Anosmia o pérdida de olfato

Definición

La anosmia es una condición que se presenta comúnmente en la población debido a la incidencia de cuadros gripales en las personas y la cual se manifiesta con la interrupción completa de la capacidad de oler. Es decir, que los receptores del olfatos pueden estar alterados.

Los sentidos son los que le permiten al ser humano captar los diferentes estímulos que involucran al tacto, olfato, vista, oído y el gusto. Por eso cuando se dañan nervios, las estructuras del sistema nervioso que la coordinan o los propios órganos que reciben este tipo de señales, encontramos síntomas y signos clínicos que nos hacen sospechar del daño.

Y unos de esos es la parestesia, sordera, agnosia, ceguera, dificultad para percibir sabores y la denominada anosmia.

"Es el término usado para referirse a la pérdida de olfato que puede ser permanente o solo durante un tiempo determinado"

¿En qué consiste la anosmia?

La anosmia consiste en la pérdida de la capacidad que tiene la persona para percibir el olfato, por lo que afecta la captación de los diversos olores y en ocasiones puede estar acompañado de alteraciones en el gusto y de disminución en la habilidad de detectar los diferentes sabores que se encuentran en los alimentos que consumimos diariamente.

¿Cuáles son las causas de la anosmia?

Muchas patologías pueden producir pérdida de olfato, por lo que son las que van a determinar si la anosmia es por un tiempo determinado o si es de por vida. Por ejemplo, los refriados y los cuadros gripales son desencadenantes pero esto se mantiene solo mientras está el virus, en cambio las lesiones del lóbulo temporal y del bulbo olfatorio si pueden generar una alteración del olfato de manera permanente.

Además, lesiones como los traumatismos en la cara, el uso prolongado de ciertos medicamentos, la enfermedad del COVID-19 y problemas originados durante la gestación también pueden ser considerados por el médico como un causante de esta condición.

"Entre las causas de la anosmia están la enfermedad del COVID-19, las gripes y los golpes en la cara"

¿Cómo diagnosticar la anosmia?

Al igual que otras alteraciones que involucran a los sentidos, la anosmia debe ser diagnosticada por el médico especialista mediante la evaluación y la realización de exámenes específicos que valoren la cabeza y la cara, así como las estructuras que se encuentran adyacentes.