Estudio o procedimiento artroscopia

Definición

La artroscopia, es un tipo de intervención médica, que es muy diferente a otros tipos de procedimientos quirúrgicos ya que en este método se utiliza una maquinaria sencilla que se introduce a la articulación del cuerpo que se va a reparar. Esta comienza con unas pequeñas y simples aberturas en áreas cercanas de la articulación, luego se procede a introducir el artroscopio con el fin de visualizar los tejidos y reparar las lesiones.

Las cirugías son procedimientos quirúrgicos realizados de la mano de un médico especialista en la cual se buscar reparar un tejido que sea muscular, óseo, nervioso, ligamentoso, entre muchos otros. Una técnica que es usada en las cirugías es la llamada artroscopia.

"Cirugía sencilla donde se introduce un artroscopio en el interior de una articulación, puede ser realizada en rodilla, cadera u hombro"

Las articulaciones que son más usadas para realizar la cirugía artroscópica son la rodilla, hombro y cadera. Pero también pueden realizarse en pequeñas articulaciones como lo son la muñeca y el tobillo.

¿Cuándo realizar una artroscopia?

Este es un procedimiento médico que es realizado en pacientes que necesiten reconstrucción de tejidos o en casos que se vea la necesidad de determinar que esta causando dolor en la articulación.

Las indicaciones más conocidas son las siguientes:

  1. Rodilla. Es utilizado para reparar roturas de meniscos, distensión de los ligamentos internos de la rodilla, para visualizar con mayor facilidad las fracturas y para recolectar muestras del tejido conjuntivo y del cartílago.
  2. Cadera. Reparar tendones, ligamentos y para tratar el síndrome femoroacetabular.
  3. Hombro. Lesión del labrum, rotura de tendones, distensión de ligamentos e inestabilidad articular.
  4. Tobillo y Muñeca. Extraer muestras como el tejido sinovial, restaurar cartílago y ligamentos, disminuir la rigidez de la articulación.

¿Cuáles son las contraindicaciones de una artroscopia?

La contraindicación que es general para todas las articulaciones es que el paciente tenga reacción alérgica a la anestesia general. O también que la persona tenga alguna enfermedad previa que le impida mantenerse bajo anestesia por mucho tiempo.

"El paciente con alergia a la anestesia no puede ser sometido a una cirugía de este tipo"

Complicaciones de la artroscopia

Aunque es una cirugía sencilla y con muy pocos riesgos, existen algunos que deben tomarse en cuenta por parte del paciente antes de realizar el procedimiento. Esas complicaciones son:

  • Trombosis venosa.
  • Embolia pulmonar.
  • Procesos infecciosos.
  • Hemorragias.
  • Mala praxis por parte del médico.

Más información sobre la trombosis y sus causas, aquí.

¿Qué hacer después de una artroscopia?

En cuanto a los cuidados que deben tener los pacientes después de la cirugía, encontramos las siguientes recomendaciones: en los casos de artroscopia en hombro o muñeca no cargar peso con esa zona, mantener un reposo relativo en el cual se comiencen a realizar las actividades de la vida diaria progresivamente, seguir todas las órdenes del médico y finalmente colocarse hielo en la zona para disminuir el dolor y el edema.

Rehabilitación después de una artroscopia

La fisioterapia después de cualquier tipo de cirugía es sumamente importante e imprescindible para lograr mejores efectos y una mayor recuperación. Durante el tratamiento de rehabilitación los pacientes deben seguir el programa enseñado por el fisioterapeuta para evitar futuras lesiones.

En general la rehabilitación después de la cirugía de rodilla y cadera necesitará de ejercicios de fortalecimiento, de propiocepción y equilibrio; movilizaciones pasivas y activas; masaje cicatricial, actividades para restablecer la marcha y diferentes técnicas para aliviar el dolor.