Tratamiento integrativo y natural para el dolor de ciática: todo lo que necesitas saber

Tratamiento integrativo y natural para el dolor de ciática: todo lo que necesitas saber
  • Imagen de Aibil Yglesias
    Aibil Yglesias
    Fisioterapeuta / Ftp. Músculo-Esqueletica / Ftp. Respiratoria

    Soy Licenciada en Fisioterapia de la Universidad Central de Venezuela y Técnico en Órtesis y Prótesis. Además, me he formado en terapia manual ortopédica, rehabilitación de suelo pélvico, rehabilitación cardíaca, fisioterapia invasiva así como diferentes herramientas terapéuticas. 

Promedio: 4.8 (4 votos)
9012
0
0

Un tirón doloroso en la espalda, que a veces se irradia hasta el pie son signos típicos de una ciática, en la cual un nervio ciático inflamado o incluso pellizcado es responsable de esto. En este artículo descubrirá cómo puede reconocer rápidamente los síntomas y qué tratamiento ofrece la fisioterapia integrativa para solucionarlo naturalmente con plantas medicinales.

¿Qué es la ciática?

Una ciática no es más que el dolor de una raíz nerviosa de un tronco nervioso que se llama el nervio ciático, los síntomas que puede provocar son fundamentalmente dolor a lo largo de la pierna en diferentes zonas porque este nervio ciático inerva la musculatura y la sensibilidad de buena parte de la pierna. Por lo que una ciática te puede provocar incluso dolor en la planta del pie o en la punta de los dedos, aunque el sitio más frecuente es un dolor en la zona del glúteo o en la parte posterior de la pantorrilla. 

Cuanto más grave, más abajo llega el dolor, por ejemplo, en la parte lateral o posterior del gemelo un dolor a veces que va acompañado de pérdida de sensibilidad, pérdida de fuerza muscular, pérdida de reflejos, sensación de cosquilleos, pero sobre todo ese dolor y sensación de tirantez de los músculos de la pierna.

Síntomas de la ciática

El nervio ciático se origina en la columna vertebral lumbar y es el nervio más largo y grueso del cuerpo extendiéndose desde el raquis hacia las nalgas, por la parte posterior de las piernas, siguiendo por los muslos hasta las rodillas y finalmente hasta los dedos de los pies. Entendiendo que el nervio afectado tiene una amplia expansión, es compresible que los síntomas se desarrollen en esas zonas, siendo los signos más comunes:

  • Dolor que se irradia desde la parte inferior de la espalda, hacia las nalgas y hasta la pierna; a veces incluso hasta los dedos de los pies. Por lo general, solo una pierna se ve afectada.
  • Dolor lumbar y de cadera que empeora con el esfuerzo, por ejemplo, al levantar un objeto pesado, a veces también al toser, estornudar o hacer fuerza.
  • Dolor lumbar irradiado acompañado de alteraciones sensoriales como hormigueo, ardor o entumecimiento o signos de parálisis en grupos musculares individuales de la pierna.

Causas de la ciática

La causa principal es la hernia discal lumbar, es la más habitual y una de las más graves. Los discos intervertebrales son placas de amortiguación cartilaginosas que se encuentran entre las vértebras de la columna. Los mismos,  cuando se someten a cargas pesadas, pueden "deformarse", sobresaliendo más allá de los cuerpos óseos vertebrales y presionando así a los nervios adyacentes. Esto puede ocurrir debido a un desgaste o deshidratación severa del disco (por envejecimiento o causas metabólicas), desbalance muscular (debido a cargas excesivas sobre la zona lumbar o sobreentrenamiento) o un accidente puede hacer que ese disco reviente de golpe, el disco intervertebral lumbar puede romperse en un punto y el núcleo gelatinoso puede escapar parcialmente y ejercer presión sobre el nervio ciático.

Pueden haber otros dolores ciáticos provocados, por ejemplo, por un espasmo del músculo piramidal, es un músculo que tenemos en el glúteo (en el fondo de la nalga), el nervio ciático que ya ha salido de la columna lumbar puede verse estrangulado por un espasmo de ese músculo, esto sería en caso de una ciática menos aguda o menos intensa. 

Origen visceral del dolor ciático

Además de las causas mencionadas previamente, hay otros factores causales en personas que no han trabajado nunca físicamente y que un día por algún pequeño esfuerzo tienen una hernia discal y eso les produce una ciática. Eso es porque había ya una predisposición a que estas vértebras se quedaran mal alineadas, se quedarán bloqueadas y provoquen aplastamiento del disco y la hernia, estos factores son los factores viscerales.

Cuando hablamos de disfunciones viscerales no se hace referencia a enfermedades pero sí a mal funcionamiento...

Cuando hablamos de disfunciones viscerales no se hace referencia a enfermedades pero sí a mal funcionamiento, por ejemplo, una irritación del intestino delgado va a provocar una hernia discal entre la cuarta y quinta vértebra lumbar, orientada al lado derecho; una alteración del riñón por estrés, por agotamiento o por alimentación va a provocar un aplastamiento del disco entre la L5 y S1 orientada al lado izquierdo. En ese sentido, las disfunciones viscerales provocan diferentes síntomas (propios de cada víscera), pero presentan uno en común que es el aplastamiento o hernia discal.

Todo el mundo siempre busca factores traumáticos o mecánicos, enfocándose solo en cual fue la última gota que desbordó el vaso, como la de levantar un pequeño peso y ahí inició la ciática, en ocasiones no hay que hacer caso a esta última gota, a ese último empujoncito que necesitaba el disco lumbar para reventar. En estos casos hay que buscar que factor ha llenado estos problemas musculoesqueléticos, y esos factores olvidados con frecuencia son las disfunciones viscerales. El funcionamiento del intestino, la disfunción del riñón, problemas ginecológicos de útero, problemas de próstata, todos estos son disfunciones viscerales que acaban provocando hernias discales y por tanto dolor ciático.

Principales disfunciones viscerales y su relación con el dolor de ciática

Las hernias discales a nivel lumbar que provocan la ciática se originan por disfunciones viscerales, por un lado, las ciáticas que se desarrollan hacia el lado derecho están relacionadas a una irritación o disfunción del intestino delgado; por otro lado, las ciáticas que se desarrollan hacia el lado izquierdo están relacionadas a una irritación o disfunción del intestino grueso y el colón irritable. 

Una alteración o irritación del intestino delgado se da por una mala alimentación o por incluso intolerancias alimentarias, hay alimentos que frecuentemente generan intolerancias e inflaman el intestino delgado; también hay aspectos emocionales que irritan como la ansiedad, la preocupación y el estrés de la vida en general. Estas situación van a provocar un bloqueo o una rigidez en la zona lumbar alta y dorsal baja (la última dorsal), que a su vez va a provocar que la zona lumbar baja tenga un exceso de movilidad, un exceso de movilidad que va a terminar por provocar bloqueos en la cuarta vértebra lumbar.

El origen visceral de una ciática derecha se puede demostrar evidentemente porque ya se presentan síntomas intestinales, por ejemplo: muchos gases, digestiones pesadas o lentas, sensación de hinchazón en la tripa, a veces estreñimiento e incluso hay personas que presentan diarreas.

Ahora bien, una alteración en el intestino grueso y el colón irritable provocado por factores estresantes, emocionales o bien provocado por factores alimentarios (normalmente coexisten los dos a la vez), y esta persiste en el tiempo se produce una rigidez en la zona lumbar alta, lo que provoca una sensación de anquilosamiento en las vértebras lumbares altas. En consecuencia, se altera la movilidad de la zona lumbar baja, sobre todo hacia el lado izquierdo, provocando bloqueos en la quinta lumbar y al cabo de tiempo estos bloqueos pueden provocar ciáticas por irritación del nervio ciático o incluso por una hernia discal lumbar.

Tratamiento integrativo de la ciática

El tratamiento integrativo para estas disfunciones viscerales va a variar según el órgano alterado y va a estar orientado a equilibrar el funcionamiento visceral para evitar que se reflejen en la espalda y que la espalda desequilibrada acabe provocando el daño discal y la ciática. Además de tratar los órganos y vísceras en disfunción, es necesario tratar las compensaciones musculoesqueléticas reflejo de estas disfunciones viscerales, para ello desde la fisioterapia integrativa se indican automasaje de los músculos de la cadera para conseguir relajar los músculos adyacentes al ciático, ejercicios de movilización del ciático (ejercicios neurodinámicos) y ejercicios de estiramiento para la zona lumbar y el músculo piramidal (por donde circula el nervio ciático).

La fisioterapia integrativa y los estiramientos específicos son particularmente útiles para estabilizar la columna lumbar, fortalecer la espalda y aliviar la tensión muscular. Además, los fisioterapeutas pueden proporcionar asistencia específica y adaptada individualmente en caso de estrés incorrecto o postura de protección presente. Si quieres conocer más sobre los tratamientos naturales desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para la ciática izquierda y derecha, te recomendamos prestarle atención a estos vídeos:

Plantas medicinales y remedios naturales

Los remedios naturales son muy eficaces para conseguir tratar y curar una ciática del lado izquierdo o del lado derecho. Por un lado, para tratar la disfunción del intestino delgado es necesaria una limpieza que abarca una nutrición de unos 15 días y unas plantas medicinales. En el caso de las mujeres con ciática con frecuencia presentan problemas de útero, manifestadas como menstruaciones dolorosas que pueden estar repercutiendo en la zona lumbar, para evitarlo se hace uso de infusiones de hierbas como cardo mariano, gayuba, cola de caballo, ortiga verde, salvia y valeriana. Es posible complementar ese tratamiento natural con extractos de ortiga blanca, manzanilla, caléndula y artemisa. Si las menstruaciones son largas y abundantes, se indican infusiones de cardo mariano, tila, azahar, valeriana, cola de caballo, salvia y espliego combinadas con caléndula, milenrama, bolsa del pastor y ortiga verde.

Si el que padece ciática derecha es hombre, la disfunción en próstata tiene un tratamiento natural con 3 infusiones diarias de romero, valeriana, gayuba, cola de caballo, castaña de indias y salvia, combinado con 10 gotas de extractos de abedul, propóleo, equinácea y ortiga verde.

La gran mayoría de las ciáticas izquierdas se producen por una alteración o disfunción del riñón provocado por una dieta incorrecta (muchas proteínas, azúcar y estimulantes como el café) que va a hacer que el riñón no funcione bien. Así como también factores emocionales como el cansancio y agotamiento por estrés, a veces la falta de autoestima también facilita que el riñón funcione mal y traslade este malestar a la espalda.

Si la ciática es izquierda tiene un tratamiento natural con 3 infusiones diarias de romero, valeriana, abedul, ortiga verde, verbena y salvia, combinado con 10 gotas de extractos de fumaria, cola de caballo y ortiga verde. Si esta ciática se debe a excesos de estrés se indican infusiones de diente de león y eleuteroco, combinado con valeriana y sulfur por lo menos durante 28 días. El colón irritable también puede originar una ciatalgia izquierda, para tratarlo naturalmente será necesario infusiones de diente de león, tila, manzanilla, hipérico, cola de caballo, salvia, valeriana y pasiflora, combinados con 10 gotas de tres extractos: avena, hipérico y pasiflora.

Si quieres conocer más sobre los tratamientos naturales desde Fiit Concept para la ciática izquierda y derecha, te recomendamos prestarle atención a estos vídeos:

 

Referencias Bibliográficas

  • Chenot JF, Greitemann B, Kladny B, Petzke F, Pfingsten M, Schorr SG. Non-Specific Low Back Pain. Dtsch Arztebl Int. 2017
  • Hayden JA, Ellis J, Ogilvie R, Malmivaara A, van Tulder MW. Exercise therapy for chronic low back pain. Cochrane Database Syst Rev. 2021
  • Bharadwaj UU, Varenika V, Carson W, Villanueva-Meyer J, Ammanuel S, Bucknor M, Robbins NM, Douglas V, Chin CT. Variant Sciatic Nerve Anatomy in Relation to the Piriformis Muscle on Magnetic Resonance Neurography: A Potential Etiology for Extraspinal Sciatica. Tomography. 2023
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 4.8 (4 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar