Hueso lagrimal

Definición

El hueso lagrimal o también llamado unguis es una estructura ósea irregular que se sitúa en la parte interna de la cara, por lo que está clasificado dentro del macizo óseo. Este además, gracias a sus caras y bordes permite la creación del conducto lacrimonasal.

La cara y la cabeza para poder proteger a las partes blandas del encéfalo y a los pares craneales, necesita de un sistema óseo especial que también mantenga a las estructuras en su correcta posición. Y ese sistema está conformado por el cráneo y por el macizo óseo, que a su vez se forman por otros huesos más pequeños.

De acuerdo a la anatomía, también es un hueso que presenta un surco que se relaciona con una cresta lagrimal y una apófisis que se une con el maxilar.

"Es un hueso que gracias a sus bordes superior, anterior, posterior e inferior se articula con 4 huesos"

¿Qué significa lagrimal?

Lagrimal es un término utilizado en anatomía para nombrar a todas aquellas estructuras que tienen relación con la región del ojo que libera una sustancia que lubrica el ojo, y que es conocida como lágrima.

¿Dónde queda el hueso lagrimal?

El hueso lagrimal con su forma característica se localiza en la cara en una parte interna de la órbita, muy cercano a una protuberancia que presenta el hueso maxilar

¿Cómo funciona el hueso lagrimal?

Al igual que los otros huesos de la región, el lagrimal funciona permitiendo que se formen varias articulaciones, y al mismo tiempo surcos por donde transitan los nervios y arterias necesarios para que se activen los movimientos y la sensibilidad de la cara.

Entonces, los huesos del macizo facial y del cráneo que se articulan con el lagrimal gracias a su pared superior, inferior, posterior y anterior, son el cornete inferior, el frontal, el maxilar y la parte lateral del etmoides. Y además, debido a la cara externa que presenta una cresta lagrimal posterior permite y contribuye al canal del saco lagrimal y del conducto lagrimonasal.

Finalmente, su cara interna se relaciona con el hueso etmoides y con la mucosa de la fosa nasal.

"Se articula con el maxilar, cornete, frontal y el etmoides"

Lesiones que alteran al hueso lagrimal

El hueso lagrimal, el nasal y el frontal, suelen ser afectados durante aquellos traumatismos y lesiones en las cuales la cara es la región del cuerpo que contacta con una superficie dura.

Entonces, se comienzan a producir síntomas y signos que pueden llegar a ser severos si también se afectaron partes del sistema nervioso central. Por lo que resulta necesario que el paciente sea evaluado por un médico.