Nuestra postura y nuestro estado emocional están íntimamente relacionados, descubre por qué

Nuestra postura y nuestro estado emocional están íntimamente relacionados, descubre por qué
Promedio: 5 (2 votos)
7214
146
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

El cuerpo es el filtro que da color a lo que vemos, oímos y aquello que nos sucede. Es por eso que la postura está tan ligada con nuestra "forma de ser".

Postura corporal. Las gafas que tiñen la realidad

Presento en este vídeo, una visión personal sobre la importancia e influencia de la postura corporal sobre la manera de ver, sentir y vivir la realidad y cómo un cambio en esta postura corporal, por pequeño que este sea, va a dar lugar a una distinta forma de ver cualquier cosa que miremos:.

La próxima vez que te sientas triste y deprimido, préstale atención a tu postura. Según los científicos cognitivos, es probable que estés en una posición desplomada con el cuello y los hombros flexionados hacia adelante y la cabeza mirando hacia abajo.

Relación entre la postura corporal y el estado emocional

Si bien es cierto que vas a estar sentado de esta manera porque estás triste, también es cierto que estás triste porque estás sentado de esta manera. Esta filosofía se centra en que la relación entre la mente y el cuerpo se ejecuta en ambos sentidos, es decir, nuestra mente influye en la forma en que nuestro cuerpo reacciona pero la forma de nuestro cuerpo también activa nuestra mente.

Cuando se trata de la postura, se habla de que tiene mucho que ver con las asociaciones que tenemos con ser más alto. Por ejemplo, tenemos dos personas sentadas cada una en una silla, a una le pedimos que se pare sobre la silla y a la otra que simplemente se levante de la silla, el que está sobre la silla se sentirá con más poder debido a estas asociaciones con respecto a la altura y el poder. La función de la postura corporal le dice al cerebro qué tanto poder tienes, lo cual a su vez afecta tu actitud.

En una serie de experimentos se encontró que sentarse en una posición desplomada hace que sea más fácil la aparición de pensamientos y recuerdos negativos, mientras que sentarse en una posición altiva hace que sea más fácil tener pensamientos y recuerdos de fortaleza.

Ya que la postura corporal afecta tanto a nuestro estado emocional como a los pensamientos, es razonable pensar que el aumento de las posiciones desplomadas en nuestra vida diaria –sentarse frente al ordenador y mirar hacia abajo en nuestros teléfonos inteligentes– han tenido un efecto sobre el aumento de la depresión en los últimos años. Por lo tanto, diversos estudios sugieren que la postura es un importante contribuyente tanto a la disminución de los niveles de energía como a la depresión. Además, que las posiciones encorvadas resultan en frecuentes dolores de cabeza, cuello y hombros.

Con tantas investigaciones que prueban la influencia de la postura corporal en nuestros estados emocionales, se sugiere que cuelgues fotos en las paredes de tus seres queridos un poco más arriba de lo que lo sueles hacer de modo que para poder verlas tengas que levantar la mirada. Además, ajusta tu espejo retrovisor ligeramente más hacia arriba para que tengas que permanecer erguido mientras conduces. En resumen, es mucho lo que puedes hacer para mejorar tu estado emocional junto con tu postura corporal y viceversa.

¿Te ha gustado la infografía? ¡Valórala!
Promedio: 5 (2 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar