La salud nuestro tesoro

La salud nuestro tesoro
Promedio: 5 (1 voto)
3043
170
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Cuando somos jóvenes no nos damos cuenta de lo importante que es la salud y tendemos a malgastarla. Con los años y las experiencias aprendemos a valorarla hasta convertirla en el mayor de los bienes. ¿Es posible potenciar nuestra salud y vivir en bienestar? Os dejamos aquí una antigua receta para conservar la salud que puedes utilizar en tu día a día.

Cuida tu salud y tu espalda con la cura tibetana del ajo 

Te explicamos en este vídeo los beneficios del ajo para tu salud.

¿Qué tiene el ajo para aportar a nuestra salud?

El ajo tiene varias propiedades que lo hacen un alimento indispensable en nuestra dieta:

  • En cuanto al colesterol: el consumo de ajo hace que baje el colesterol malo, que suba el colesterol bueno y que disminuya el nivel de triglicéridos (nivel de grasa en la sangre).
  • En cuanto a la tensión arterial: el consumo de ajo regula nuestra tensión, sobre todo en problemas de tensión que son recientes.
  • En cuanto al sistema inmune: el consumo de ajo estimula el sistema inmunitario. Al ajo se le conoce en diversos estudios por ser reconocido como un potente antivírico (es decir, destruye a los virus) y antibacterial (destruye bacterias). Es también antiséptico (es ideal para limpiar heridas).
  • En cuanto a los tóxicos del organismo: el consumo de ajo es capaz de limpiar de toxinas a nuestro cuerpo. La limpieza de toxinas con ajo tiene un efecto colateral: la pérdida de peso.
  • En cuanto a la artrosis: el consumo de ajo evita la artrosis a  través de la eliminación de toxinas y la estimulación de la microcirculación de las articulaciones.

Cura tibetana del ajo: remedio para muchos males

Ya te describimos los beneficios del ajo pero, ¿cómo incluir el ajo en nuestro día a día para obtener éstos beneficios? Pues existe una antigua cura tibetana ue te servirá para empezar a incluir el ajo como remedio. Necesitarás:

  • 350 gramos de ajo bien picado
  • ¼ de litro de aguardiente o alcohol (apto para el consumo humano, 70 grados)

Mezcla el ajo picado y el ¼ de litro de aguardiente. Déjalo 10 días en la nevera reposando. Tras 10 días filtra el líquido y guárdalo. Tendrá un color verdoso, es totalmente normal.

¿Cómo consumirlo? Observa el siguiente cuadro:

Tomarás el número que indique la tabla en gotas en el desayuno, el almuerzo y la cena respectivamente. Fíjate que al llegar al día 13 tienes que tomar 25 gotas tanto en el desayuno, almuerzo y cena, y continuarás tomando las mismas 25 gotas en las 3 comidas hasta que se acabe la preparación que realizaste (aproximadamente dura 2 o 3 meses). Atención: si tienes problemas de estómago realiza este tratamiento con cuidado, ya que la preparación puede incrementar los síntomas de tu problema.

Esta es una forma cómoda y  sencilla de obtener todos los beneficios de ajo y mantenernos saludables. Para mucha más información y consejos acerca de alimentación y otros temas no dudes en seguirnos.

¿Te ha gustado la infografía? ¡Valórala!
Promedio: 5 (1 voto)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar