Neuralgia del Trigémino: qué es, clasificación, cuadro clínico, diagnóstico médico, tratamiento rehabilitador y de fisioterapia

Publicidad
Neuralgia del Trigémino: qué es, clasificación, cuadro clínico, diagnóstico médico, tratamiento rehabilitador y de fisioterapia
Promedio: 3.1 (36 votos)
42661
156
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

El nervio trigémino (1) es un nervio mixto: aporta la información necesaria para que los músculos de la masticación se muevan y recoge la información sensitiva de la mitad anterior de la cabeza, la lengua, los dientes, el ojo y la mucosa bucal. La neuralgia del trigémino es un síndrome caracterizado por dolor unilateral, breve, similar a una descarga eléctrica, cuyo inicio y finalización se limita a una o varias de las áreas de inervación del nervio trigémino. En la siguiente imagen podrás observar las áreas de inervación de este nervio:

Se abarca dentro de las enfermedades raras, ya que su prevalencia es baja. Su aparición puede producirse a cualquier edad, pero con frecuencia el inicio se produce después de los 40 años de edad, con un pico de aparición entre los 50 y 60 años.

Clasificación de las neuralgias del trigémino

Podemos encontrar tres tipos de neuralgia del trigémino o NT:

  • Neuralgia del trigémino clásica: causada por la compresión microvascular de la entrada de la raíz del nervio trigémino en el tallo cerebral. Este tipo no produce déficit neurológico asociado. En la imagen de abajo podrás observar un ejemplo:

  • Neuralgia del trigémino con dolor facial persistente concomitante.
  • Neuralgia del trigémino sintomática: causa por otro tipo de lesión estructural, lo que lo hace diferente a la compresión vascular de la clásica. Puede presentar alteraciones sensitivas.

Cuadro clínico de la neuralgia del trigémino

La aparición de la sintomatología está claramente ubicada en un solo lado de la cara, es decir, el dolor es unilateral (sólo un 3% presenta una incidencia bilateral), siguiendo claramente un área de irradiación del recorrido que presentan las ramas del nervio trigémino (frecuentemente entre la segunda y tercera rama). El dolor frecuentemente aparece con estímulos triviales como lavarse la cara, lavarse los dientes, o hablar.

El afectado lo describirá claramente como una sensación de descarga eléctrica, punzante y aguda, cuya intensidad es de moderada a grave en la mayoría de los casos. La duración de los ataques será de segundos a minutos, pudiendo encadenarse varios ataques, llegando a producirse entre 10 y 70 ataques diarios. La presentación puede ser variante, con posibles períodos de remisión espontáneos, pero es frecuente que la evolución sea a peor, aumentando el tiempo de duración de los ataques.

Los afectados manifiestan con frecuencia ansiedad y depresión como consecuencia de la enfermedad, produciéndose un deterioro importante de su calidad de vida, que normalmente se resuelve con la desaparición del dolor. En raras ocasiones aparecen síntomas autonómicos o cambios sensitivos.

Diagnóstico médico de la neuralgia del trigémino

Para realizar un buen diagnóstico de la presencia de la neuralgia se debe recoger la siguiente infomación:

  • Historia clínica: es importante tener en consideración la descripción del dolor (2) que el paciente hace, la forma característica de manifestación del dolor orienta al equipo médico hacia el diagnóstico establecido de la neuralgia, pero no es excluyente para la realización de pruebas de imagen.

  • Diagnóstico diferencial: otras patologías que pueden llevar a un cuadro clínica similar y que debemos descartar son: dolor dental, sinusitis, migraña, cefalea en racimos de Horton, disfunción de la articulación temporomandibular, neuralgia postherpética, tumores y esclerosis múltiple, entre otros.
  • Resonancia Magnética: es la prueba diagnóstica más relevante, ya que además de proporcionarnos la exclusión de aquellos procesos que suponen un diagnóstico diferencial (tumores, quistes, placas de esclerosis múltiple, etc.), también nos proporciona la imagen de la presencia de compresión vascular del nervio trigémino, en caso de existir.

Tratamiento en fisioterapia de la neuralgia del trigémino

En estas patologías es relevante el abordaje del equipo médico-quirúrgico, del logopedista, el psicólogo y el fisioterapeuta.

Equipo médico-quirúrgico

Se encargará de suministración y abordaje farmacológico del paciente, tras haber realizado un correcto proceso diagnóstico. Con frecuencia nos encontraremos que aplicarán fármacos antiepilépticos, que tendrán un efecto antineurálgico en estos pacientes.

El abordaje quirúrgico se llevará a cabo cuando el resto de tratamientos hayan fracasado, de forma que se aplican técnicas ablativas sobre la raíz o el ganglio, que conllevan el riesgo de complicaciones sensitivas posteriores a la intervención. Otra intervención es la descomprensión microvascular, una alternativa más efectiva y con menos complicaciones.

Logopedia

El equipo de logopedia será parte del equipo multidisciplinar que aborde al paciente, aunque con frecuencia se encuentre más presente el papel del médico, es importante que también tengamos en consideración los criterios del logopeda cuando abordemos a este tipo de pacientes, ya que podrán ser de utilidad en el abordaje fisioterápico.

Psicología

Debido a la presencia de ansiedad y depresión en momentos donde la neuralgia está altamente presente, es importante que tengamos a mano un equipo que aborde psicológicamente al paciente, y que se fundamente en el abordaje de la ansiedad y depresión que pueda manifestar éste, enseñándole técnicas de relajación, manejo del estrés y la ansiedad, etc.

Fisioterapia

El abordaje fisioterápico (3) tendrá como objetivo principal la analgesia, ya que el principal agente causal no es abordable desde la fisioterapia.

Se deberá tener un buen conocimiento del área de afectación que tiene el paciente. Para ello, es importante que realicemos una correcta valoración de fisioterapia, donde tengamos en consideración los siguientes aspectos:

  1. Datos personales.
  2. Diagnóstico médico.
  3. Anamnesis (haremos hincapié en el motivo por el que acude a nuestra consulta).
  4. Evaluación orofacial y miofuncional:
    1. Valoración del control postural global, centrándonos en la región de cabeza y cuello.
    2. Valoración estructural.
    3. Valoración de tono y fuerza muscular.
    4. Valoración sensitiva.
    5. Valoración de los reflejos.
    6. Valoración de las funciones orofaciles, fonatoria, fonoarticulatoria y del habla.

A partir de los hallazgos encontrados en la valoración, se tendrán en consideración de las siguientes técnicas para el abordaje fisioterápico:

  • Electroterapia: el TENS es una de las modalidades de electroterapia que ha demostrado más beneficios a nivel del dolor consecuencia de NT, ya que muestra buenos resultados cuando el dolor es agudo y bien localizado. También se ha presentado importancia del abordaje mediante iontoforesis con la aplicación de fármacos anestésicos locales y/o antiinflamatorios, aunque la evidencia científica muestra resultados poco concluyentes al respecto.

  • Ultrasonoterapia: ha demostrado utilidad debido a su capacidad antiinflamatoria y antiespasmódica, por lo que aplicándola en modalidad terapéutica antiinflamatoria durante 15 minutos en el recorrido de inervación de la raíz trigémina afectada, presenta utilidad terapéutica.
  • Masoterapia: está demostrado que un masaje superficial en el recorrido nervioso produce efectos antiálgicos sobre el área afectada, aunque es controvertido debido a la presencia de afectados que manifiestan dolor con el tacto, podrá utilizarse en aquellos pacientes que no hayan presentado sensibilidad al tacto.
  • Crioterapia: la aplicación local de hielo, tanto en forma de masaje con hielo como simple, produce alivio del dolor y efecto anestésico sobre el área afectada, así como efecto antiespasmódico.
  • Cinesiterapia y terapia articulatoria manual: las técnicas de cinesiterapia y terapia articulatoria manual han demostrado resultar beneficiosas en aquellos casos de afectación del trigémino, siempre y cuando su aplicación vaya asociada a un correcto conocimiento de la biomecánica y anatomía del área afecta.
  • Métodos de relajación: aunque en muchos casos éstos serán abordados mediante el psicólogo, debido al fuerte impacto que el dolor presenta en la vida de los afectados, produciendo ansiedad y depresión que en muchos casos pueden influir negativamente sobre la patología, es importante que consideremos todos aquellos métodos de relajación en el transcurso del abordaje de fisioterapia, tanto para enseñarle al paciente como para aplicárselos nosotros mismos.
  • Acupuntura: números estudios han mostrado resultados positivos mediante el tratamiento de acupuntura de puntos dolorosos en la neuralgia del trigémino.

Referencias Bibliográficas

  1. https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD007312.pub2/full
  2. https://www.icd10data.com/ICD10CM/Codes/G00-G99/G50-G59/G50-/G50.0
  3. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1878875018317728?via%3Dihub
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.1 (36 votos)

comentarios (1)

Comentario

Avatar

Yo me saque las muelas del juicio que me oprimían este nervio...algo he mejorado

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments