, pero en ambas enfermedades está afectado el mismo gen.

¿Cuáles son los síntomas de la distrofia muscular de Becker?

Los síntomas de esta distrofia muscular suelen aparecer aproximadamente a los 12 años de edad del paciente, manifestando pérdida del equilibrio y la coordinación, debilidad muscular con mayor frecuencia a nivel del cuello y los brazos, aunque progresivamente afecta los miembros inferiores y la pelvis, así mismo se evidencia dificultad para correr o saltar, presencia de atrofia muscular, disfagia, problemas respiratorios y disartria progresiva.

Así como en la distrofia muscular de Duchenne, el patrón de pérdida muscular en la distrofia muscular de Becker comienza a nivel de las caderas y el área de la pelvis, los muslos y los hombros.

Esta enfermedad tiene una evolución más lenta que la distrofia muscular de Duchenne. 

"Los síntomas de esta distrofia muscular suelen aparecer aproximadamente a los 12 años de edad."

¿Cuál es el tratamiento de la distrofia muscular de Becker?

El tratamiento de la distrofia muscular de Becker se enfoca en aliviar los síntomas que esta genera y mejorar el estado de salud y la calidad de vida del paciente.

Es por ello que la fisioterapia es parte esencial en su manejo, con el objetivo de aumentar la fuerza de los músculos, mejorar el equilibrio y la coordinación de los movimiento corporales.

También se suelen utilizar medicamentos como los corticoides para disminuir la progresión de los síntomas musculares, así como la terapia de lenguaje para ayudar a los músculos de la deglución.

En casos de que se presente una escoliosis progresiva se utiliza la cirugía como medio de tratamiento.