Membrana periostio

Definición

El periostio es una membrana que forma parte de la constitución de los huesos, y que se sitúa en toda la extensión del cuerpo óseo, con excepción de la zona que esta destinada para la superficie articular. Es decir, que no se localiza en la parte del hueso donde se forma la articulación.

Los huesos además de estar constituidos por tejido esponjoso y compacto, también poseen células, un espacio destinado para la médula ósea, y unas capas conocidas como periostio y endostio. Por eso es que el sistema óseo, tiene un metabolismo que se realiza  de manera compleja y lenta.

"Se refiere a la capa fibrosa que recorre la superficie del cuerpo óseo"

¿Qué significa periostio?

De acuerdo al latín, el término periostio fue utilizado desde la antigüedad para nombrar a la capa externa que recubre a las estructuras del esqueleto humano, y que tiene especial relevancia para el desarrollo de la cavidad craneal y todos los demás huesos, durante los primeros años de vida de los bebés.

¿En qué parte del hueso se encuentra el periostio?

Se encuentra en toda la parte central del hueso, es decir pasa por toda la diáfisis y llega hasta la metáfisis, cuando ya desaparece en la epífisis porque es la zona que genera contacto con los tejidos que constituyen las articulaciones, necesarios para el movimiento.

¿Cómo se forma el periostio?

Alrededor de los 4 y 5 meses de gestación el sistema óseo comienza a formarse, hasta que dos meses después ya se encuentra desarrollado en su totalidad. Por lo que el periostio es una capa que se forma durante ese tiempo, gracias a la iniciación del proceso de osificación.

Ahora bien, es cuanto a la histología, esta membrana se encuentra formada por varios componentes principales, de los cuales podemos destacar el tejido conjuntivo, los fibroblastos, osteoblastos, las fibras, y además para poder mantenerse también presenta agujeros vasculares que se encargan de nutrir al interior del sistema óseo.

¿Qué función cumple el periostio?

En general, esta capa ósea cumple la función de permitir la introducción de los vasos sanguíneos hacia el interior del hueso, lo cual permite que al momento de la aparición de lesiones óseas, estos tejidos y componentes internos sean capaces de regenerarse de manera adecuada y efectiva.

"La periostitis es la patología que más afecta de manera directa al periostio"

Por ejemplo, cuando se producen lesiones como la periostitis y las fracturas, gracias a la función del periostio los osteoblastos y osteoclastos, pueden producir de manera progresiva continuidad del hueso, y así se regenera el tejido.

Pero, para que la periostitis y las fracturas, puedan ser regeneradas se necesita de un tratamiento médico y de uno terapéutico, que ayude a fortalecer los tejidos y los reeduque para soportar nuevamente la carga.

Pulse para información sobre la periostitis tibial