Fisioterapia y el Parkinson: objetivos y métodos de tratamiento

Publicidad
Fisioterapia y el Parkinson: objetivos y métodos de tratamiento
Promedio: 2.9 (47 votos)
1936
30
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

El Parkinson es una enfermedad en la que ocurre un proceso neurodegenerativo crónico donde se ve afectada la sustancia negra (contiene cuerpos celulares de un grupo de neuronas) y los ganglios basales (libera dopamina y existen neuronas que liberan acetilcolina). Específicamente es una alteración del sistema nervioso central que afecta al sistema extrapiramidal.

¿Qué tan frecuente es la enfermedad de Parkinson?

Entre las enfermedades neurológicas es una de las más comunes, afectando a la tercera edad a partir de los 65 años  aproximadamente. Los motivos exactos de aparición de esta enfermedad se desconocen, pero los estudios demuestran que puede estar relacionada a una vulnerabilidad genética, disfunción mitocondrial, aumento del estrés oxidativo, alteraciones de la glía y acumulación de hierro.

Es una enfermedad que conduce a una incapacidad progresiva generando trastornos en los movimientos, falta de equilibrio, rigidez muscular, descontrol de las emociones, temblores, etc. Estas son solo algunas de las consecuencias que genera la enfermedad del Parkinson.

Fases de la enfermedad de Parkinson

La evolución de la enfermedad del Parkinson es lenta y progresiva como lo mencionamos anteriormente, por lo que la evolución de la misma se puede clasificar en distintas fases:

  • Fase I: Es cuando inicia la enfermedad, los síntomas suelen presentarse en un solo lado del cuerpo, se da la triada (temblor, rigidez y bradicinecia). Esta fase tiene una duración aproximadamente de 3 años.
  • Fase II: En esta fase los síntomas comienzan aparecer en ambos lados del cuerpo (siempre siendo más notorio en el lado que inicio) hay presencia de posturas antálgicas como: aumento de la cifosis dorsal y aducción de los miembros superiores. Dura aproximadamente 6 años.
  • Fase III: Inician los problemas de equilibrio, las caídas y la marcha festinante. En esta etapa los pacientes aún son independientes para realizar sus actividades diarias. Duran aproximadamente 6 años
  • Fase IV: El paciente comienza a quedar inmovilizado frecuentemente durante los movimientos, presenta insomnio y ya no es capaz de realizar sus actividades diarias sin ayuda de otra persona. Dura aproximadamente 9 años.
  • Fase V: En esta etapa el paciente permanece en una silla o acostado, todo debe ser realizado o asistido por sus familiares es totalmente dependiente. Dura aproximadamente 14 años.

No existen estudios que puedan diagnosticar con antelación esta enfermedad, la mayoría de los pacientes son diagnosticados cuando ya el 70%  de la destrucción de las neuronas dopaminérgicas ha ocurrido y es cuando los síntomas comienza a ser notorios.

Síntomas de la enfermedad de Parkinson

Los siguientes son los síntomas característicos del Parkinson:

  • Rigidez: El paciente presenta alteración del tono muscular y persiste durante todo el recorrido de los movimientos pasivos, sobretodo en la musculatura cervical y proximal de las extremidades.
  • Acinesia: Entre los síntomas que se presenta en el Parkinson, ésta se podría decir que es la más frecuente y que genera incapacidad en el paciente. Es la ausencia de movimiento, pero podemos dividirla en dos:
    • Bradicinecia: Realiza movimientos lentos, sobre todo cuando son movimientos poco aprendidos.
    • Hipocinesia: Es cuando no se mantiene ni el ritmo y ni la amplitud necesaria durante los movimientos repetidos o alternados.
  • Alteración de los reflejos posturales: Cuando existe presencia de rigidez y bradicinecia (movimientos lentos) es muy común que se alteren los reflejos posturales. En el caso del Parkinson el paciente va a presentar un pequeño grado de flexión en todas las articulaciones del cuerpo adoptando una postura de ¨simio¨.
  • Temblor: Los pacientes con Parkinson presentan temblor en todo el cuerpo durante el reposo, pero este desaparece al realizar movimientos. Este aparece en un primer momento en el tren superior a nivel distal, el dedo pulgar realizando movimientos de abducción-aducción mientras los demás dedos hacen una ligera flexoextensión, realizando un gesto característico de esta enfermedad: el movimiento ¨cuenta moneda¨ (el movimiento es parecido al que se hace al contar billetes).
  • Trastornos de la marcha: Estos pacientes cambian la manera de caminar debido a la pérdida de los patrones de movimientos, adoptando una marcha específica de esta enfermedad: pasos cortos, lentos y torpes (esta marcha es mejor conocida como ¨marcha festinante¨).
  • Dificultad del equilibrio: Estos son consecuencia de la alteración de los reflejos posturales, debido a la postura que adoptan. También suele estar relacionado con el nivel de rigidez que presenta el paciente.
  • Trastornos vegetativos: Se da la presencia de distintos trastornos como depresión, hipotensión ortostática, sudoración excesiva, seborrea, demencia, entre otras.
  • Alteración de los movimientos aprendidos y voluntarios: Aquí se ve disminuida la posibilidad de que la persona pueda realizar movimientos voluntarios finos de los dedos, sobretodo para escribir, abotonarse la camisa, cortar alimentos, manejar un automóvil,... entre otras actividades que requieran movimientos coordinados.
  • Alteración de los movimientos automáticos: Hay movimientos que están programados en nuestro cuerpo de manera automática. En el Parkinson la alteración de estos movimientos se hace presente como:
    • Alteración de la motilidad ocular: el movimiento ocular disminuye, pasando a ser lento.
    • Sialorrea: Los movimientos automáticos relacionados con la deglución de la saliva dejan de estar presentes. Aparece sobre todo en fases avanzadas de la enfermedad. 
    • Blefaroespasmo: Existe disminución de la hidratación ocular debido a que el movimiento del párpado se encuentra afectado.
    • Facies anímica: No hay presencia de gesto, debido a la pérdida a la movilidad de los músculos de la cara.
  • Dolor: Los pacientes con Parkinson mientras más avanza la enfermedad comienzan a presentar dolores debido a la rigidez que presentan; es necesario realizar un mayor esfuerzo para moverse, lo que resulta doloroso.

Tratamiento fisioterapeutico de la enfermedad del Parkinson

El Parkinson genera un alto nivel de discapacidad casi durante todas las fases de la enfermedad. A pesar que desde el principio el principal tratamiento para el Parkinson son los fármacos, es indispensable que este tipo de pacientes reciban fisioterapia para evitar consecuencias indeseables.

Los objetivos del fisioterapeuta en pacientes con enfermedad de parkison son:

  • Disminución del dolor: Para disminuir los dolores se aplicaran técnicas de masajes sobretodo en la zona de los muslos (suele ser una de las más dolorosas) y aplicar electroterapia TENS para conseguir un efecto analgésico.
  • Evitar posturas antálgicas: Para corregir las posturas incorrectas haremos ejercicios frente al espejo con el paciente, con la finalidad que él se vea y realice una corrección de la postura que adoptó con las instrucciones del fisioterapeuta. Se debe realizar en todas las sesiones de fisioterapia.
  • Evitar acortamientos musculares y debilidades: Para evitar los acortamientos musculares realizaremos estiramientos de los músculos que se encuentran acortados (pectoral, bíceps, tríceps, antebrazos, cuádriceps, gemelos, etc.) consecuencia de la poca movilidad y posturas antálgicas. Y para no permitir que se instaure la debilidad muscular, le indicaremos al paciente que realice ejercicios isométricos (empezando las terapias). Cuando el paciente progrese se le indicarán ejercicios contra resistencias (con bandas elásticas, mancuernas, etc.).
  • Mejorar la funcionalidad del paciente: Consiste en enseñarle al paciente como desenvolverse el día a día con la condición que presenta. Tiene como finalidad lograr un retraso de los síntomas y que el paciente sea lo más independiente posible.
  • Reeducación del equilibrio: se le indica al paciente que realice movimientos anteroposteriores y laterales, al igual que pasivos y activos. Iniciando con una amplia base de sustentación hasta ir avanzando a las más inestables (de rodillas, en cuatro puntos, apoyo unipodal, etc.) y caminar sobre líneas rectas.
  • Mejorar la coordinación: En este caso se deben realizar ejercicios en los que siempre se mantenga la atención del paciente con distintos estímulos (visuales, táctiles, sonoros, etc.) e indicarle ejercicios repetitivos, rítmicos y combinados.
  • Reeducación de la marcha: En todos los movimientos o ejercicios que se le indique al paciente se le debe decir que los realice manteniendo gran distancia entre un paso y otro para evitar caídas. Realizar cambios de dirección, pero siempre tomando en cuenta lo anterior.
  • Optimizar las funciones respiratorias: La presencia de rigidez es una de las principales causas que afecta la mecánica respiratoria. Para mejorar esto se pueden aplicar distintas técnicas de fisioterapia respiratoria como ejercicios combinados de espiración e inspiración, ejercicios diafragmáticos y expansiones costales.

Fundamentos y leyes básicas sobre los estiramientos musculares

Los estiramientos musculares son una importante técnica a implementar cuando se habla de un protocolo de tratamiento o rehabilitación de la enfermedad de Parkinson, ya que los mismos nos ayudan a prevenir complicaciones posteriores como lo son los acostamientos musculares  y la debilidad de los músculos. Pero… ¿Qué son los estiramientos musculares? Los estiramientos musculares son ejercicios que se realizan de manera suave para lograr, como su nombre lo indica, elongar o estirar las fibras del músculo (hasta un punto considerable, que no lesione las fibras) con la finalidad de:

  • Aumentar la flexibilidad del músculo.
  • Prevenir los acortamientos musculares.
  • Prevenir las contracturas musculares.
  • Disminuir la tensión existente en los músculos.
  • Disminuir el riesgo de lesiones.
  • Facilitar la realización de los movimientos, entre otros…

No podemos olvidar que siempre se deben realizar movimientos asistidos durante todas las sesiones de fisioterapia para mantener la amplitud de rango articular.

  • Flexo-extensión y rotación de hombros.
  • Flexo-extensión de los dedos.
  • Flexo-extensión de las caderas.
  • Flexo-extensión, eversión e inversión de los tobillos.
  • Entre otros movimientos.

Conclusión sobre la enfermedad de Parkinson

Para concluir debemos enfatizar que la evolución del Parkinson no es lineal, es decir, no se presentan síntomas uno detrás del otro en forma ordenada. Pueden existir síntomas que se presenten primero que otros, pero todo dependerá de cada paciente.

Es de gran importancia que la población que sufre de Parkinson sea tratada por fisioterapeutas, ya que le ofrecen a la persona el la explicación de lo que le sucede a su cuerpo con la enfermedad, brindan la oportunidad de retrasar los síntomas e intentan explicar cómo vivir con esa discapacidad.

Referencias

  1. https://www.efisioterapia.net/sites/default/files/pdfs/363-efisioterapia.pdf

  2. http://www10.ujaen.es/sites/default/files/users/secunmay/Fichas_PUM13_14/Talleres/fisioterapia.pdf

  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19329350

  4. https://www.researchgate.net/publication/260759733_Physiotherapy_in_Parkinson's_disease_patients_Recommendations_for_clinical_practice

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 2.9 (47 votos)

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments