¿Qué es el espolón calcáneo y cómo curarlo? Todo lo que necesitas saber

¿Qué es el espolón calcáneo y cómo curarlo? Todo lo que necesitas saber
  • Imagen de Aibil Yglesias
    Aibil Yglesias
    Fisioterapeuta / Ftp. Músculo-Esqueletica / Ftp. Respiratoria

    Soy Licenciada en Fisioterapia de la Universidad Central de Venezuela y Técnico en Órtesis y Prótesis. Además, me he formado en terapia manual ortopédica, rehabilitación de suelo pélvico, rehabilitación cardíaca, fisioterapia invasiva así como diferentes herramientas terapéuticas. 

No hay votos
3727
0
0

Los pies soportan el peso de nuestro cuerpo todos los días y debido a esto a veces sufrimos de variedad de patologías que ocasionan un dolor muy intenso en el talón, como lo es el espolón calcáneo. Las causas de una calcificación en el talón son muy variadas y los tratamientos para curarlos pueden ser muy sencillos y efectivos, descubre algunos a continuación:

¿Qué es el espolón calcáneo?

El espolón calcáneo es una patología del pie caracterizada por un crecimiento óseo en forma de espina, que se encuentra en el hueso del talón (el calcáneo), justamente en la unión con la aponeurosis plantar. Su desarrollo se debe a un engrosamiento de esta membrana, que conecta el calcáneo con los dedos de los pies. Además, la aponeurosis plantar (o fascia plantar) sostiene todo el pie y permite que se propulse de atrás hacia adelante al caminar.

Cuando la fascia plantar se somete a demasiada tensión y estiramiento, se desarrolla una inflamación que conduce a la calcificación del hueso del talón. Esto es cuando se forma el espolón del talón. Generalmente, esta protuberancia ósea se encuentra en la parte inferior del calcáneo pero también está en raros casos en la zona en donde se encuentra la inserción del tendón de Aquiles, en la parte posterior del pie, por encima del hueso calcáneo.

¿Por qué se da el espolón calcáneo?

Los espolones calcáneos pueden ser causados por el "uso excesivo" del pie y el talón, la mala posición del pie al estar parado o la falta de movilidad en la pelvis.

  • Una sobrecarga o exceso de estrés en el pie y del talón: si empezaste a trotar o a correr sin una preparación adecuada, es probable que sea la causa del dolor en talón. De hecho, una intensa actividad provoca lesiones inflamatorias en el talón conllevando como respuesta a que el calcio se acumule entonces en la base de los tejidos afectados: de hecho, el cuerpo trata de hacer que el calcáneo sea resistente y restaurar las proporciones de tensión naturales mediante la formación de un crecimiento óseo o espolón calcáneo.
  • Mala postura del pie: la fascitis plantar es común cuando existe un espolón calcáneo, el riesgo del desarrollo de ambas patologías es mayor si la persona tiene una deformidad en los pies. Además, una mala postura del pie por tiempo prolongado, estresar los pies sobre una superficie dura y un equipo inadecuado (zapatos o zapatillas en mal estado) son factores agravantes.
  • Falta de movilidad de la cintura pélvica: un espolón en el talón puede deberse a una falta de movilidad en la articulación sacroilíaca (que conecta la parte posterior de la pelvis con la columna). Por supuesto, esta reducción en la movilidad es generalmente unilateral, dando como resultado que el peso se distribuya de manera desigual en los pies. El talón toma una posición deficiente, la fascia plantar se “estira demasiado” y se inflama repentinamente.

Factores de riesgo que pueden promover un espolón calcáneo

  • Sedentarismo.
  • Práctica intensiva de determinados deportes.
  • Trabajos que requieran estar de pie prolongado.
  • Errores en la práctica deportiva: falta de acondicionamiento - calentamiento y estiramientos, intensidad no progresiva, sesiones no programadas, etc.
  • Usar calzado inadecuado.
  • Usar tacones.
  • Una morfología alterada del pie: pie cavo o plano, músculos de la pantorrilla acortados o un tendón de Aquiles poco flexible. 
  • Ciertas condiciones tales como obesidad, artritis reumatoide y otros tipos de artritis.

Síntomas del espolón en el talón

El espolón calcáneo se caracteriza por un dolor intenso en el talón que incrementa al caminar. Aquellos que están afectados describen la sensación de un clavo clavado bajo el talón, se siente especialmente durante los primeros pasos al levantarse o después de una posición sentada prolongada. El dolor está relacionado con la inflamación de la aponeurosis. En la gran mayoría de los casos, el dolor relacionado con la espina permanece localizado en el talón. El apoyo en el suelo es muy doloroso lo que puede provocar cojera y complicaciones en la pierna opuesta. A pesar de que estos síntomas son característicos de un espolón calcáneo sólo una radiografía del pie puede confirmar el diagnóstico.

¿Cuánto tiempo dura un espolón calcáneo?

El tiempo de curación de un espolón en el talón es de algunas semanas a algunos meses con respecto a sus síntomas, sin embargo, el espolón por sí solo no tiene la capacidad de reabsorberse o de que el calcáneo vuelva a su forma anatómica por sí sólo. Entre el 20 y el 75 por ciento de las personas no tienen síntomas después de un año o menos. No es raro tener un espolón en el talón durante 1 año o más. Aunque es molesto, no es una señal de algo más serio.

¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer un espolón calcáneo?

Un método de tratamiento no invasivo que puede cambiar la morfología del espolón y promover su eliminación con éxito es la terapia de ondas de choque, que también proporciona un alivio inmediato del dolor y contribuye a la curación de los tejidos dañados, todo dentro de un período de tiempo determinado, entre unas 6 a 8 semanas. Aunque los síntomas desaparezcan, esto no significa que las molestias no vayan a aparecer más adelante, esto es claro si los factores que las provocaron aún permanecen.

¿Cómo curar el espolón calcáneo naturalmente?

Entendemos que esto es un acúmulo de cristales de sales de calcio, que hay detrás un problema metabólico que conlleva a un exceso de estos cristales y que el cuerpo no sabe qué hacer con ellos y los depositan en esa zona de la fascia plantar que probablemente esté un poquito inflamada y que hace como de especie de imán para que todos esos cristales se depositen en esa zona.

Esta alteración metabólica puede tratarse con una correcta alimentación, una alimentación que debe de tratar de cuidar el riñón, quien va a conseguir eliminar estos cristales y que no se depositen en el tendón. Primeramente los alimentos que debes de evitar para conseguir que el riñón funcione serían la proteína animal, lácteos, carnes rojas, el marisco y los huevos, en general estos elementos no conviene abusar de ellos cuando esta un riñón disfuncional pero sobre todo cuando el riñón se está quejando ya de forma manifiesta. Elimina si puedes unos días toda la proteína animal, elimina también los dulces, los azúcares, los dulces manufacturados, la bollería, las galletas, los bizcochos, todas las cosas que llevan azúcar añadido; así como también los zumos de frutas artificiales que frecuentemente vienen con algo de azúcar añadida como todas las bebidas refrescantes, es decir, tener mucho cuidado con los dulces artificiales.

En esto no incluye por supuesto el dulce de la fruta o el dulce de las frutas secas, todos los alimentos naturales van a estar permitidos pero los dulces artificiales son muy malos para casi todos los órganos del cuerpo y afectan de forma muy especial la función del riñón. Además es necesario eliminar o reducir en lo posible la sal, no todo, si eres una persona que te gusta mucho sazonar todas las comidas intenta limitar algunos días la sal, es importante para el funcionamiento del organismo.

Con respecto al café, hay que ser un poco más drástico, hay que eliminar del todo el café unos días, ya que es una infusión altamente estresante para el riñón, reduce también la cerveza o elimínala unos pocos días, que también hace que el riñón trabaje más y luego también algunas verduras u hortalizas que son perjudiciales para riñón como el espárrago, el tomate, el pimiento, la acelga y la espinaca, bien esto sería en la lista de alimentos que debes de eliminar o reducir drásticamente.

Tratamientos para el espolón en el talón

Para tratar esta afección del pie se utilizan plantillas ortopédicas adaptadas, férulas nocturnas, tratamientos con ultrasonidos y terapia de ondas de choque, así como también los médicos suelen indicar antiinflamatorios. El estiramiento de los músculos de las pantorrillas y los pies también es muy importante para tratar los síntomas que se desarrollan en los espolones calcáneos, ya que ayuda a contrarrestar el acortamiento de los músculos. Si tienes dolor en el talón, no hace falta decir que se debe disminuir su práctica de carrera o tomar un descanso por un tiempo. Puedes practicar otros deportes como la natación o el ciclismo para reducir el estrés sobre el talón. También se recomienda prestar atención al calzado ya que los zapatos demasiado estrechos favorecen la aparición de un espolón calcáneo.

Si estas medidas no brindan el alivio esperado, el médico puede administrarle una inyección de cortisona en el área inflamada. Un método indoloro es la terapia de ondas de choque, las cuales desintegran los depósitos de calcio. Una operación se considera sólo como último recurso, si todos los demás métodos de tratamiento conservador han fallado. Pero desafortunadamente, la intervención quirúrgica tampoco garantiza la desaparición de los síntomas y no previene las recaídas.

¿Se puede prevenir?

El desarrollo de los espolones calcáneos se puede prevenir en cierta parte con los consejos que te dejo a continuación:

  • Usar zapatos con tacón bajo de ser posible no más de 4 cm, esto con la finalidad de limitar la tensión de la aponeurosis plantar.
  • Participar en actividades deportivas de manera regular y controlada.
  • Usar calzado y equipo adecuado durante una actividad deportiva.
  • Seguir un programa de entrenamiento de intensidad progresiva que incluya acondicionamiento previo al deporte.
  • Preferir terrenos semiduros para correr a diferencia de los inestables.
  • Acondicionar o calentar antes de una actividad deportiva.
  • Si practicas deporte varias veces a la semana, cambia de actividad. Por ejemplo, evite correr todos los días y alternar entre correr, nadar, musculación, ciclismo etc.
  • Mantener un peso saludable y seguir una dieta balanceada.
  • Y lo más importante, escucha las necesidades del cuerpo y dale tiempo de recuperación.
  • También es recomendable estirar la planta del pie regularmente mediante un automasaje y manipulación.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar