El papel de la fisioterapia en el seguimiento de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA)

El papel de la fisioterapia en el seguimiento de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA)
arriba
Me gusta
6078
83
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA), también conocida como enfermedad de Lou Gehrig o Charcot, es una enfermedad degenerativa de las neuronas motoras superiores. Este trastorno neuromuscular que afecta a los músculos ocasiona que se debiliten gradualmente con el tiempo. Un diagnóstico sombrío.

La fisioterapia juega un papel importante en el control de esta enfermedad.En este artículo, se habla de la ELA y se destaca el papel de la fisioterapia en una persona que ya ha recibido un diagnóstico de Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Patología y síntomas de la Esclerosis Lateral Amiotrófica.(ELA)

ELA provoca la destrucción de las neuronas motoras provocando gradualmente daño severo a los músculos. Su causa es aún desconocida hasta ahora. El diagnóstico es bastante inquietante ya que la esperanza de vida de las personas diagnosticadas es en promedio entre 2-5 años.

Los estudios muestran que los hombres son algo más afectadas por la ELA que en mujeres, con una proporción de 1,3 a un hombre mujer. Los ancianos son más propensos a desarrollar esta enfermedad. En general, el promedio de edad de las personas afectadas es superior a 55 años. En un pequeño porcentaje de personas afectadas, la predisposición genética podría ser una causa.


La progresión de la enfermedad es diferente de una persona a otra. Varios síntomas pueden ocurrir en diferentes etapas de la enfermedad, según corresponda. Los principales síntomas observados:

  • Debilidad: Llega con suficiente antelación en la mayoría de los casos, a menudo afecta a las piernas o los brazos por primera vez. En los casos más graves, se llegará a la región bulbar (que controla los músculos de la boca que permite la comunicación y la deglución) causando dificultad para tragar, hablar, etc. Todos los miembros, incluidos los de la cara con el tiempo pueden lograr debilidad.
  • Fasciculación (breve contracción involuntaria): éste síntoma ocasionalmente provoca contracciones involuntarias mínimas observables en la superficie de la piel.
  • Atrofia muscular (pérdida de masa muscular): A menudo un lado o una parte del cuerpo es atacado primero, entonces hay progresión hacia el otro lado o parte a partir de entonces (por ejemplo, si los brazos se ven afectados primero, seguirá en las piernas y viceversa).
  • La espasticidad (resistencia pasiva a movimientos rápidos): el músculo se contrae. Existe tendencia involuntaria durante el movimiento rápido. Síntoma variable que no afecta a todas las personas.
  • Debilidad de los músculos de la respiración: Ocurre al final de la enfermedad. Este síntoma se produce la mayor parte del tiempo, la muerte.
  •  Dolor relacionado con la rigidez, la inmovilización o la exacerbación de los problemas musculoesqueléticos debido a la pérdida del control muscular.
  • Deterioro cognitivo: Recientemente, algunos estudios tienden a demostrar la aparición de estos síntomas.

¿Cómo mejorar la condición de las personas con ELA?


De manera general, los objetivos que deberá perseguir un profesional en Fisioterapia, en conjunto con un equipo multidisciplinar, son los siguientes:

  1. Educación a la familia y paciente
  2. Prevenir deformidades.
  3. Moderar el uso de energía corporal
  4. Mantener tono muscular normal.
  5. Normalizar los mecanismos posturales normales.
  6. Mejorar y mantener la marcha, equilibrio y la coordinación.
  7. Mantener los rangos articulares.
  8. Brindar estimulación sensitiva.
  9. Higiene postural en cada fase de la enfermedad.
  10. Apoyo psicológico.
  11. Potenciar las actividades de la vida diaria.

Papel de la fisioterapia en la ELA

El profesional en Fisioterapia juega un papel importante en el mantenimiento de la calidad de vida de los pacientes. Interviene en su caso y la realidad de cada paciente ya que trabaja directamente con las necesidades relacionadas con los síntomas del paciente y progresión de la enfermedad;

  • En la prevención de las caídas:. Tras una evaluación postural y de equilibrio, el fisioterapeuta es capaz de apoyar y asesorar al paciente en una prevención de caídas de aspecto (por ejemplo, la sugerencia de una ayuda técnica para caminar)
  • En el mantenimiento de la movilidad y la fuerza: Un programa de ejercicio personalizado y adaptable a la evolución de la enfermedad se prepara para cada paciente. En promedio, el programa se ajusta una vez cada mes o dos meses, dependiendo de las necesidades y el estado del paciente.
  • En la prevención o el tratamiento de problemas secundarios: El fisioterapeuta está involucrado en las lesiones resultantes de los impactos directos de la enfermedad. Por ejemplo, si la enfermedad causa una pérdida de fuerza en el hombro, causando la pérdida  de control y movimiento, el trabajo del profesional será para evitar la dislocación o el uso excesivo del hombro.

Los ejercicios para las personas con ELA se orientan principalmente hacia un propósito funcional, dirigido principalmente para preservar su calidad de vida diaria, siempre y cuando sea posible. Es por eso, que es caso por caso, ya que todo se adapta a la evolución de la enfermedad, la realidad del paciente, el apoyo que recibe y el medio ambiente en el que opera.
Además del aspecto físico, la fisioterapia juega un papel educativo con los pacientes con ELA y sus familias. De este modo, explica la enfermedad, educa y acompaña.

Sin embargo, la principal ventaja de buscar la fisioterapia profesional en este contexto, es que se especializa en el tratamiento del dolor a nivel de equilibrio y el movimiento.

Ver comentarios (1)

excelente articulo yo soy una de esas personas con ela me fascinan estos artículos gracias

Añadir nuevo comentario

Autor

Suscríbete a nuestro canal

¡Ya somos más de 1.225.000!