Cómo tratar el Hallux Valgus o Juanete: ejercicios, automasajes y vendaje

Cómo tratar el Hallux Valgus o Juanete: ejercicios, automasajes y vendaje
  • Imagen de Yexenia Rojas Martinez
    Yexenia Rojas Martinez
    Lcd. en Fisioterapia / Geriatría / Neurología

    Estudié la licenciatura en fisioterapia en la Universidad Arturo Michelena (UAM). Además, cursé una diplomatura en el área de fisioterapia neurológica y terapia manual ortopédica, avalada por FUNDACELAC, extensión de la Universidad de Carabobo (UC) buscando capacitarme y aprender mucho más del campo que me apasiona.

Promedio: 5 (2 votos)
5529
0
0

Los juanetes son unas de las desalineaciones del pie más frecuentes. Teniendo en cuenta que los pies conforman un pilar de base para el movimiento corporal, es necesario dar un correcto cuidado a esta importante parte de nuestro cuerpo. En el siguiente artículo podrás conocer algunas de las técnicas, ejercicios y vendajes recomendados para prevenir y mejorar esta alteración del pie.

¿Qué es el juanete?

Primero que nada, es necesario conocer que el término juanete o Hallux valgus se refiere a la protuberancia que se forma en la base del dedo a nivel de la unión metatarsofalángica, debido a la alteración en la alineación adquirida del pie.

Si bien, con frecuencia los juanetes no ocasionan mayor problema que alterar la estética del pie, también es posible que lleguen a generar dolor, inflamación y otras molestias en la zona. 

¿Qué fuerzas producen el juanete?

Generalmente, la desviación que se presenta en el pie cuando se forma un juanete no se produce como el resultado de una sola causa, sino más bien se encuentra condicionada por una suma de fuerzas tanto activas como pasivas, las cuales se explican a mayor profundidad a continuación:

  • Fuerzas pasivas: Al hablar de fuerzas pasivas nos referimos a todos los factores tanto externos (tipos de calzado, actividades diarias, etc) como internos (estado de las estructuras como ligamentos, alineaciones óseas) que intervienen en la aparición de la deformidad presente en el Hallux valgus.
  • Fuerzas activas: Las fuerzas activas que pueden motivar a la aparición de un juanete se dan como consecuencia del desequilibrio en la musculatura que tira del dedo hacia la posición de desalineación. En ella, el dedo gordo o hallux adquiere una posición de aducción y eversión, lo que significa que se encuentra girado y hacia adentro. Por otro lado, el primer metatarsiano se desvía hacia arriba y hacia afuera, en una posición de abducción y eversión.

Además de estas causas, existen otros factores de riesgo que pueden estar asociados a el origen del Hallux Valgus, como son:

  • Patologías inflamatorias como la artritis reumatoidea
  • Sobrepeso u obesidad
  • Factores de alineación del pie 
  • Lesiones traumáticas
  • Genética
  • Pie plano no estructural
  • Hiperlaxitud articular

¿Qué problemas produce el juanete?

La presencia de un juanete suele venir acompañada de dos problemas principales como lo son el dolor en la articulación metatarsofalángica, la cual une el primer dedo con el arco del pie y también metatarsalgia de la cabeza del 2do dedo. 

Además de estos problemas (usualmente en grados más avanzados de deformidad) se puede presentar sensación de rigidez, limitación en el movimiento del dedo gordo, hinchazón, enrojecimiento de la piel que se encuentra en contacto con el calzado y formación de callosidades en la unión entre el primer y segundo dedo. 

Las molestias que ocasiona un juanete no se producen únicamente como consecuencia del sufrimiento en la articulación por la deformidad presente en el pie, sino además, la rigidez provocada por estos cambios de alineación generan una disminución en la circulación local, facilitando así la acumulación de desechos, toxinas, presencia de irritación e inflamación.

¿Cómo prevenir la aparición de un juanete?

Si tienes antecedentes familiares de presentar juanetes, tomar medidas para su prevención va a ser aún más importante. El uso de un calzado adecuado es la medida principal que se debe tomar para prevenir esta alteración en la alineación del pie, escogiendo zapatos que se adapten a la forma natural del pie. Se debe evitar el uso prolongado de zapatos con tacón de mucha inestabilidad, calzados ajustados y de punta muy delgada, fundamentalmente en personas que posean poco arco plantar o pie plano.

Tratamiento para el juanete

El abordaje de un juanete varía según diversos factores como el nivel de avance en la deformidad que se presenta o la cantidad de molestia que este esté generando. En grados de Hallux valgus iniciales, la práctica de ejercicios puede prevenir la aparición de molestias y retrasar la progresión de la deformación del primer dedo. En grados más avanzados en donde se presenta deformación severa, el procedimiento quirúrgico será la única vía para corregir por completo un Juanete o Hallux Valgus.

Ejercicios para el juanete

Para poner en práctica la siguiente rutina de ejercicios orientadas a mejorar el juanete o hallux valgus será necesario el uso de ligas o bandas de resistencia elástica, que facilitarán el trabajo de fortalecimiento a realizar en los ejercicios explicados a continuación:

Ejercicio con goma haciendo supinación del pie

El siguiente ejercicio se lleva a cabo con el apoyo de una banda elástica circular. De esta manera, se posicionan los pies paralelamente rodeados por la banda, procediendo a realizar un movimiento de supinación, llevando el apoyo del pie hacia el borde lateral. En este caso, se recomienda realizar 4 series de 15 a 20 repeticiones.

Ejercicio con goma unilateral

En segundo lugar, de forma unilateral se procede a sostener con una banda el borde medial del pie. Desde ahí se realiza un movimiento de aducción, venciendo la resistencia de la liga. Esto va a permitirnos la activación de la musculatura propia del primer dedo.

Ejercicio para el fortalecimiento de los músculos supinadores

Manteniendo la misma postura y posición de la goma que en el ejercicio anterior, se procede a dar pequeños pasos separandonos el pie en la dirección opuesta a la tensión, favoreciendo así al fortalecimiento de la musculatura supinadora del pie.

Ejercicio para el músculo abductor del primer dedo

En este ejercicio, con la goma anclada al primer dedo se realiza un pequeño movimiento de abducción del dedo gordo o primer dedo, teniendo en cuenta que el músculo trabajado es pequeño por lo cual, se recomienda no exigir un movimiento amplio y además, disminuir la resistencia de la banda.

Ejercicio con ayuda del primer dedo

Esta vez, sin necesidad del apoyo de la goma se procede a ubicar el pie apoyado sobre el suelo. Desde esta posición y con ayuda de la mano, se realiza un movimiento de apertura del primer dedo, sosteniendo en apoyo contra el piso durante 20 o 30 segundos en esta posición.

Ejercicio con goma para apertura del primer dedo

Por último, tras haber practicado los dos ejercicios anteriores y adquirir la capacidad de realizar el movimiento de apertura, se puede llevar a cabo el siguiente ejercicio, el cual consiste en mantener el movimiento anterior agregando esta vez la resistencia de la goma. Nuevamente, se puede practicar esta acción por un periodo de 20 a 30 segundos.

Automasajes para el juanete

Las técnicas de automasaje para el juanete o hallux valgus pueden ser una buena herramienta para complementar el tratamiento de esta alteración, permitiendo principalmente un alivio del dolor y la tensión muscular presente en la zona del antepié y mediopié.

Para realizarlo, se puede ocupar un poco de crema o aceite. El movimiento a aplicar debe ser suave, profundo, estar acompañado de una correcta respiración y es posible que además produzca dolor pero no debe ser muy intenso. 

Auto masaje de la base del primer dedo

Inicialmente, se posiciona correctamente el Hallux realizando un movimiento de apertura o abducción con ayuda de la mano para así facilitar el trabajo a realizar. Desde dicha posición se empiezan a deslizar los dedos traccionando a través de toda la base del primer dedo.

Automasaje con pelota del tendón flexor

Con el apoyo de una pelota pequeña bajo el primer dedo se procede a hacer trazos deslizando con los pulgares a lo largo del tendón.

El automasaje para el juanete irá dirigido principalmente a la musculatura extensora y flexora del primer dedo, la cual se suele encontrar en más tensión mientras mayor sea la desviación del dedo. 

Tracción de pulgar

Por último, se puede realizar un movimiento de tracción tirando de la punta del pulgar y consiguiendo aliviar la articulación del primer dedo. 
Cómo se mencionó anteriormente, el juanete genera restricción en los diferentes tejidos, así como acumulación de toxinas. Aplicar técnicas de masaje si bien no va a corregir la deformación, logra favorecer en el aumento local de la circulación y liberación de restricciones.

Vendaje para el juanete

La aplicación de un vendaje para juanete ayuda a mantener la alineación correcta del primer dedo del pie durante el día, logrando así reducir la presión sobre el pulgar y retrasando la evolución de la deformación. Este vendaje se debe llevar a cabo con una cinta de vendaje de esparadrapo o vendaje funcional, necesitando también el apoyo de unas tijeras.

¿Cómo hacer el vendaje para juanetes?

Inicialmente, colocamos una base de dos cintas en la región media del pie y el borde del primer dedo, de las cuales se va a fijar o anclar el vendaje. Desde aquí, se lleva una venda partiendo en la zona medial del dedo gordo hasta el vendaje de anclaje en el medio del pie, aplicando una ligera tensión en esta. Seguido de esto, en la parte dorsal del segundo y tercer dedo se aplica una media tira de venda, fijando ambos dedos en un ligero movimiento de flexión.

Para finalizar y garantizar que se mantenga la tensión en el vendaje, se debe realizar un cierre a la altura del anclaje aplicado en un inicio, en el mediopié y borde del primer dedo. 
Algunas de las precauciones que se deben tener en cuenta durante la aplicación del vendaje son:

  • Aplicar un grado de tensión muy bajo o demasiado alto
  • Se debe retirar el vendaje en caso de que la piel tome una coloración roja o morada
  • No aplicar el vendaje con demasiada frecuencia porque puede resultar irritante
  • Suspender su aplicación en caso de que esté produciendo irritación o adormecimiento en la zona

Alternativas al vendaje

Además del vendaje, existen otras alternativas prefabricadas para la corrección del juanete aún más prácticas, como lo son las juaneteras diseñadas a la medida o los separadores de dedos de silicona. Generalmente, estos métodos deben ser indicados por un profesional de la podología tras la evaluación del hallux valgus, identificando cuál es la herramienta más apropiada según el caso.

A pesar de presentar este problema de desalineación del pie, la aplicación de las diferentes herramientas planteadas brinda la posibilidad de prevenir y aliviar los problemas de dolor frecuente que causa un juanete, así como las limitaciones funcionales que pueden interferir en la calidad de vida de quien lo padece, ayudando sobre todo si se toman medidas de forma temprana. Es por ello que te recomendamos que no dudes al poner en práctica esta rutina de ejercicios, automasajes y vendajes para tratar el Hallux Valgus. 
 

Referencias Bibliográficas

  1. Juanetes [Internet]. Mayoclinic.org. 2021 [citado el 9 de febrero de 2023]. Disponible en: MayoClinic
  2. Whitney KA. Juanete [Internet]. Manual MSD versión para público general. [citado el 16 de febrero de 2023]. Disponible en: MSD Manual
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 5 (2 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar