Líquido linfa

Definición

La linfa es un líquido prácticamente sin color y sin nutrientes que forma parte del sistema linfático, y que tiene la labor de recorrer unos conductos de poco calibre, conocidos como los vasos linfáticos. Por lo cual, esta sustancia es la encargada de llevar otras sustancias extra celulares al torrente sanguíneo.

El sistema linfático es un grupo de estructuras especializadas que se encargan de recolectar ciertas sustancias de los diferentes tejidos del cuerpo, para luego ser transportados a las vías sanguíneas y posteriormente ser desechado.

"Es una sustancia líquida que llega a los ganglios linfáticos gracias a los vasos por donde transita"

¿Dónde se encuentra la linfa?

Este líquido forma parte del sistema linfático, y por la tanto podemos encontrarlos en aquellos vías linfáticas especializadas, llamados vasos. Estas estructuras que transportan la linfa, son muy importantes porque son una especia de tubería que hace que la linfa llegue a los ganglios linfáticos para posteriormente ser incorporada en parte de la circulación que transporta sangre con poco oxígeno.

¿Qué función cumple la linfa?

Aunque la linfa es conocida como una sustancia que llega a los ganglios y a la sangre de gran parte del cuerpo, también tiene otras funciones bien establecidas e importantes para nuestra defensa contra agentes infecciosos, bacterianos y virales.

Esas tareas se encuentran resumidas a continuación:

  1. Entre cada una de las células de nuestro organismo se localiza un espacio, en el cual habita otros líquido llamado intersticial, el cual es llevada a la sangre gracias a la linfa que la recolecta.
  2. Es importante para defendernos de agentes dañinos, ya que tiene como componentes principales glóbulos blancos.
  3. Colabora para que se efectúen los procesos químicos necesarios para la absorción adecuada de los triglicéridos en el organismo.

¿Quién produce la linfa?

La linfa no es una sustancia que es producida directamente por alguna estructura anatómica, más bien es considerada un producto que se crea gracias al líquido intersticial presente entre las células. Lo que si es importante saber, es que aunque no es un líquido con propiedades proteínicas ni con hidratos de carbono, si es necesario para el transporte los ácidos grasos y los monoglicéridos que componen los lípidos de la dieta alimenticia.

¿Qué pasa si se altera la linfa?

El líquido linfático generalmente no se afecta de manera directa, pero lo que si podemos encontrar es que cuando hay deficiencia de grasa en la dieta diaria, la linfa no podrá transportar los lípidos para que sean absorbidos correctamente.

"Entre las enfermedades que afectan al sistema linfático encontramos las adenopatías, el cáncer y el linfedema"

Así mismo, podemos encontrar enfermedades como lo es el linfedema, el cáncer de los tejidos linfáticos y las adenopatías, las cuales son consideradas las principales patologías del sistema linfático, y por lo tanto también pueden alterar a la linfa y sus propiedades defensoras contra agentes externos dañinos.

Información sobre el linfedema, aquí.