¿Qué debo hacer si tengo una lesión de SLAP?

¿Qué debo hacer si tengo una lesión de SLAP?
No hay votos
122
0
0

El hombro además de sufrir de lesiones como la tendinitis y la bursitis, también puede ser victima de traumatismos en los cuales se afecta el tejido fibrocartilaginoso o labrum que rodea a la zona de la escápula y el húmero, en el lugar donde se produce el contacto para dar formación a la articulación glenohumeral. Ahora bien, esta patología de la que hablamos, es denominada como lesión de SLAP, debido a sus siglas en inglés que significan lesión superior del labrum de anterior a posterior. 

¿Cómo ocurre una lesión de SLAP?

Las lesiones de SLAP son generalmente ocasionadas por traumatismos directos en la región del hombro, por lo que entre las causas se encuentran caídas sobre la articulación, luxaciones o incluso al levantar objetos que sobrepasan la capacidad que tienen los músculos para movilizar el miembro superior por encima de la cabeza. 

"La lesión de SLAP además de producir rotura del labrum también puede incluir lesiones de la cabeza larga del tendón del bíceps"

Ahora bien, en cuanto al mecanismo para que aparezca la lesión, este puede ser desencadenado porque las estructuras no son capaces de soportar la carga y responden con una discontinuidad de sus fibras o simplemente porque el golpe es tan fuerte que genera rotura del tejido que conforma al labrum del hombro. Sin embargo, aunque la causa puede ser diferente, es necesario que la persona asista con rapidez al servicio médico, para que se puedan realizar las evaluaciones pertinentes y determinar el daño de la articulación. 

Pulse para información sobre las lesiones del músculo bíceps, y como estas ocasionan también dolor en el hombro. 

¿Qué debo hacer si tengo una lesión de SLAP?

A diferencia de otras lesiones del hombro en las que el dolor va progresando poco a poco a medida que la inflamación avanza, la lesión de SLAP suele presentarse con un dolor intenso que impide movilizar la zona (claro siempre dependiendo del tipo de lesión y del grado del mismo), por lo que cuando se experimentan los síntomas que indican la rotura del labrum, es recomendable que la persona asista al médico para que se realice la evaluación, las pruebas manuales y la cirugía (artroscopia) para reparar el tejido en caso de ser necesario. 

Luego de que se establece el diagnóstico médico y que se determina cuales son las estructuras afectadas, incluido el tendón del bíceps, se debe proceder al tratamiento de rehabilitación, el cual será parte fundamental de la recuperación de este tipo de lesión del hombro. 

Consejos para recuperarse de una lesión del labrum

Las lesiones del labrum no son problemas que se resuelvan rápidamente, por lo que aprender los cambios que se deben incorporar en las rutinas diarias así como cuales ejercicios se deben realizar todos los días, van a constituir parte esencial del proceso de reparación tisular. Es por eso que en el siguiente vídeo se ofrecen consejos relacionados directamente con el tratamiento de la lesión de SLAP.

Ejercicios que pueden ayudar a la recuperación de la lesión de SLAP

Además de las otras intervenciones que se utilizan en fisioterapia para lograr la recuperación de las lesiones del labrum, los ejercicios y estiramientos progresivos son parte necesaria de las terapias y del proceso de reparación tisular, por lo que incorporarlos a las rutinas diarias del paciente es importante para fortalecer los músculos, aliviar el dolor, mantener la amplitud articular y disminuir la debilidad de todos los tejidos que rodean a la articulación del hombro.

"Ya sea que se realice o no la artroscopia es necesario implementar un tratamiento de fisioterapia"

  1. Ejercicios de movilización escapular y humeral. Están destinados a mantener y aumentar la movilidad de la articulación, así como lograr la congruencia de las superficies del húmero y de la escápula.
  2. Ejercicios de propiocepción. Los receptores propioceptivos resultan afectados cuando hay lesiones en el sistema musculoesquelético, por lo que se disminuye la capacidad para percibir las partes del cuerpo, siendo entonces necesario trabajar esta función para ayudar a la recuperación funcional del hombro.
  3. Ejercicios de fortalecimiento muscular. Los músculos son tejidos que se encargan de sostener a la articulación, por lo que las lesiones aunque no los dañen directamente, si terminan generando disfunciones musculares que desencadenan debilidad, esta es la razón por la que de deben ser fortalecidos. 
  4. Ejercicios de estabilización. La estabilidad resulta alterada con la lesión de SLAP, por lo que este es uno de los objetivos que se deben establecer.
  5. Ejercicios pendulares. Cuando hay inflamación y dolor, aparece rigidez y restricciones en el movimiento, entonces es allí donde entran los ejercicios pendulares.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar