Osteonecrosis

Definición

La osteonecroisis es una enfermedad que hace referencia a la falta de flujo sanguíneo en el tejido óseo (hueso) haciendo que este se deteriore de forma rápida y muera.

Los huesos son la parte rígida del aparato locomotor, y aunque son estructuras duras no escapan de sufrir lesiones o enfermedades tales como las fracturas, osteoporosis, osteonecrosis entre otras. 

"Falta de flujo sanguíneo en el tejido óseo (hueso) haciendo que este se deteriore de forma rápida y muera."

¿Cuáles son las causas de la osteonecrosis?

La osteonecrosis puede estar causada por la utilización prolongada de medicamentos esteroideos o el consumo excesivo de alcohol.

También puede generarse por una enfermedad vascular o por un traumatismo grave como las fracturas o dislocaciones que afecten el riego sanguíneo del hueso producto de daños en los vasos sanguíneos.

Por otra parte puede desencadenarse producto de otras enfermedades asociadas a lesiones en el hueso como lo es la osteoporosis

¿Cuáles son los síntomas y signos de la osteonecrosis?

La osteonecrosis a medida que avanza suele generar fracturas recurrentes, sobretodo en los huesos que se encargan de soportar peso como en la cadera. Asimismo el dolor es otro síntoma presente en esta afección, este es referido justo sobre el área afectada y en las zonas adyacentes a ella, además se exacerba con el movimiento y disminuye durante el periodo de reposo.

Generalmente la osteonecrosis suele afectar los huesos de la cadera, hombro y rodilla. 

"Suele afectar los huesos de la cadera, hombro y rodilla."

¿Cuál es el tratamiento para la osteonecrosis?

El tratamiento de la osteonecrosis dependerá de los síntomas presentes. El del tratamiento conservador se basa en la medicación de fármacos antiinflamatorios y analgésicos, en conjunto con la disminución máxima de las actividades que venia realizando el paciente así como las situaciones de estrés que puedan agravar los síntomas de dolor o fracturas.

Dentro del tratamiento conservador también se incluye la fisioterapia con el objetivo de disminuir los síntomas como el dolor e inflamación, además de ayudar hasta cierto punto a mantener el rango de movilidad de la articulación afectada, así como la fuerza muscular de los segmentos adyacentes a la zona lesionada.

Por otra parte están los procedimientos quirúrgicos que hasta cierto punto ayudan a evitar la progresión de la lesión en el hueso, entre ellas la descompresión del núcleo, el injerto óseo, la osteotomía y las sustituciones totales de la articulación.