Magnetoterapia o terapia magnética

Definición

La magnetoterapia es un tipo de intervención complementaria usada en rehabilitación, en la cual se utilizan imanes acompañados de corriente eléctrica, para lograr disminución de ciertas lesiones desde el interior del cuerpo.

La fisioterapia es una rama del área de la salud que se encarga de lograr la recuperación de diferentes tejidos corporales, mediante la aplicación de diversas intervenciones terapéuticas. Esas técnicas pueden ser la electroterapia, hidroterapia, TENS, Bobath, FNP, magnetoterapia, técnicas manipulativas, entre muchas más.

"La magnetoterapia no duele ni necesita ser aplicada en contacto con el cuerpo del paciente"

¿Cómo se usa la magnetoterapia?

Los equipos de magneto pueden ser de baja frecuencia o alta frecuencia, y están conformados de campos magnéticos e imanes, que tienen la finalidad de generar en el organismo movimientos constantes, con los cuales se produzcan diversos efectos terapéuticos. En este tipo de terapia, en la cual se introduce a la persona dentro del equipo, se deben seguir estas instrucciones:

  • No se debe realizar después de haber comido.
  • No se pueden tener celulares, tarjetas, metales ni accesorios.
  • El tiempo de tratamiento oscila entre 30 y 60 minutos, dependiendo de la patología.
  • El numero de sesiones cambia dependiendo de si es aguda o crónica.

¿Para qué sirve la magnetoterapia?

Este tipo de terapia es usada como tratamiento de fisioterapia en diversas áreas del cuerpo, ya que tiene múltiples beneficios. Las patologías en las que más se emplean los campos magnéticos, son los siguientes:

  1. Lesiones de la piel, como heridas, dermatitis y psoriasis.
  2. Para consolidar fracturas.
  3. Fibromialgia y en Síndrome Doloroso Regional Complejo, con el fin de regular los patrones del sueño.
  4. Golpes, contusiones y hematomas.
  5. Dolor vertebral.
  6. Patologías del sistema musculoesquelético, como la bursitis, tendinitis y artrosis.
  7. Alteraciones en el metabolismo óseo, como la osteoporosis.
  8. Cefalea tensional.

¿En que casos no se indica la magnetoterapia?

Ahora bien, aunque es una terapia que brinda amplios beneficios para el tratamiento de diversas patologías, existen ocasiones en los cuales no se debe ser administrado. Por ejemplo, aquellas personas con hemorragias, menstruación, embarazo, baja tensión arterial, que tienen los valores de la hemoglobina muy disminuidos y aquellas personas que posean marcapasos o dispositivos auditivos, no deben ser sometidas a este tipo de tratamiento.

"La magnetoterapia es un complemento de la rehabilitación que es generada gracias a equipos con campos magnéticos"

¿Qué beneficios tiene la magnetoterapia?

En cuanto a los beneficios, sabemos que la magnetoterapia puede generar efectos en diferentes tejidos corporales. Siendo los más destacados los siguientes:

  • Efecto relajante en los tejidos musculares.
  • Aumenta el metabolismo celular, y por ende cicatriza y ayuda en la osificación.
  • Genera vasodilatación y contribuye con efecto antiinflamatorio.
  • Disminuye el dolor, mediante la interrupción momentánea de la conducción sensitiva.
  • Produce un aumento en el colágeno.
  • Ayuda a regular el sueño.
  • Y finalmente, a nivel nervioso, tiene efecto en la migración de los axones.