Malformación de Arnold-Chiari

Definición

La malformación de Arnold Chiari es una afección en la que el cerebelo sobresale y ocupa parte del espacio de la médula espinal.

El cerebelo es una zona del encéfalo encargada de la coordinación muscular y algunos movimientos involuntarios, por lo que recibe órdenes del cerebro y las conecta con el aparato locomotor mediante la médula espinal. 

"Afección en la que el cerebelo sobresale y ocupa parte del espacio de la médula espinal."

¿Cuáles son los tipos de malformación de Arnold Chiari?

La malformación de Arnold Chiari se clasifica en 4 tipos: Chiari tipo I en esta se encuentran descendidas solo las amígdalas cerebelosas, las Chiari tipo II descienden las amígdalas más la parte inferior del vermis e incluso la parte inferior del IV ventrículo del cerebro, está asociada con la espina bífida abierta e hidrocefalia; se caracteriza por aparecer en los niños.

Por otra parte en la malformación de Chiari tipo III se ve afectado todo el cerebelo el cual está descendido generando un encefalocele occipital y en el Chiari tipo IV hay una hipoplasia del cerebelo. 

¿Por qué se produce la malformación de Arnold Chiari?

Las causas de esta malformación no son totalmente exactas, por que se cree que se debe a fallas o alteraciones en el desarrollo embrionario o a procesos infecciosos, traumatismos o intoxicaciones. 

¿Cuáles son los síntomas de la malformación de Arnold Chiari?

Los síntomas que se manifiestan son muy variados, y depende del tipo de malformación. pero generalmente la mayoría de los pacientes se encuentran asintomáticos.

Algunos de los síntomas son la cefalea ( dolor de cabeza), dolor irradiado hacia los miembros superiores producto de la compresión de la médula espinal, mareos, dificultad visual, vértigos, disfagia, disfonía, paresia del hipogloso, nistagmo, así como ataxia, disartria, debilidad muscular, presencia de escoliosis y espasticidad

"Generalmente la mayoría de los pacientes se encuentran asintomáticos."

¿Cuál es el tratamiento para la malformación de Arnold Chiari?

Los pacientes que se encuentran sin síntomas no requieren de tratamiento, en el caso de los que si refieren algún tipo de síntomas se les suele medicar analgésicos para aliviar el dolor.

En los casos que existe alteraciones funcionales y el progreso de la enfermedad es evidente se utiliza la cirugía como medio de tratamiento tales es el caso en la presencia de mielomeningocele, siringomielia, escoliosis severa o hidrocefalia.